• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: "Cementerios rememorados, Isla Canguro, Australia"

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 07 Febrero 2020. Publicado en Andrea König Fleischer, Columnistas BCS , Crisol Internacional, Cultura, Política, Sociedad

Resultado de imagen de isla canguro incendios

Al revisar textos sobre el Desarrollo Humano, encontré recientemente la metáfora del “Cementerio de los elefantes”, usada en diversos contextos tanto de política, economía y también en el entorno socio-ambiental; alusión basada originalmente en una leyenda africana que cuenta que “cuando los paquidermos sienten que la muerte está cerca, abandonan la manada y guiados por el instinto, se dirigen a un lugar que solo ellos conocen donde se amontonan las osamentas de sus ancestros.” Hoy, en la psicología moderna, esta leyenda se proyecta hacia la acumulación de pensamientos negativos, que, en vez de ser disipados y superados en tiempo, nos pueden guiar a un precipicio y a un final similar al “Cementerio de elefantes”, donde la muerte se nutre y se reproduce.

Muy recientemente y no tan apartado de este posible contexto, tan dramático y adverso se han multiplicado las escenas de sufrimiento y la trágica situación de cientos de especies silvestres en Australia y también en sus islas circundantes, como ha sido el caso de la Isla Canguro que se ubica a más de 100 km al Sudoeste de la ciudad de Adelaide, justo en el Golfo de San Vicente y que es  la tercera isla más grande de ese  subcontinente. Esta isla cuenta con una superficie de 150 km de largo y una anchura oscilante entre los 900 m y 57 kms. Comprende casi 4,500 km²  de extensión territorial y es donde han ocurrido durante los últimos meses parte de los incendios forestales más descomunales y trágicos de esa región.

Históricamente se sabe que isla Canguro fue poblada originalmente hace 11 mil años al menos, por aborígenes australianos que desaparecieron paulatinamente en el año 200 A.C. Igualmente  muchos siglos después, en el XIX, se convirtió en la tierra prometida de inmigrantes y “busca fortunas” de muchas nacionalidades, predominantemente de: Inglaterra, Escocia, Irlanda, Italia y más tarde también de Oriente, especialmente China.

Indudablemente en tiempos modernos la Isla Canguro se volvió también famosa entre sus visitantes que en promedio oscilaron en los 200 mil por año y que habían disfrutado  de sus manjares: como las langostas marinas, miel, que de hecho proviene del santuario de las abejas  más antiguo del mundo, ya que originalmente fueron traídas desde Liguria, Italia. La Isla  además  generó y mantuvo la  producción de deliciosos vinos regionales que han alcanzado fama mundial. Asimismo, Isla Canguro cuenta con la única destilería de aceite de Eucaliptus del Sur de esa región de Australia y un tercio de la isla se compone de parques nacionales o zonas protegidas, como lo son: el Parque Nacional Flinders Chase, Bahía Seal y Cabo Ganteheaume, además  de las áreas protegidas de Cabo Bougier Wilderness y el Barranco deCasoars Wilderness que desafortunadamente se volvieron los ardientes escenarios de una catástrofe natural de incendios sin precedentes y de la que todos hemos sido tristemente testigos. Hoy este “zoológico sin cercas” como había sido nombrado y admirado por el mundo, apenas inicia su recuperación del desastre cuyas cicatrices dolorosas son de un duelo ecológico que apenas van sanando lentamente. El recuento de los daños de las últimas semanas solamente en la Isla Canguro asciende según el Gobierno Australiano a: dos personas que perdieron la vida, la destrucción de 56 casas, la afectación de cientos de edificios y para muchos  el drama no termina ahí sino que empieza cuando vemos las imágenes de la NASA, mostrando las áreas quemadas en el oeste de la isla, incluido el Parque Nacional Flinders Chase, donde los incendios fueron provocados inicialmente de manera natural por los rayos. Este parque era normalmente conocido como un lugar popular para observar al ornitorrinco, una de las especies más carismáticas y queridas de Australia y del mundo.  Además, “Los ecologistas estiman que alrededor de 25,000 koalas de la Isla Canguro han muerto por los incendios, lo que representa la mitad de la población de marsupiales de la isla”. La isla alguna vez fue considerada como un refugio seguro para los koalas porque la población allí estaba libre de la bacteria Clamidia, una enfermedad infecciosa que puede causar ceguera, infertilidad y muerte y que aún prevalece entre los koalas residentes en el continente y que ahora requieren de especial atención para recuperarse.

Las imágenes alarmantes de las llamas ardiendo en Australia durante meses, arrasando todo a su paso, casas y pueblos enteros, así como la labor heroica e incansable de los bomberos y cientos de voluntarios han circulado por todo el mundo causando “notas amarillas” y  sensacionalismo por un lado y por el otro,  verdadera preocupación y solidaridad de la comunidad internacional. Según las fuentes oficiales en todo Australia, se han quemado más de 7,3 millones de hectáreas de tierra, en gran parte de matorrales, bosques y parques nacionales, hogar de la preciada  y admirada  vida silvestre endémica de ese país y de acuerdo con el último reporte de la Universidad de Sidney, casi 500 millones de animales en el estado de Nueva Gales del Sur han sido afectados por los incendios. ES  POR ELLO QUE ES LA HORA DE HACER CONCIENCIA REAL Y NO SIMULADA SOBRE LAS CAUSAS Y CONSECUENCIAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO, DE LA ACCIÓN HUMANA DESENFRENADA, QUE EJERCE PRESIÓN SOBRE LAS ESPECIES, SUS HABITATS Y TAMBIEN SOBRE MUCHOS DE NUESTROS RECURSOS.  

Los hechos y daños  casi irreversibles en Australia suenan como la última campanada, considerada por algunos como ya muy tardía  y a la vez muy lejana para otros, siendo sin duda una lastimosa llamada para todos  en el mundo ya que LA ADVERTENCIA ES REAL. No necesitamos más leyendas y mitos sobre cementerios de animales y tampoco cargar nuestra mente con más pensamientos negativos, sino palpar la realidad construyendo y fortaleciendo la capacidad de INFORMARNOS con objetividad… para PREVENIR y  ACTUAR antes que sea demasiado tarde. Hoy la Isla Canguro poco a poco se levanta  de sus cenizas, reconstruyéndose como el resto de Australia, erigiendo un “Cementerio rememorado” sobre lo perdido y llorado, un vestigio real y fehaciente para la conciencia humana que aún tiene la oportunidad de  despertar.

 

P.S.: https://www.unabrevehistoria.com/2008/05/cementerio-de-elefantes.html

https://cnnespanol.cnn.com/2020/01/08/un-tercio-de-la-isla-canguro-un-paraiso-para-la-vida-silvestre-rara-se-ha-quemado-en-los-incendios-forestales-de-australia/

https://es.euronews.com/2020/01/07/isla-de-los-canguros-el-paraiso-australiano-calcinado-por-las-llamas

https://elordenmundial.com/inmigracion-australia/

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.