• werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: “La noche más larga de Cuba- Ayer y hoy”

Escrito por Andrea König Fleischer en Lunes, 12 Enero 2015. Publicado en Cultura, Economí­a, Historia, Sociedad

Cuando de noches largas se trata, las del invierno indudablemente se pueden volver eternas y  más en las regiones del Norte, donde la luz del día dura  apenas escasas horas y la nieve y el hielo cubren los paisajes durante meses. Pero en el Trópico las cosas suelen ser distintas; sin embargo,  no lo fue así la noche de San Silvestre y especialmente la  noche de fin de año en 1958, en la hermosa isla de Cuba conocida como la  “Perla del Caribe”, donde ocurrió uno de los  golpes de estado  más memorables de la historia contemporánea contra un sistema corrupto e injusto. Revuelta histórica suscitada a escasos 150 km y contra intereses conocidos de los Estados  Unidos. Fue la noche cuando un joven guerrillero de apenas 31 años llamado Fidel Castro, con un revolver en la mano bajó de las zonas boscosas de la Sierra Madre cubana a la planicie para liberar al su país de una tiranía, encarnada por el General Batista y su gabinete, regresando victorioso medio año después a bordo de un Cadillac, con una metralleta y 500 soldados como líder de la Revolución Cubana, encarnando además y sin lugar a dudas un nuevo símbolo de liberación política.

Hay opiniones que señalan  que aquel golpe de Estado de la noche del 31 de Diciembre de 1958 en La Habana representó la última aventura política  de aquella generación, la victoria  de un puño de soñadores sobre la  maquinaría truculenta de un estado policiaco, que se convirtió en un emblema político: donde la presa se volvió cazador  y el soldado revolucionario regresó  como misionero del  Socialismo, teniendo entonces,  uno de los más fervientes y necesarios romances con el Kremlin. Durante aquella larga noche del Año Nuevo, en medio de una fiesta de excesos y vicios, celebrada en  presencia de la  “crema y nata” cubana y uno y otro capo de la Mafia  norteamericana  como Lansky en el Hotel “Habana Libre”, estalló la  feroz lucha contra el Capitalismo y la supresión,  bajo el sueño de una “Cuba Libre”. La Habana hasta entonces había sido un colosal imperio de la Mafia norteamericana, uno de los grupos más importantes e influyentes del mundo en su tiempo, con el claro consentimiento explicito de una selecta élite de funcionarios del  gobierno del dictador Batista, lo que permitía entre otros, el lavado de dinero ilegal desde Estados Unidos, el procesamiento y negocio de diamantes y oro  procedentes del contrabando y el manejo preferencial de una red de casinos, famosos hoteles, cabarets y restaurantes, dónde ocurrían todos los ilícitos  imaginables e inimaginables en aquella época.  Así, el 10  de enero de 1959,  se desplomó la tiranía batistiana (1952-1958), fruto del incruento golpe de Estado-  donde murieron sólo tres militares y no hubo derramamiento de sangre entre la población civil, siendo aceptado por la sociedad cubana sin otra oposición que la de grupos estudiantiles de la Universidad de La Habana poniéndole fin a los abusos de un corrupto poder.  Posteriormente al triunfo de la Revolución iniciada en esa memorable noche de año nuevo  en los principios de 1959,  el entonces  nuevo Comandante Fidel Castro inició la  expropiación y nacionalización de las industrias y negocios privados, para volverlos  colectivos, así como también sintonizó  los medios de prensa y televisión en una sola estación  contraria a los estadounidenses; la respuesta norteamericana no tardó mucho y decretó un embargo comercial  al país vecino como una de las consecuencias inmediatas. La Guerra Fría entre EUA y la USSR que ya se encontraba en un momento agudo y la Crisis de Cuba agravaron las tensiones entre las dos principales fuerzas políticas del mundo en esa época y más aún  cuando el nuevo gobierno cubano permitió la presencia y el almacenamiento de armas nucleares  de  la Unión Soviética  sobre el espacio isleño.

Desde entonces Cuba ha pasado por muchas situaciones difíciles que van de desde invasiones frustradas como la de Bahía de Cochinos, aunadas a múltiples  amenazas políticas, un sinnúmero de atentado con el líder la Revolución Cubana  y castigos económicos del exterior,  además del éxodo de los mismos cubanos  por miedo a represalias del nuevo gobierno socialista  y paradójicamente en la búsqueda de su libertad  en los Estados Unidos

No cabe la menor duda de que Cuba simboliza una de las últimas  fortalezas históricas del Socialismoy  quesiempre ha estado en las noticias internacionales para  bien y ejemplo de - los temas de educación y salud ;  como también para  mal por  violación de los derechos humanos y opresión política, persecución política, incluso de   mujeres, censura a la libre expresión y tanto por los embargos como especialmente por la  desaparición de la USSR, una notoria escasez de alimentos y otras necesidades básicas en su población. Por ello,  existen opiniones y testimonios que el principio de 1959 fue un momento en el que la “siembra de esperanzas de un país mejor, sólo resultó la cosecha de destrucción material, sufrimiento, sangre y terror” y será tarea del crítico lector de formar su propio juicio sobre el antes, durante y después de la Revolución Cubana

A pesar de todo, resulta ser una excelente noticia  para el mundo entero que  para este principio de Año Nuevo del 2015 y después de  medio siglo de tensión política, hostilidad y desconfianza mutua entre Cuba y los Estados Unidos, que  bajo la discreta pero muy  decidida mediación del Papa Francisco, como primer pontífice latinoamericano de la historia, se busque lograr una reconciliación entre ambas naciones y así  enterrar uno de los conflictos ideológicos más añejos de la historia contemporánea. El actual Gobierno cubano bajo el mandato de Raúl Castro, hermano de Fidel, ha  apoyado nuevas reformas políticas  y ha permitido una nueva apertura comercial y social, garantizando nuevas libertades que no se habían podido vivir en la isla por décadas, como por ejemplo:  la adquisición de un automóvil propio, una mejora económica, la liberación paulatina de presos políticos…Así, bajo el sol del Caribe, entre incomparable música, Mojitos, ron, caña de azúcar, tabaco y puros, y  la  sombra de Fidel Castro, del Che Guevara y  de las ya épicas obras de Ernest Hemingway,  se perfila un nuevo sueño de vida, alejándose cada vez más del ideal de un “socialismo tropical”, las actuales condiciones de vida de los más de 11 millones de cubanos que habitan en  la isla más grande del Caribe que se encuentran ante la necesidad imperativa de ser mejoradas, modernizadas y emancipadas a su propio ritmo y voluntad, para entonces  poder vivir noches largas en la  libertad infalible por el resto de sus vidas…

 

 

P.S. Más sobre la historia de la Mafia en Estados Unidos y Cuba

 http://xn--caribea-9za.eumed.net/lansky-batista-y-el-bajo-mundo-de-la-mafia-norteamericana-en-cuba-desde-1934-hasta-1958/

http://www.jornada.unam.mx/2014/12/18/politica/010n1pol

Discurso de Fidel Castro:http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1959/esp/f150159e.html

Los cambios que se esperan para Cuba en este 2015: http://www.bbc.co.uk/mundo/blogs/2014/12/141231_

 

http://www.jornada.unam.mx/2014/12/18/politica/010n1pol

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.