• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Cultura empresarial: CUESTIÓN DE ENFOQUES

Escrito por Jorge Alberto Vale Sánchez en Sábado, 02 Marzo 2019. Publicado en Columnistas BCS , Cultura Empresarial, Cultura Empresarial, Desarrollo organizacional, Jorge Alberto Vale Sanchez, Jorge Alberto Vale Sanchez

Es frecuente que en una institución nos encontremos con dificultades para lograr que una reunión de trabajo alcance a concretar el objetivo deseado. Es decir, no resulta fácil que un equipo de trabajo dentro de una organización, como es un consejo, un comité, una asamblea de representantes o la junta directiva,  llegue a concretar sus objetivos. Ello depende en buena medida de lograr “enfocar” la atención de los participantes hacia la meta común. Desde luego que lo anterior recae en mucho sobre los integrantes del equipo y también en quienes lo dirigen. Por ejemplo, el número de personas que integran la organización, la formación profesional de estas personas, su experiencia, afinidad y compromiso hacia la institución, la claridad de los objetivos buscados, etcétera.

            Los seres humanos contamos con la capacidad de “enfocar” nuestra atención hacia objetos, imágenes, sonidos y otros objetos en particular, aun cuando el medio nos presente una gran diversidad de ellos para elegir. Podríamos ejemplificar lo anterior tomando como modelo las acciones y trayectoria recorridos por cada uno de nosotros en una mañana común, desde que nos dirigimos de la casa al trabajo con el ánimo de llegar temprano y empezar un día efectivo. Nuestra atención se encuentra enfocada en llegar hasta el punto final, que es el lugar donde se encuentra nuestro centro de trabajo. Dado que el enfoque es claro y preciso —es decir, llegar a la oficina— no importa que en el camino encontremos diversos obstáculos menores o mayores. Nos será fácil encontrar alternativas para evadir dichos obstáculos y lograr el rumbo hacia el objetivo deseado, por ejemplo al decidir tomar calles de un solo sentido o evitar un semáforo dando vuelta antes de llegar a dicha calle, o bien tomar rutas lejanas de manifestaciones o estancamientos y hasta evitar exhibiciones que puedan llamar nuestro deseo de quedarnos a observar algún espectáculo momentáneo. Es decir, una vez enfocada nuestra atención nos es fácil decidir sobre alternativas que nos permitan salvar los obstáculos y encontrar caminos que nos lleven con el menor esfuerzo hacia el objetivo deseado.

            En el plano organizacional, de la misma manera, es de vital importancia lograr “enfocar” la atención de los integrantes de la institución hacia  objetivos claros y precisos. Sin embargo es común encontrar actitudes mentales reactivas que tienden a  enfocarse mas en los obstáculos que nos detienen para alcanzar las metas deseadas que en los pasos que nos acercan a su consecución.  Así sucede con discusiones y debates que alargan las reuniones de trabajo alejándonos de los temas centrales y poniendo mucha energía, tiempo y trabajo en las razones por las que no se alcanza el éxito institucional. Por otro lado, el contar con una actitud mental creativa permite enfocar totalmente la atención hacia donde deseamos movernos para alcanzar el fin esperado. De aquí que sea de vital importancia al diseñar  misión, metas u objetivos específicos, buscar alcanzar que estos proporcionen un punto focal de atención lo suficientemente atractivo como para que que nos llame a volverlo el centro de nuestra atención y permita desvanecer a su lado los obstáculos que resten “enfoque” y puedan distraer nuestra atención.

            Es importante tomar en cuenta que hay una tendencia natural a dirigir nuestros sentidos y por tanto nuestras acciones hacia donde enfocamos nuestra atención. Así también, cuando enfocamos nuestra energía en los obstáculos existentes en el camino para lograr nuestra meta, gastamos tiempo y energía de forma innecesaria, en vez de dirigirnos hacia el objetivo preciso hacia donde queremos llegar. También relevante es reconocer que cuando nuestro enfoque es claro y preciso hacia el objetivo deseado, hacemos todo lo necesario para alcanzarlo utilizando integralmente nuestro esfuerzo y a la vez minimizando las energías necesarias para no desperdiciar trabajo en su alcance.

Acerca del Autor

Jorge Alberto Vale Sánchez

sqeee

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.