• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

El gigante de Los Cabos

Escrito por Ramón Ojeda Mestre en Lunes, 29 Enero 2018. Publicado en Columnistas, Cultura, Opinión, Política, Sociedad

A borbotones, se nos vienen encima las buenas noticias de logros y acciones de la sociedad civil en La Paz, en Loreto, en todo el estado de Baja California Sur, abriendo el año con la noticia de que Eligio Moisés Coronado, el Cronista emérito de todas las Californias, acaba de ser designado como corresponsal de la Academia Mexicana de la Lengua en nuestra entidad meridional o austral y el grupo Cahel se manifiesta en vertiginosa actividad y nos regalan a diario con aportaciones sorprendentes de este grupo selecto de Californios Amigos de la Historia y los Estudios Locales, A.C., ofrecen teatro, conciertos, exposiciones de pintura extraordinarias como la de los Caligramas de Elisa Salas, o las conferencias y presentaciones de libros en la brillante UABCS con Gustavo Cruz de Rector incansable y prudente y en el Instituto Sudcaliforniano de Cultura o la maestra Elizabeth Acosta Mendía en el Archivo Histórico del estado y Fernando Oscar Adams Ruiz o Francisco López Gutiérrez de Escritores Sudcalifornianos A.C. y el Arq. Eugenio de la Cruz en sus andanzas e inquietudes. Y sólo menciono, al boleo, al garete o al pairo, los que se me agolpan en mi maltrecha sesera (a Confesión de parte relevo de prueba) y no olvido a Luis Domínguez Bareño o al pintor Omarcillo Valiente y al maestro Raúl Leal. En fin.

La Paz tiene una larguísima tradición cultural. Nació con esa impronta que mucho le honra y nos enorgullece y tal vez en mucho ha colaborado su emblemática escuela Normal y sus logias masónicas o sus antiguos misioneros y conquistadores, pero lo que hoy quiero destacar es el fenómeno, sin precedentes, del crecimiento agigantado de los remolinos culturales de los cabos y les invoco como remolinos espirálicos y no como remansos, porque te avasallan, te ponen a girar como rehilete en la tormenta intelectual y de sensibilidades.

Ya sales de una función de cine de arte organizada por Salvador Alvarado en el grandioso edificio del Pabellón Cultural de la República, Nabor García Aguirre, cuando te vas a una presentación de libro con el Conde Narro respecto a la obra de George Orwell en el Macondo que dirige Vico Caballero quien a su vez te sorprende con el análisis con bisturí del Pedro Páramo de Juan Rulfo y, de improviso, te arrepientes de no haber ido a escuchar a la culta y señorial Claudia Velo en Plaza Paraíso cuando presentó la obra de Monardo el pintor, Claudia Velo es de las mujeres más cultas y trascendentes de Los Cabos que es valorada en todos los ámbitos y además de experta en mercadotecnia y comunicación, como hija de una famoso físico nuclear, explora científicamente otros campos de la cultura como lo demostró en el reciente Congreso Internacional de Antropología de la Sal que tuvo un éxito científico sin precedentes.

Los trabajos de este Congreso reconocido por Fiturca y por las Universidades locales, los recogió la magnífica revista científica certificada del ITES que dirigen el maestro Adalberto Pérez y la Maestra Vicky Niebla. Esta revista, “Innovaitescyt” Los Cabos, arbitrada internacionalmente, publicó en una lujosa edición realizada por Fuerza Gráfica Editorial, todos los resúmenes del centenar de ponencias del Congreso que se transmitió mundialmente en vivo gracias a la avanzada tecnología que proporcionó Smart Spaces con el ingeniero Giancarlo Muñoz a la cabeza de un equipo creativo e incansable.

Y, mágicamente se aparece el profesor Domingo Saiza del grupo Yenekamú con la maestra   María Faustina Wilkes Ritchie, “Profe Fanta” autora del súper libro, “El San Lucas que yo conocí”, y se van a un encuentro cultural de rescate de las raíces de la Ribera con la Dra. Tamara Montalvo Arce, la directora del CEIIT el Centro de Estudios Integrales de Innovación y el Territorio. La maestra Montalvo es la única mujer que ha recibido mención honorífica en la Facultad de Ingeniería de la UNAM al obtener su maestría en Ingeniería de operaciones y es también un orgullo académico de BCS por sus estudios sobre las culturas originarias y las pinturas rupestres y qué decir del grupo Raíces que se reúne tesoneramente mes con mes donde brillan Hugo Payén, Héctor Güereña Cota el de la vida legendaria, el profe Holmos y su presidente el Cronista de los Cabos Gabriel Fonseca Verdugo quien fue postulado al Premio Nacional de Protección Civil 2017 por su impresionante película cortometraje del huracán Odile realizada magistralmente con Olachea Films y qué me dice usted del Festival Internacional de Cine con alfombra roja que impulsa Sánchez Navarro.

Tenemos para dar y repartir en Los Cabos, es apabullante la agenda cultural de El Corcho que dirige Alegría Gómez activa promotora cultural y que me recuerda el Coro Polifónico del Maestro Remigio Hernández y la Sinfónica Independiente del Maestro Félix Porras con el apoyo del  Instituto Municipal de Cultura y las Artes, que dirige con éxito, sin regateos mezquinos,  Alan Castro, hasta espectáculo circense en el Cerrito del Timbre con Conchita Cabrera donde se escuchan poemas del maestro Bruno Lojero el director de la Revista de escritores Desierto Mar y Letras de la Esac que dirige en los Cabos Valentín Castro y también nos recuerda el concierto en el Baldor dentro del Festival cervantino y que trajeron a Alash de la República de Tuvá.

Hay tanto, tantísimo obsequio cultural en Los Cabos, que no exagero al decir, que si se logra vencer la dolorosa, cruel y absurda asimetría económica y social que padecemos, para eliminar la franja gorda de pobreza que se infla cada día en las colonias populares e invasiones y asentamientos, digo, Los Cabos será, pronto la capital cultural del norte de México.

Se nota en el Centro Cultural de las Artes Regionales de la Sanluqueña que dirigen Armando Covarrubias y Valeria Muñoz Pelcastre donde se reivindican las artes de la Charrería, las artes ecuestres, los bailes regionales, la música mexicana, los platillos típicos y otras actividades culturales como los encuentros sobre pinturas rupestres y geología regional y próximamente con el CETUS que es la Sociedad Astronómica de Los Cabos los increíbles secretos del Universo.

¿Qué más le digo? Todo lo que aparece en la cartelera del Instituto de la Cultura y las Artes del municipio de los Cabos como las Noches de Plenilunio, el Cine Club Documental que dirige Jesús Montaño o las Tardes de Danzón, o el distrito del arte en SJC o los programas de educación ambiental y reciclaje de Ita Rodríguez y Yo Reciclo o las funciones de Ópera y Ballet o las tertulias literarias en la librería Bookworm o lo recorridos de avistamiento de aves en el maltrecho estero de San José.

¿Le parece mucho? Pues me quedo corto y eso nada más en una semana cualquiera en Los Cabos. Esto se debe a que la sociedad civil se ha visto engrosada ferazmente por la llegada de tanto migrante, a que el gobierno algo fomenta en el ámbito de la cultura y a que todos estos lustros de educación en escuelas superiores, ha dado buenos frutos. Sí, hay muchas cosas malas que corregir en Los Cabos, pero no me puedo callar esto que es positivo y real y antes que se me olvide, el concierto de la soprano Yamel Kuri en el Restaurante Cultural Puerta Vieja y los conciertos de piano de del virtuoso José Antonio Arredondo, “LA CIRCO”: primera escuela de Arte Circense en Baja California Sur en SJC y qué pero le pone a nuestra múltiples bibliotecas y museos.

Parecería vanidoso, pero como yo ni las hice ni las forjé, tengo derecho a presumirlas. Ladran Sancho, luego cabalgamos y si no me creen, vean este propio medio de sudcalifornios.com    Todo un banquete.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

*Imagen tomada de la red

Acerca del Autor

Ramón Ojeda Mestre

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.