• qeeq1
  • qqqgg
  • qqttg

En memoria de un Gran Maestro

Escrito por Rafael Riosmena Rodríguez (q.p.d.) en Martes, 17 Junio 2014. Publicado en Ciencia, Noticias

Foto de Paul C Silva actualizando las tarjetas del catálogo de nombres de algas marinas (Fuente: http://ucjeps.berkeley.edu/CPD/pcs_small.jpg)

  

 

Paul Claude Silva (Octubre 31, 1922 -- Junio 12, 2014):

En memoria de un Gran Maestro

 

El viernes pasado me enteré por correo electrónico del fallecimiento de un gran personaje de la investigación Ficológica internacional: el Dr. Paul Claude Silva. Esta noticia me lleno de tristeza por saber que un gran maestro se nos fue pero al mismo tiempo sentí alivio por la persona que ya sufría mucho por sus padecimientos relativos a la edad (92 años). Es muy común que cuando una persona de este nivel se va sus más cercanos colegas y amigos escriban su obituario para contar sobre su vida y obra. Sin embargo, el Dr. Silva no creo que necesite este tipo de historias ya que su vida fue tan larga y productiva que se han hecho ya recopilaciones de sus trabajos (http://ucjeps.berkeley.edu/constancea/ 83/silva_bibl.html) así como reuniones para celebrar sus aniversarios 80 (http:// ucjeps. berkeley.edu/constancea/83/) y 90 (https://www.facebook.com/media/set). Su trayectoria fue reconocida por la Sociedad Internacional de Ficología con una beca en su nombre (http://www.intphycsoc.org/studentgrants.php) que ha sido recibida por varías alumnas de mi laboratorio para asistir a cursos y congresos. Yo lo que deseo es presentar mi perspectiva de como este gran investigador influyo en mi vida y como su ejemplo puede ayudar a gente joven que comienza su carrera.

Mi relación con el Dr. Silva se remonta al inicio de mi carrera profesional y mi primera participación internacional en un congreso sobre algas marinas allá en 1994 cuando participe en el Congreso Internacional de Ficología en Quingdao República Popular China. El Dr. Silva era un apasionado de los congresos y siempre asistió a las reuniones internacionales para ver los avances en el terreno y departir sus conocimientos. En esa ocasión lleve un trabajo sobre la taxonomía del género Corallina para el Golfo de California que presente de manera oral lleno de nervios porque en la sala estaban personalidades de la talla del Dr. Silva, Dra. Abbott y de quien después sería mi asesor doctoral Dr. Woelkerling. Ese fue un inicio de conocer al Dr. Silva y de irme relacionando con él ya que en el herbario que manejaba (UC Berkeley) están almacenados la gran mayoría de las colectas de macroalgas para el Noroeste Mexicano. Durante esa década me toco ir a Berkeley por motivos de mi tesis de maestría y conocí al maestro de la sistemática que era Paul quien amablemente nos invitaba a sus restaurantes favoritos en la zona de la Bahía de San Francisco para conversar más su pensamiento científico. Ese gran privilegio que fue el poder oír sus reflexiones inculcaron en mi la inquietud por el trabajo taxonómico y su gran diferencia con una sistemática que comprendiera las tendencias evolutivas de los grupos. Estas visitas también me educaron a conocer la historia del Herbario de la Universidad de California en Berkeley siendo el Dr. Silva heredero de las glorias de científicos de la talla de los Dres Setchell, Garner y Papenfuss. Entre esos muros conocí su gran labor sobre la nomenclatura (o la ciencia de los nombres científicos) y el valor de llamar correctamente a las especies. Heredo del Dr. Papenfuss la labor de mantener el archivo (ahora electrónico pero en esa época en papel) del catálogo de nombres de algas (INA por sus siglas en Inglés) y que es fuente inagotable de conocimiento para los estudiosos de los nombres.

Este trabajo derivo en una obra monumental de la Ficología del siglo XX que es el Catalogo de Algas Marinas Bentónica del Océano Indico ha  sido referencia desde que salió publicado en 1996. Todavía recuerdo el día en que recibí mi copia del libro autografiada por el Dr. Silva y desde ese día es uno de mis obras de consulta favoritas en mi oficina. Hacía 1999 me toco convivir en varios congresos con el Dr. Silva y conocer mejor de su trayectoria en sistemática. Ese año me entero que él participaba en el comité de nomenclatura botánica y que es la instancia donde se regulan los nombres científicos sobre todo cuando hay controversias entre conceptos o visiones. Sin embargo, entre más conocí a este personaje en lo personal más me asombraba con su sencillez y trato firme pero amable. Esto es algo que procuro que los alumnos que comienzan una carrera en ciencias comprendan y que considero una piedra angular en el trabajo en ciencias: estar preocupados por la calidad de nuestro trabajo más que por la cantidad. Paul (así le gustaba que lo llamarán) era una persona sencilla que además amaba la comida Mexicana y que impulso las carreras de varios científicos Mexicanos (entre otras nacionalidades) un hombre carismático que parecía incansable al donar su tiempo para otros. Además de ser un gran anfitrión en California encontrarse con Paul en cualquier congreso o taller representaba la oportunidad de conocer de viva voz a la experiencia del ser. Con esta visión me toco conocer desde sus inicios como estudiante donde participo como apoyo para la escritura de una de las obras más relevantes en la sistemática de algas coralinas del siglo XX (Mason 1953 Univ Calif Pub.) hasta la publicación del último código de nomenclatura de plantas. Paul siempre vivió con pasión su interés por la sistemática y en particular el gran amor que le tenía al género de algas marinas verdes Codium, del cual soñaba con hacer una clave de todas las especies del mundo (casi lo hizo falta poco pero esperemos que sus alumnos terminen este esfuerzo). Pero no solo fue un científico comprometido con su tema si no un científico comprometido con las causas sociales y estando en Berkeley de los derechos humanos. Un profesor que nos dejo retos de por vida que espero podamos pasar en algún momento a la siguiente generación. Gracias Dr. Paul Claude Silva por todo lo que nos dejaste y el reto que es vivir día con día…

 

Rafael Riosmena Rodríguez

Programa de Investigación en Botánica Marina, Universidad Autónoma de Baja California Sur ( Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. )

Comentarios (1)

  • Javier Cremades

    Javier Cremades

    29 Junio 2014 a las 02:37 |
    Gracias Rafael por tu sentido texto. Mi experiencia con Paul Silva fue infinítamente menor que la tuya, pero igual de grandiosa, y a él sin duda le debo el amor a la muchas veces tediosa nomenclatura botánica. Descanse en paz. Ha sido para mi una verdadera fortuna conocer a una figura de tal renombre y sencillez; conocer a un Agardh, un Kützing un Kylin...

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.