• werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Recomendación fílmica: LOS AÑOS AZULES

Escrito por Johnny Antu-Hap en Jueves, 15 Agosto 2019. Publicado en Johnny Antu-Hap, Cine, Cultura, Johnny Antu-Hap, Recomendación Cinefila, Recomendación fílmica por Johnny Antu-Hap, Recomendaciones

Los Años Azules es una película mexicana del 2017, ópera prima de la directora Sofía Gómez-Córdova.

Película que narra el día a día de cinco jóvenes que viven en una casona descuidada de la ciudad de Guadalajara, en calidad de roomies, todos por algún diferente motivo. Vemos en cada uno de ellos, de diferente manera, como sobrellevan una clara crisis de identidad, la cual se manifiesta entre ratos de gozo y alegría, a ratos de frustración y tristeza. Al igual que ellos, y algunos personajes que aparecen ocasionalmente en la órbita de esta casa, incluido al sexto inquilino, un gato que es testigo (y en muchas ocasión quizá, la mirada de lo que nosotros vemos), de cierta manera sirve como hilo conductor en la historia, (muy parecido al gato de Amelie al que le gusta escuchar historias), nos vamos dando cuenta de como la casa en realidad funge como metáfora de lo que parece ser la vida desmoronándose (al igual que la casa) de estos personajes perdidos sin rumbo, pero que al final no son más que sólo aves de paso por ese acantilado en la ciudad, como todos en algún momento de nuestras vidas, cual papel tapiz oculto detrás de paredes desgastadas, o dibujos inmensos que nacen sobre estas.

Quizá la mayor virtud que yo encuentro en esta película es como los personajes de la misma no están atados como tal unos de otros, al tener a cinco personajes principales la opción fácil o sencilla hubiera sido haber hecho una película coral y dar voz a cada uno en medida proporcionada, pero la directora no lo hace, y da a sus personajes total libertad al grado de que dos pueden ocupar largo rato en el desarrollo de su situación y pasar más de 15 minutos sin saber de alguno de los otros personajes.

Cada personaje personifica un problema, y eso de alguna manera hace que nos identifiquemos con alguno, la única cosa que comparten todos, además de pequeños momentos, quizá sería la juventud y la preocupación latente de ya no serlo tanto como para tener esa clase de crisis y problemas. El desarrollo de los personajes se da prácticamente a lo largo de la película y no hay una preocupación por acelerar deliberadamente su naturaleza. Quizá lo que yo podría reprochar un poco en este departamento es que aunque no están todos conectados todo el tiempo (lo cual reitero, está bien) la directora en cierto punto no les da la misma importancia, tanto así se nota que justo antes del final, en el climax de la misma, el peso dramático recae sólo en dos personajes. (Bastante bien ejecutado cabe resaltar, aunque la escena del llanto del personaje gay por la muerte de su padre no es ni remotamente tan buena [al momento de conectar con el espectador, cabe aclarar] como la escena de Tom Cruise en Magnolia, pero esa ya es otra historia).

Con algunos detalles técnicos a mi parecer notorios, pero menores para el desarrollo de la historia, tanto en audio, actuación, enfoque y secuencias; pero otras cosas que son dignas de resaltar como el diseño de producción y la paleta de colores con tonos oscuros y azules que remiten melancolía y tristeza que da perfectamente con el discurso que se quiere dar, (y no puedo dejar de mencionar ese principio que me pareció fantástico, y esa peculiar participación del director Marcelo Tobar) Los Años Azules es una propuesta interesante para explorar esos conflictos y problemas que pueden venir con la edad al no tener bien definido el camino que queremos tomar, los miedos que vienen al no saber interactuar con nuestro entorno, y también un par de temas interesantes que podrían venir implícitamente en la película, como lo son el del desapego emocional con la familia al salir de casa, ese estar y no estar; y el de como vemos amenazantes a los más jóvenes por como empiezan a explorar y buscar su camino, cuando nosotros quizá no lo tenemos aun tan definido sin ser tan jóvenes, y como nuestros discursos hacia ellos se van mostrando muy parecidos a los de nuestros padres hacia nosotros.

Cabe destacar que esta es la primera película en proyectarse en el estado de Baja California Sur dentro del marco de la conmemoración del día nacional del cine mexicano, celebración que este año se extendió gracias al Instituto Mexicano de Cinematografía a toda la semana en la que diferentes espacios alternativos de exhibición de cine proyectarán una selección de películas muy destacadas con lo mejor en cuanto a producciones mexicanas, tanto contemporáneas como de otras épocas, dándole mayor prioridad a películas independientes que en salas no tuvieron mucho espacio, pero también algunas películas de orden mas comercial. En el estado de Baja California Sur serán un total de 14 proyecciones del 14 al 17 de agosto.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.