• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Temas masculinos: 5 ALIMENTOS QUE NO BENEFICIAN A LA SALUD DE LA PRÓSTATA

Escrito por Don Juan Tenorio en Sábado, 05 Septiembre 2020. Publicado en Salud, Sexualidad, Sociedad, Temas Masculinos

Hamburguesa, Comida, Papas Fritas, Patatas Fritas

A partir de los cuarenta años, es muy importante para los hombres tomar conciencia de llevar una alimentación sana que favorezca al funcionamiento del corazón y de la próstata. Toda persona mayor de cuarenta sabe que ya no puede comer o beber como lo hacía cuando era adolescente; con el paso del tiempo, nuestro cuerpo cambia y cada vez le cuesta más asimilar los nutrientes, además, perder peso se vuelve más complicado y la obesidad incrementa notablemente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II, desajustes hormonales y distintos tipos de cáncer, entre los que se encuentra el cáncer de próstata.

Una dieta balanceada y el ejercicio regular pueden evitar la aparición precoz de enfermedades, por ello, aquí te compartimos una serie de alimentos que no son recomendables para mantener la buena salud y cuyo consumo excesivo se ha relacionado con la aparición de cáncer de próstata.

1. Carnes rojas

La Organización Mundial de la Salud ha sugerido que tanto la carne roja como las carnes procesadas —las cuales incluyen carne de res alta en grasa, carne de cerdo, jamón, salchichas y embutidos— pueden estar asociadas con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata, niveles altos de colesterol y enfermedades del corazón. El riesgo cancerígeno podría deberse a las aminas heterocíclicas, una sustancia química que se forma cuando la carne está siendo cocinada y ha sido catalogada como un factor de riesgo ante el cáncer.                                            Carne, Carne De Vaca, Freír, Cocina, Sartén, Sabor

 2. Alcohol en exceso

La ingesta excesiva de alcohol puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, según los investigadores que revisaron datos de más de 10 000 hombres, quienes participaron en un ensayo de prevención de este tipo de cáncer. El estudio descubrió que los bebedores empedernidos tenían el doble de probabilidades de ser diagnosticados con cáncer de próstata avanzado que los bebedores moderados.

Además, beber mucho alcohol puede acelerar el proceso de envejecimiento, dañar el hígado y desencadenar osteoporosis, sin embargo, existen algunos beneficios antioxidantes asociados al consumo de una copa de vino tinto al día.

Botellas De Cerveza, Botellas, Vacío, Marrón, Cerveza

3. Grasas saturadas y trans

Las grasas saturadas y las grasas trans también tienen una asociación con el cáncer de próstata, y la reducción de su ingesta puede beneficiar considerablemente la salud prostática, así como la salud en general. Este tipo de grasas abarca alimentos que han pasado por un proceso de freído a una temperatura muy alta. Dicho proceso de cocción convierte a ciertos alimentos sanos (como verduras, pescado, pollo o papas) en auténticas bombas de colesterol. Las ‘fritangas’ contienen un químico llamado acrilamida, hay multitud de estudios que relacionan la acrilamida con el cáncer.                                                                                                   Cerdo, Esquejes, Frito, Aceite, Cacerola, Cocina

4. Refrescos y bebidas azucaradas

Los refrescos carbonatados son una de las peores opciones que puedes elegir a la hora de escoger tu bebida, ya que están cargados azúcares refinados y otros compuestos agresivos. Un estudio clínico realizado por la Universidad de Minnesota School of Public Health reveló que los hombres que toman una lata de refresco al día sufren un incremento en el riesgo de sufrir cáncer de próstata hasta en un 38%.                                                                                     Refresco, Soda, Coca Cola, Bebida, Bar, Refrescante

5. Pan blanco

La harina blanca y todos sus derivados (incluida la pasta, los cereales de desayuno y las galletas) provocan un estado de inflamación en el cuerpo que pueden causar picos de azúcar en sangre, afectando e inflamando también la próstata; ya que al prescindir del salvado y del germen, la harina refinada pierde una gran cantidad de fibra. Esta condición hace que dichas harinas contengan una mayor cantidad de carbohidratos digeribles y sean poco saciantes, por lo que el consumidor corre el riesgo de comer demasiadas calorías para aliviar la sensación de hambre. En lugar de pan blanco elige siempre pan integral y productos con alto contenido en fibra.                                                                                                                                          Brindis, Comer, Desayuno, Pan Blanco, Alimentos, Pan

Con información de: Dr. Samadi

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.