• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: “Al paso del tiempo, Perth, Australia…”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 15 Mayo 2020. Publicado en Andrea König Fleischer, Columnistas, Columnistas BCS , Crisol Internacional, Cultura, Sociedad

How To Have A Perfect Weekend In Perth, Australia

Poder mover las manecillas del gran reloj del tiempo que impulsa a la humanidad sueña un poco a ciencia ficción, pero también a una ilusión del hombre y de la mujer moderna. Al respecto cada uno de nosotros lleva su propio ritmo y escribe su historia y a pesar de todos los acontecimientos mundiales que ocurren hora tras hora y día tras día esta historia que actualmente forja la humanidad algún día será contada; ya sea a través de las generaciones posteriores, los  libros, películas o  documentales que la narren. Como bien lo expresó el político y filósofo Cicerón desde los tiempos de la de la antigua Roma, “La historia…es el testigo de los tiempos, luz de la verdad, vida de la memoria, maestra de vida.” Tomando en cuenta estas sabias palabras nos puede resultar un poco más fácil y agradable el querer acercarnos a la historia y a la cultura del pasado de otros pueblos y especialmente de aquellos que se levantaron y construyeron sobre las civilizaciones ancestrales como en la lejana Oceanía.

El descubrimiento del vasto subcontinente de Australia, llamada también “La Tierra del Sur”, tiene diversos enigmas debido a lejanía de su ubicación geográfica y sigue siendo como lo definen los archivos históricos y hasta a la fecha, una  de “las partes más aisladas del globo, alejada de las rutas tradicionales, mientras que el aspecto de sus territorios, diseminados a un lado y a otro, parecía  desolado e inhóspito.” Careciendo además entonces de todos aquellos incentivos comerciales y financieros que habían motivado a tantos navegantes europeos, particularmente españoles, portugueses, ingleses y holandeses para aventurarse en expediciones temerarias por diversas zonas del antiguo mundo. Sin embargo, es probable que a fines del siglo XVI se divulgase ya entre los marineros y geógrafos de esa época y en especial por la extensa actividad y exploraciones desarrollada por los portugueses cierta información referente a la presencia de una gran isla ubicada al sur de  Java, Indonesia Al respecto oficialmente se declaró el 26 de Enero de 1788 en el territorio de Nueva Gales del Sur, bajo el mando entonces del almirante británico Phillip como el día oficial del descubrimiento de Australia, aunque hay indicios que podía haber sido mucho antes debido a navegantes holandeses, que incluso  bautizaron a la enorme isla incluso como la Nueva Holanda

Como muchas historias emocionantes de diversas exploraciones y conquistas narran la de Australia como una de las más indescifrables, singulares  y  extenuantes debido al vasto territorio que abraca casi 8 millones de  kms².  Asimismo, la historia de Australia se basa originalmente en la presencia e historia de pobladores aborígenes rodeados por leyendas y mitos ancestrales y cuya existencia podría abarcar aproximadamente65 000 años de antigüedad previa a su descubrimiento oficial. Se tiene igualmente reportado que en 1832 fue fundado uno de sus territorios económicamente más importantes, la Colonia del Rio Swan, bello hábitat de los cisnes negros,  que cambio su nombre a Australia Occidental, encabezada por la ciudad de Perth, que ya anteriormente en 1829, había sido fundada bajo las órdenes del Capitán británico James Stirling. Justo allí se habían encontrado restos arqueológicos de los  aborígenes Noongar, revelando la presencia de los antiguos pobladores nativos que dejaron su huella imborrable y que tienen una antigüedad de 40 mil  años. Fue S.M, la Reina Victoria de Inglaterra quien le otorgó en 1856 el estatus de ciudad a Perth, impulsando además su  infraestructura y desarrollo económico que se vio además increíblemente favorecida por el hallazgo de oro en Kalgoorlie. Así en aquella pequeña ciudad de Australia Occidental, a una distancia de casi 600 km al Este-Noreste de Perth, surgió “la fiebre del oro” en los llamados Eastern Goldfields, que a la vez formaron parte de la llamada Milla Dorada Australiana, el sueño brillante de cientos de busca fortunas de aquella época provenientes desde los “cuatro vientos” y muchos de ellos hicieron honor a la célebre frase del escritor sirio Publio Sirio: “El oro aumenta la sed de oro, y no la sacia”, convirtiendo la zona en una de las más ricas del nuevo país. El polémico tema de las minas de oro a cielo abierto  y  sus frutos que A PESAR Y CON EL PASO DEL TIEMPO no ha dejado de ser importante para el ser humano, derivó como lo demuestra  y repite la historia de la obtención de la riqueza y el lujo de algunos y la explotación y el daño  irreversible no solamente a la salud de muchos hombres sino de la misma Tierra….

Perth tras sus años de fundación, en 1849 se convirtió en una colonia penal y recibió más de 9000 presos provenientes de Inglaterra, hecho que cambió significativamente la dinámica social y económica de la esa colonia. Los convictos fueron ocupados en la construcción de una extensa infraestructura, resaltando entre ellos los edificios del gobierno y de esta forma  le fueron dando un carácter robusto a la ciudad, “dejando a tras aquel idilio provinciano de mucho polvo durante sus veranos, disolviéndose en aguanieve durante las temporadas de lluvia”, como lo relatan sus cronistas.

En 1917 llegó a la región de Perth el ferrocarril  transcontinental y con esto se dio un enorme paso a los  transportes, la comunicaciones y por ende a la modernidad del Oeste de Australia, que hoy tras “el paso del tiempo” y con las llegada de las nuevas tecnologías y el talento humano se ha vuelto una ciudad de vanguardia, respaldada por su industria minera que le dio inicialmente la bonanza y prosperidad. Por lo demás, fue hasta el año 2015 cuando el Gobierno de Australia Occidental otorgó tras siglos de lucha de ser reconocidos en sus derechos y propiedades a los descendientes del pueblo Noongar como los “propietarios originales del Oeste de Australia” cediéndoles una superficie de más de 200 mil km² que incluye a la ciudad de Perth y también unas compensaciones monetarias  millonarias…

 

P.S.:  Sandra Bowdler. «The Pleistocene Pacific»University of Western Australia (en inglés). Archivado desde el original el 21 de agosto de 2008

https://heritageperth.com.au/make-history/history-for-perth/

https://www.lonelyplanet.com/australia/perth/background/history/a/nar/211c406f-5b44-4cf9-88b1-996ef8131bfa/362557

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.