• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: “Amor a la 2020…”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 14 Febrero 2020. Publicado en Amor, Andrea König Fleischer, Columnistas BCS , Crisol Internacional, Cultura, Día del amor , Sociedad

Resultado de imagen de amor

Actualmente al abrir los poderosos buscadores de la “carretera más transitada” de la actualidad, la www, para consultar sobre el tema del AMOR nos arroja cerca de 1,600,000,000 resultados en ¡sólo 0.46 segundos! lo que difícilmente nos permitiría el tiempo y vida suficiente para poder abrirlos, leerlos y ni que decir poder estudiarlos todos. A  la vez,  si indagáramos con nuestros familiares, amigos, “cuates”, y conocidos  sobre ese tema, muy probablemente ellos podrían incrementar la búsqueda electrónica por un número considerable de  experiencias reales y consejos prácticos muy variados   y más aún ahora en estas fechas víspera de la celebración de otro DÍA DEL AMOR Y DE LA AMISTAD. Sin duda el AMOR  y todo lo que representa, comprende y conlleva a uno de los temas más comentados, compartidos y experimentados en el mundo. Así el péndulo del tiempo que mueve a la humanidad siempre ha oscilado  entre emociones y sentimientos cuando de AMOR se trata,  algunas  veces hacia la  pasión, la alegría y la felicidad absoluta pero también hacia el  dolor, la  tristeza  y  el  sufrimiento otras veces. Definitivamente tenía razón el  filósofo  francés Voltaire: “El amor es la más fuerte de las pasiones, porque ataca al mismo tiempo a la cabeza, al cuerpo y al corazón”.

De tal manera que sobre el tema se ha hablado, escrito, cantado, pintado y  actuado  creándonos la certidumbre de que el AMOR EXISTE, SIEMPRE HA EXISTIDO Y EXISTIRÁ… Al respecto destaquemos por ejemplo quién no recuerda a “su primer amor”, tierno y tímido, tal vez surgiendo a escondidas, en secreto de los adultos o de los amigos íntimos o  de los entrometidos, un amor que nos dejo importantes lecciones para la vida y  como dice el dicho “que jamás se olvida”. Hoy los psicólogos concuerdan que “el primer amor es más una emoción ideal que un sentimiento concreto, una imagen casi perfecta que suele permanecer oculta detrás del velo de las vanas ilusiones de la primera juventud.”  Y sea como sea o haya venido ocurriendo y  sin el afán de quitar ese semi -dulce recuerdo nostálgico, necesitamos de este Primer Amor para poder pasar al siguiente nivel, madurando y reflexionando sobre el significado de ese sentimiento que llamamos AMOR, que rebasa y siempre es más que las frías explicaciones lingüísticas expresadas en los diccionarios, como por ejemplo: “Sentimiento de vivo afecto e inclinación hacia una persona o cosa a la que se le desea todo lo bueno.” O “Sentimiento de intensa atracción emocional y sexual hacia una persona con la que se desea compartir una vida en común.” La verdad es que EL AMOR ES REAL.

Conforme  crecemos, estudiamos, viviendo nuestras propias experiencias amorosas, el ideal del AMOR va cambiando y cada relación o encuentro amoroso nos enseña, forma y prepara para seguir adelante por más dolorosa que hubiera podido ser alguna separación o rompimiento. William Shakespeare, autor del AMOR ETERNO entre “Romeo y Julieta” ya lo descubrió  y describió hace más de cuatro siglos: “El amor de los jóvenes en verdad no está en su corazón, sino más bien en sus ojos.” Así también sobre el tema aprendemos entre otras cosas que EL AMOR NO ES PERFECTO y tampoco como lo representan en las novelas o películas. Así mismo, el amor  es culturalmente diverso y fascinante, es decir, lo que en una región geográfica es considerado tabú, en otra es perfectamente normal o común  como por ejemplo darse un beso en público, tomarse de la mano e intercambiar una caricia y todos estos gestos merecen ser respetados y disfrutados por LOS DOS enamorados que románticamente se quieren y desean.

Con los años comprendemos también que el AMOR tiene muchas caras y matices y que a veces puede tomarnos  por sorpresa o “flashazo”, de repente aparece cuando menos lo esperamos tocando a la puerta de nuestro corazón y tal vez en esos momentos sentimos que un centenar de mariposas nos rodean e invaden lo que definitivamente nos cambia el estado de ánimo,llevándonos mágicamente hacia la euforia, el entusiasmo, la dulzura y hacia la alegría: “NOS ENAMORAMOS”…OJO, “que no  cunda el pánico”, hay que disfrutar de esta sensación mientras dure y ojalá que esto sea para toda una vida.

Sin embargo y como dicen otros dichos populares que a veces sirven  como un remedio casero para auto-curarse: “EL AMOR TE HACE CIEGO” o bien, ENAMORARSE NO ES LO MISMO QUE EL AMOR. … Al respecto, los expertos neurólogos en la materia afirman que “Mientras que estamos bajo el hechizo del amor, intervienen en nuestro cerebro potentes neurotransmisores, como la serotonina y la dopamina que causan la percepción intensa de las emociones, empezamos a idealizar a la pareja, que a la vez nos llena de energía, creando la sensación de vivir en las nubes, una especie de burbuja mágica que no quisiéramos romper”…

A pesar de lo que sobre el tema muchos piensan, se ha dicho, cantado y escrito sobre el AMOR, también se dice en estos días que éste puede ser bastante razonable y crítico. Las nuevas generaciones han tenido la fortuna de informarse y prepararse más que sus padres y abuelos y plantean nuevas interrogantes como por ejemplo: “Tienes amor propio? Amas a tu pareja? Sientes amor hacia tus padres? Amas a tus amigos y seres queridos? Por qué lo/la amas? Contestando algunas de estas preguntas, cada uno de nosotros tiene sus propias respuestas, no importa dónde nacimos, vivimos o bajo qué condiciones nos criamos.”El amor es eterno; el aspecto puede cambiar, pero no la esencia”, ya lo decía  el célebre pintor holandés Vincent Van Gogh.  El AMOR une a las personas y es uno de los sentimientos más nobles que nos hace humanos y  tal como lo revelan no solamente  los estudios de la psicología moderna, sino también las experiencias vividas:, Amar con el cuerpo y con el alma exige ser responsable”, es decir esperar el momento adecuado, cuando una persona es totalmente consciente y puede responder de sus propios actos. Así el “Amor a la 2020” puede ser lleno de pasión, entrega y calor humano, sin olvidar que el AMOR es libre y que no debe obligarnos a renunciar a nuestros sueños, ideales,  principios,  valores y principalmente a NUESTRO PROPIA IDENTIDAD.… es decir NUESTRO PROPIO YO.

 

P.S.: https://psicologia.laguia2000.com/general/el-primer-amor,

 

https://lamenteesmaravillosa.com/diferencias-entre-amor-y-enamoramiento/,

 

https://www.mujerysalud.es/creeis-que-es-lo-mismo-enamorarse-que-encontrar-el-amor/

http://www.comoves.unam.mx/numeros/articulo/147/que-es-el-amor-respuestas-desde-la-biologia

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.