• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: Código de honor: batallas y derrotas en las Islas Saipán

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 04 Septiembre 2020. Publicado en Andrea König Fleischer, Columnistas, Columnistas BCS , Crisol Internacional, Historia, Sociedad

BATALLA DE SAIPÁN, ISLAS MARIANAS, '44. (1ª PARTE) - WW2 en Imágenes - Blog  Segunda Guerra Mundial

Declarar la guerra a alguna nación en cualquier momento histórico siempre ha traído consecuencias contundentes y destructivas para los países involucrados y también para la humanidad. No solamente nos referimos a las miles de víctimas mortales, los heridos y lesionados que en muchos casos NO podrán continuar con igualdad sus vidas anteriores, sino nos referimos también a los traumas generados por las crudas experiencias, duelo interno y los múltiples e imborrables recuerdos en las mentes de los que lo enfrentan y los que lo sufrieron. El hombre desde su origen y como ninguna otra especie, ha sido capaz de pelear en parte para sobrevivir en medios agrestes, pero también por muchas otras razones que detonan un conflicto. Al respecto resulta interesante revisar un documento publicado por la UNESCO que resume una comunicación entre Albert Einstein y Sigmund Freud posterior a la Gran Depresión en 1932, en donde primero se plantea lo siguiente por Einstein y pregunta si “¿Existe un medio de librar a los hombres de la amenaza de la guerra? ¿De canalizar la agresividad del ser humano y armarlo mejor psíquicamente contra sus instintos de odio y de destrucción”?Al respecto el   que para muchos es destacado como “el gran conocedor de los instintos humanos” Sigmund Freud respondió:” ¿Me permite usted que reemplace el término "fuerza" por el más incisivo y duro de "violencia"? Derecho y violencia son actualmente para nosotros una antinomia. Resulta fácil demostrar que el primero deriva de la segunda. Los conflictos de intereses que surgen entre los hombres se resuelven pues, en principio, por la violencia. Así sucede en todo el reino animal, del que no podría excluirse al hombre. En su caso, evidentemente, a esos conflictos se suman los conflictos de ideas ¿Cuánto tiempo será necesario para que a su vez los demás se vuelvan pacifistas? No lo sabemos, pero tal vez no sea una utopía… Mientras tanto, podemos decirnos: todo lo que trabaja en favor del desarrollo de la cultura trabaja también contra la guerra”.

 Batalla de Saipan | LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Reflexionando sobre lo anterior, tristemente sabemos que la violencia se ha escalado y recrudecido a través de los siglos, pero también que el conocimiento de la historia de las civilizaciones y de la cultura en sus diversas manifestaciones pueden sembrar una mayor comprensión y tolerancia entre los pueblos que ahora más que nunca necesitan PAZ. Hoy, tras una semana de conmemoraciones internacionales como fueron: la Conmemoración de las Víctimas de Actos de Violencia basados en la Religión o Creencias, 22 de Agosto; Recuerdo de la Trata de Esclavos y su Abolición, 23 de Agosto; Día Internacional contra los Ensayos Nucleares, 29  de Agosto y el Día Internacional de las Desapariciones forzadas, 30 de Agosto, resulta oportuno acordarse también de todas aquellas víctimas de las múltiples batallas navales peleadas en el vasto Océano Pacífico y en varias de susislas, antes de que su recuerdo se hunda para siempre y caigan triste y desafortunadamente en un profundo y eterno olvido.

 Una de esas islas con un pasado histórico trágico es el Estado libre y asociado insular de los Estados Unidos, las Islas Marianas del Norte o mejor conocido como Saipán, que cuenta con una extensión de 20 km de largo y 9 de ancho y que está situada en el Océano Pacífico Occidental, a 200 km al norte de Guam. Siendo durante la Segunda Guerra Mundial un sitio estratégico en el Pacífico, yel lugar donde se disputó una de las batallas navales más intensas durante la Guerra del Pacífico, ocurridaen el verano de 1944, derivado del conflicto y contienda existente entre los Estados Unidos y Japón en aquellos años. Previamente a esta crucial batalla la mayoría de las islas del Pacífico como las Salomón, Gilbert, Marshall y la península de la Nueva Guinea yahabían sido tomadas por las fuerzas aliadas de Inglaterra, Francia y los Estados Unidos, mientras que Japón poseía ydefendía desde la Primera Guerra Mundial las Islas Carolinas, Palos y las Marianas del Norte o Saipán, estandofortificadas y abastecidas como las últimas murallas del Pacificoy baluartes estratégicos de la defensa que requirió literalmente la coordinación de un grupo de generales de la fuerza naval estadounidense para atacar conjuntamente a Saipán con un bombardeo relámpago de largo alcance, con aviones del tipo Boeing B-29, conocidos como “Superfortress” que podían recorrer 2,400 kms, justo la distancia entre Saipán y Tokio. Según los archivos de guerracayeron sobre la isla sorpresivamente y en menos de 48 horas más de 165 mil proyectiles y finalmente fue tomada por tierra por los Marinesnorteamericanos estableciendo una “cabeza playa” o una línea de ataque con una extensión de 1 km de largo. A pesar del contra ataque japonés nocturno, tanto por aire como tierra y la operación que se denominó A-Go, y que correspondió al intento de la Armada Imperial Japonesa de contra atacar a la Armada de los Estados Unidos y que finalmente fracasó; resultando en una derrota total donde perdieron tres portaaviones y cientos de aeronaves.

 Batalla de Saipán | Eurasia1945

Pero lo más triste de este episodio la pérdida de miles de vidas no solamente de los soldados en combate, sino también de la población civil que entonces vivía en la isla y que estaba entregada a cumplir con su código de honor y dispuestos a defender o morir. Existen testimonios históricos que atestiguan que “justo cuando la derrota japonesa ya era inminente una multitud de civiles se suicidaron, fruto de la propaganda que el gobierno nipón había hecho y que mostraba a los estadounidenses como bárbaros y salvajes que torturarían, violarían y asesinarían a la población no beligerante.” Los esfuerzos de los estadounidenses para detener los suicidios masivos fueron, en su mayor parte inútil, sin embargo un soldado americano de origen mexicano, Guy L. Gabaldon, logró reunir y convencer a más de mil japoneses de no suicidarse tirándose por las acantiladas de la isla.  Por sus acciones Gabaldon fue posteriormente condecorado con la Cruz de la Armada.

Historias como estas han sido narradas en libros, documentales, canciones, películas y series que definitivamente contribuyen a crear una mayor consciencia sobre nuestro pasado y preguntarnos, ¿cómo pueden haber ocurrido estos hechos en realidad? Bien afirman los historiadores que Aprender a interpretar los conflictos del pasado para discernir los sucesos bélicos del presente y prevenir los del futuro.” Al final de esta cruda experiencia bélica nos damos cuenta que TODOS PERDIERON…y que un CÓDIGO DE HONOR en cualquier parte del mundo y de cualquier pueblo,nos debería enseñar el RESPETO A LA VIDA, lo que muy poco tiene que ver con fanatismo político o ideológico y tampoco con armas, destrucción y violencia…

 Batalla de Saipán | Eurasia1945

P.S.: https://es.unesco.org/courier/marzo-1993/que-guerra-sigmund-freud-escribe-albert-einstein

https://www.japantimes.co.jp/news/2014/07/05/national/history/battle-saipan-brutal-invasion-claimed-55000-lives/

 

https://www.history.com/topics/world-war-ii/battle-of-saipan

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.