• wee
  • umoferta
  • wede
  • weee

Crisol Internacional: “Con el ensueño de los Vikingos, Suecia”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 10 Agosto 2018. Publicado en Columnistas, Crisol Internacional, Cultura, Opinión

Re-encontrarse con el “Norte” en la mayoría de las regiones geográficas resulta muy reconfortante y casi siempre una aventura placentera. Históricamente a esta dirección se le atribuye sabiduría, pureza y renovación y si echamos un vistazo a las regiones nórdicas nos sorprenderíamos de su alto grado de desarrollo, auto- suficientes  con un alto  nivel de vida y una excelente cobertura de los servicios de salud y educación. Así Suecia que forma parte de los países escandinavos con Dinamarca, Noruega y Finlandia es un claro ejemplo de ello y ha sobresalido en muchos aspectos tanto económicos, sociales, culturales y medioambientales que definitivamente son contrastantes con otras regiones y países y que pueden hacer la diferencia en nuestras vidas…

Suecia cuenta con una población de más de 10 millones de habitantes distribuidos en una extensión territorial de casi 450,300 Km² y  gracias a la universalización de la educación logro un desarrollo industrial manufacturero completo y ejemplar, convirtiéndose  en uno de los  países con mayor cobertura de internet e invención de aplicaciones digitales que facilitan la vida cotidiana de sus habitantes, especialmente aquellos que viven en las zonas rurales. Históricamente su territorio está marcado por las culturas vikingas y germanas, unificándose  como un reino tras numerosos conflictos y rebeliones internas y también con sus “vecinos” rusos  durante los siglos X al XIII. Hoy es una monarquía parlamentaria con todos los principios democráticos y con una profunda noción de la PAZ, ya que durante más de dos siglos no ha participado militarmente en ningún conflicto bélico, manteniendo una política exterior de neutralidad, ayuda humanitaria  y diplomacia, que ha buscado reforzar las misiones de paz en zonas como Kosovo, Bosnia- Herzegovina, Chipre, Líbano, Afganistán y Chad.

Geográficamente Suecia resulta bello  e interesante para el viajero debido a su vasta extensión territorial y sus diferentes zonas naturales y climas: el Norte, ubicado dentro del Círculo Polar Ártico, llamado Norrland que abarca la mitad de su superficie,  el Centro o Svealand y el Sur  o Götaland que es predominantemente agrícola y que ofrece una conexión directa a Copenhague capital de su vecina Dinamarca, cruzando  el estrecho, llamado Oresund,  vía un moderno puente. El viajero puede recorrer las cuatro eco- regiones desde el boque mixto báltico al Sur, por el bosque sarmático hacia el centro, la pradera y el boque montañoso de abedules típicos de Escandinavia y la taiga, encontrándose con una vida silvestre realmente extraordinaria donde habitan osos, linces, lobos, alces y zorros, así como también muchas aves, especialmente los patos y cisnes y  a lo largo de sus costas de 3,200 km hay especies de peces como el  bacalao, la macarela, el salmón y el muy típico y apreciado arenque que se han convertido en parte esencial  de los platillo de la gastronomía local…

Un viaje a Suecia siempre valdrá la pena, ya que  también es tierra de museos como el muy popular de Vasa, situado en Estocolmo, recorrido  por más de un millón de visitantes al año,  que exhibe con mucho  orgullo la antigua flota  de los legendarios barcos vikingos que datan de 1628 además de muchas otras reliquias históricas y que permiten  rastrear a través de una capsula del tiempo el increíble viaje. Skansen, ubicado en el gran parque de Djugården en medio de la ciudadcapital es el  museo más antiguo al aire libre y constituye otra excelente opción para vivir el pasado en el presente, contemplando la cultura rural y urbana de desde el siglo XIX al XX, admirando los diversos oficios, las aldeas y también un campamento de los lapones o Sami, sus aborígenes acompañados por alces y otros animales domésticos que forman parte de un zoológico adjunto. Es más en este espacio es posible andar en bicicleta, patín o en una canoa para alegrar el día. Definitivamente parte de la diversión de visitar las ciudades europeas es conocer sus centros históricos y Estocolmo no es la excepción, así el barrio conocido como  Gamla Stan, que se originó en el siglo XIII refleja el espíritu medieval al modo nórdico, con una arquitectura clásica, pintada de muchos colores alegres, callejoncitos románticos, especialmente el Stortorget con las antiguas casas de sus comerciantes,  sus tabernas, restaurantes y bares cuyo aroma  invita a  pasar  y probar sus delikatessen  a base del tradicional Smoerebrod  o Toast Skagen  con pescado de todo tipo o brindar por la vida con un glogg (un vino especiado caliente, especialmente durante la temporada navideña) o  una  sidra. También es el distrito donde se encuentra el Museo de Nobel, el de Correos y la Casa de la Moneda Real que siempre serán un atractivo durante la visita.

Ahora bien para los soñadores y particularmente aquellos nostálgicos, hechizados  por los  cuentos  de hadas, el Palacio de Drottingholm en la Isla de Lovö es un lugar verdaderamente mágico,  declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se encuentra a una corta distancia de Estocolmo y  es hoy la residencia oficial de la Familia Real sueca,  que permite el acceso del público en ciertas zonas. Drottingholm representa una fantasía hecha realidad y cuando hay espectáculos artísticos permite reconstruir un mundo  lleno de encanto y gracia. Habrá otros visitantes, amantes de la naturaleza pura que prefieren una ruta hacia el Norte, hacia Kiruna, la ciudad sueca más al extremo, frontera con Finlandia y Noruega, cruce de culturas e historias, donde el Sol de Media Noche es un sueño real durante los meses de Mayo a  Julio y  es justo ahí donde se encuentra el primer hotel hecho de hielo  con habitaciones de diseños espectaculares; es también un lugar perfecto para emprender excursiones de canotaje, “stand up paddleboard”, pesca y kayak y si esto fuera poco siempre existe la opción de  explorar el  cercano Parque Nacional de Abisko, donde un viaje en tren por la tierra lapones nos puede  dar un “sabor” del  verdadero “Norte”. Mientras que para los amantes del “Sur” siempre está la encantadora ciudad de Malmo, relajada, histórica y hospitalaria, conectando a través del magnificente puente sobre el Oresund  con Copenhague, Dinamarca y así con el resto del continente europeo, recordándonos el “Ensueño de los Vikingos de Suecia”…

 

P.S.: https://visitsweden.com/central-sweden/

https://www.planetware.com/tourist-attractions/sweden-s.htm

https://www.roughguides.com/destinations/europe/sweden/

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.