• werr
  • dddd
  • werr
  • qqttg

Crisol Internacional: “De A a B… o de las Dulces Complicaciones”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 15 Junio 2018. Publicado en Columnistas, Crisol Internacional, Cultura, Sociedad

¿Cuántas veces no nos ha pasado que NO logramos alcanzar alguna meta como lo planeamos, porque ocurren o se nos presentan imprevistos, contratiempos y complicaciones que al parecer innecesariamente enredan las cosas y por ende dificultan nuestra vida? Este tipo de infortunios,  a veces verdaderas calamidades, forman parte de nuestro camino por la VIDA y bien pensadoson como un aderezo que le dan sazón al día o a la rutina cotidiana. Dicho en otras palabras, la vida sería algo aburrida si todo nos saldría bien, o incluso a la perfección a la primera. Tener que agregar  un poco  más de esfuerzo, luchar o batallar,  realmente nos hace revalorar nuestra condición y también las circunstancias, que enfrentamos a veces un poco “cuesta arriba“… pero siempre con una experiencia de la que deberíamos aprender y con ello obtener un mejor horizonte y perspectiva lo que se traduce en lecciones importantes de madurez y crecimiento personal. Estos pequeños tropiezos, que comúnmente llamamos “metidas de pata”, que son errores y a veces verdaderas caídas emocionales por frustraciones, disgustos, enojos llegando hasta el  grado de las  rabietas pero… son real y positivamente aprendizajes de vida que no se obtienen en ninguna escuela o universidad, sino en el transcurso de la vida misma, ya sea en la calle o trabajo al tratar de resolver un problema o trámite o bien,  a veces en las familias o con los amigos y conocidos cuando falla la comunicación lo que representan  un claro desafío de “NO TIRAR LA TOALLA”, sino de avanzar,  seguir esforzándose y soñando alto, confiando en uno mismo y motivarse y sentirnos contentos con los pequeños logros ya alcanzados, pero sobretodo,  aprender a recapacitar sobre los errores cometidos, los avances  y aprendizajes para conseguir de nuevo la motivación y la serenidad  para seguir un poco más preparados adelante en nuestro camino…

Al respecto y a pesar de que existen teorías y hasta algoritmos acerca de la ruta más corta, que indudablemente son relevantes sobre todo para temas de las ingenierías y  particularmente  los sistemas de logística y de redes digitales y que sin duda ayudan a  determinar trayectos con mínimas distancias, para ahorrar tiempo y que  conectan un nodo fuente con un nodo destino, sin importar el número de posibles nodos existentes entre ellos, siempre puedan presentarse contratiempos tanto con los detalles técnicos como con las  fallas humanas. La famosa frase en latín del “Errare humanum est” o  “errar es humano”… existe desde la antigüedad y en los tiempos modernos sigue siendo  importante recordarlo y tomarlo en cuenta. El mismo  Leonardo da Vinci (1452- 1519)  que sin lugar a  dudas fue un auténtico genio, incurrió en errores y en una de sus  obras más perfectas para la ingeniería moderna llamada “Códices” que trata sobre la mecánica, la estática, así como la geometría y construcción de fortificaciones se presentaron errores en los cálculos, mostrándonos que aún los más brillantes también se pueden equivocarse, es decir que las cosas NO siempre salen como planeado y que todo en la vida puede con esfuerzo ser perfectible.

Así, el camino  directo, “de A a B” y al parecer el más fácil no siempre resulta ser la mejor ruta, porque a veces su trayecto nos lleva a obstáculos no pensados. Al darnos un par de batacazos debido a las complicaciones que se nos presentan, nos hace de alguna forma  “despertar “ y reaccionar. Así si  cometimos un error hay que enmendarlo pronto y si hay piedras en el camino debemos moverlas para poder avanzar y progresar y si los errores o las fallas fueron cometidos por otro, es momento de buscar el diálogo y la crítica constructiva para poder resolver la situación de la mejor manera  para que ambos finalmente puedan ganar y mejorar. Así en el momento de vivir o experimentar las consecuencias de nuestras decisiones, no siempre atinadas y cuando a veces  ya es demasiado tarde para lamentarse, no nos debemos deprimir o angustiar, sino motivar y  volver a encauzarnos a las los principios y metas. Dicen algunos especialistas en la materia que en vez de sentirse VÍCTIMA,resulta más útil volverse RESPONSABLE y PROTAGONISTA  de nuestra propia vida y en lugar de JUZGAR es más conveniente CONFIAR en las capacidades y sobre todo en  la buena voluntad de uno, en términos llanos es un poco como en el dicho popular de “Ponerle buena cara al mal tiempo” y revalorar lo bueno o positivo en la vida. Entonces TODOS  pasamos por baches y la vida no es una línea directa del punto A-origen al punto B- final, la muerte, sino la vida es sinoidal o curvilínea y a pesar de TODO lo que nos pueda suceder en el camino, aspectos que a veces nosotros mismos tendemos a complicarlo o magnificarlo innecesariamente en lugar de respirar hondo y tomarnos las cosas con más calma y con paciencia con nosotros mismos y los demás. Recordemos otro dicho popular que dice “No hay mal que dure  100 años” y las enseñanzas de otros  refranes similares que nos pueden ayudar y animar para re-encontrar a nuestro sendero, reconfortándonos en momentos difíciles o de crisis.

El escritor y periodista norteamericano Stephen Crane dijo alguna vez “Él que puede cambiar sus pensamientos, puede cambiar su destino” expresando de esta forma una profunda reflexión sobre el poder de la mente y cómo nos puede impulsar en una dirección concreta, tal vez más provechosa y útil.  Mientras que el famoso Alexander Graham Bell, inventor y científico de origen escocés recomendó “Nunca andes por el camino trazado, pues te conducirá únicamente hacia donde otros ya fueron”, en otros palabras la vida cuenta con muchas bifurcaciones y no siempre se trata de transitar por la ruta o el camino fácil, De A a B, sino elegir otra ruta, quizás más tormentosa y difícil pero al final la que nos brindará mayor satisfacción, éxito y la felicidad para uno. En fin, la línea de “De A a B” parece el camino obvio y directo, el trazado, vivido y experimentado por la mayoría de nosotros de manera cotidiana y autónoma, pero recordemos que siempre puede haber desviaciones, que no siempre son atajos  y que nos lleven a otro rumbo, uno poco esperado, tal vez causado por las “dulces complicaciones”, lo que sin duda forja nuestro destino que cada instante deberíamos vivir  plenamente…

 

P.S.:  http://pasionesdelser.blogspot.com/2012/02/la-vida-es-cuesta-arriba-pero-la-vista.html

https://www.ingenieriaindustrialonline.com/herramientas-para-el-ingeniero-industrial/investigacion-de-operaciones/algoritmo-de-la-ruta-mas-corta/

https://culturacientifica.com/2018/01/17/errare-humanum-est/

https://tusbuenosmomentos.com/camino-facil/, https://rincondeltibet.com/blog/p-no-se-trata-de-elegir-un-camino-sino-de-seguir-caminando-pase-lo-que-pase-22477

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.