• qeeq1
  • qqqgg
  • qqttg

Crisol Internacional: “Del Diván de Freud: Subconsciente, Inconsciente, Consciente…”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 10 Noviembre 2017. Publicado en Crisol Internacional, Cultura, Política, Sociedad

Todos, independientemente de nuestra nacionalidad, edad, raza o condición social podemos haber experimentado en algún momento de nuestras vidas situaciones adversas cuando nuestros  estados mentales de subconsciencia, inconsciencia y conciencia se alteran. Sin embargo,  pocas veces nos hemos preguntado qué significan realmente y qué consecuencias pueden tener en nuestras acciones cotidianas. Revisando la literatura especializada y los diccionarios que al respecto existen, encontramos sobre la subconsciencia la siguiente definición: “Estado de consciencia en el que, por la poca intensidad y duración de sus percepciones, el individuo apenas tiene conocimiento de ellas o todo aquello que pasa por debajo del umbral de la conciencia”…

Fue a principios del siglo XX que el psicoanalista austriaco Sigmund Freud inicio en forma sistemática la investigación de este estado, elaborando un amplio estudio e interpretación de los sueños, revelando la diferencia entre lo psíquico y lo consciente, asimismo destacó la importancia del subconsciente/inconsciente para el autoconocimiento, así como también su  posible impacto sobre  la conducta del individuo. ”Lo que está en el inconsciente reprimido, tiende a repetirse”… así, si no se liberan las emociones ocultas oportuna y adecuadamente pueden estallar en conflictos repetidos e incluso  tener graves consecuencias…

Tras la Revolución Freudiana -como se le conoce- y  con los nuevos hallazgos científicos y trascendentes del Psicoanálisis  acumuladosenmás de un siglo, se afirma su existencia, el subconsciente  aún  sigue encerrando muchos misterios sobre la conducta humana y el  simple cuestionamiento de qué alguna parte de nuestra propia mente esté oculta y que no podamos acceder a ella inmediatamente, puede resultar bastante intrigante y también inquietante. Al respecto es como si consideramos que una sección de nuestra mente está cubierta por una cortina, como si fuera separando un espacio de otro, pero sin cambiar la dimensión o contenido, de, siendo visible e invisible a la vez y esto sin duda puede ser perturbador. Además, según los descubrimientos más recientes publicados por la BBC de Londres: el subconsciente nos puede ayudar a potenciar nuestra creatividad y hasta cierto grado re-iniciar nuestra vida. Generalmente sentimos que “tenemos las cosas bajo control” cuando por ejemplo resolvemos tareas y trabajos cotidianos, así como también al solucionar pasatiempos como Sudokos, rompecabezas, crucigramas, vídeo juegos o incluso leyendo tramas complicadas de un libro, pero un experimento reciente demuestra que para ello ocurren muchos procesos mentales simultáneamente, tanto conscientes como inconscientes y que confiar en el instinto puede contribuir también a tomar mejores decisiones que la reflexión profunda o sea la reflexión consciente. Las múltiples decisiones cotidianas y habituales coordinan de cierta manera  experiencias, ideas y pensamientos, creando un relato personal en nuestra mente, pero lo que realmente ocurre es que nuestro subconsciente juega un papel crucial en los procesos del pensamiento y por ende en nuestras acciones subsecuentes…

Tan grande es el impacto sobre este tema que se ha desatado un  ferviente debate en la psicología moderna para investigar más a fondo sobre qué es lo que realmente pone en marcha al subconsciente y qué es lo que requiere el pensamiento consciente o reflexivo.Los resultados preliminares del estudio arrojaron que la parte subconsciente de nuestra mente tiene capacidades más sofisticadas de lo que se pensaba en un principio y literalmente se presenta un efecto “iceberg”; es decir, la mayor cantidad de las operaciones y procesos que realiza nuestra mente ocurren de manera “oculta” o “secreta” y aún restan muchos estudios científicos para poder explorar todo su potencial. Por ejemplo, al momento de haber perdido algo y perturbarnos por ello, entonces deberíamos relajarnos y dejar trabajar al inconsciente,  que como por “arte de magia” manda a nuestra mente un mensaje claro que nos dice dónde se encuentra lo que buscamos. Esta información tan valiosa y útil es fruto de la Subconsciencia. Al respecto y para sorpresa de muchos es la diferencia en la velocidad con la que trabajan la Consciencia y la Subconsciencia lo que es significativo, ya  que lo que la  primera resuelve en aproximadamente en 4 años, la segunda es capaz de solucionarlo en sólo 10 minutos y por ende el subconsciente se está convirtiendo en un gran aliado a la hora de tomar decisiones, ya que es capaz de procesar grandes cantidades de información, permitiendo tomar una  decisión en función de múltiples criterios y perspectivas. Además nos permite realizar tareas complejas de forma ágil y debidamente estimulado podemos realizar diversos trabajos simultáneamente y a la vez comunicarnos, así como también orientar nuestras emociones  hacia una dirección positiva.

En cualquier circunstancia lo reconfortante del Psicoanálisis es  que contrario a cómo muchos piensan que es solamente “estirarse cómodamente en un diván o sofá y soltarse emocionalmente” … es mediante su aplicación lo que puede ayudar a las personas a vivir mejor,  identificar y resolver sus problemas emocionales para recuperar el sentido y el sabor de la vida. Al tomar mayor consciencia sobre lo que nos ocurre, podemos también desarrollar la capacidad de querer cambiar nuestra actitud ante la vida, en vez de sufrir en la soledad, el anonimato o utilizar máscaras que poco a poco se van desmoronando ante la  creciente presión interna. En otras palabras, poder analizar de forma profunda, objetiva y  seria nuestro SER  “envuelto” internamente y enredado en una gran complejidad emocional, nos puede ayudar a re-encontrarnos y poder actuar de una forma más segura, congruente y en paz con el resto del mundo…

Ahora bien, retomando el concepto de la Consciencia, ésta es “la propiedad del ser humano de reconocerse a sí mismo y lo que lo rodea y reflexionar sobre ello”, mientras que la palabra conciencia tiene el mismo significado, pero  aplicado a la distinción del “Bien y  el Mal”. Habiendo un sinnúmero de  expresiones con la palabra consciencia, como por ejemplo que una mala acción puede suponer o provocar un cargo de Conciencia, o cuando tomamos conciencia de algo, entonces  significa que pensamos a fondo sobre ello y si hacemos algo a conciencia es cuando lo hacemos con muchas ganas o empeño… Es decir, conSciencia  siempre es sinónimo de conCIencia, pero  conCiencia no es siempre sinónimo de conSciencia. Complicado o no  pero si algo nos enseñarondesde “El Diván de Freud”: LOS SERES HUMANOS NACEMOS CON CONSCIENCIA Y SUBCONSCIENCIA y lo relevante es usarlos para el bien, no solamente de nosotros mismos, sino de una comunidad y del mundo entero ante  todas las adversidades, los crecientes índices de violencia, delincuencia, desintegración y también  desconfianza para poder unir los fragmentos de una generación que está a punto de perderse en las tinieblas del EGO, de la superficialidad y del materialismo desenfrenado…

 

P.S.:  http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/03/150223_vert_fut_subconsciente_inteligente_ch

https://www.jananguita.es/que-es-el-subconsciente

http://dra-alejandraplaza.com.mx/psico/psico.html

https://lamenteesmaravillosa.com/el-inconsciente-un-aliado-muy-rapido

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.