• werrr
  • werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: Edición Especial # 250 "Estudiante de por Vida”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 24 Mayo 2019. Publicado en Andrea König Fleischer, Columnistas BCS , Crisol Internacional, Cultura, Educación, Sociedad

Resultado de imagen para estudiantes del mundo

Todo ser humano en algún momento de su vida ha sido alumno, estudiante, pupilo, discípulo o aprendiz, además de que nuestra existencia está llena de enseñanzas, aprendizajes y lecciones cotidianas. Hay por ello algunos que afirman que se “aprenden con los buenos maestros, de los malos maestros y a pesar de ellos”. Acertadamente la joven fundadora de Smart Youth Volunteers de Ghana, Lailah Gifty Akita, oceanógrafa y autora de libros sobre motivación expresó claramente que: “La vida es un proceso de aprendizaje. Debemos seguir aprendiendo. Nunca es tarde para estudiar una carrera, máster o doctorado. El aprendizaje no tiene límite de edad. Todos los grupos de edad están bienvenidos al acto de aprender.” Y si tomáramos estas reflexiones un poco más  profundamente muy probablemente tendríamos un mejor mundo, ya que la educación en el amplio sentido de su concepto ejerce un poder y una energía inigualable sobre el SER HUMANO y es la base del desarrollo de las naciones.

A lo largo de la historia ha habido un claro proceso evolutivo en el rol del ESTUDIANTE, desde el antiguo aprendiz al escolar, privilegiado, discípulo entre muchos viajando para instruirse y aprender en la práctica. Es más, en un principio, “estudiar “tenía otro significado, diferente al que tiene en la actualidad, ya que más bien enunciaba “dedicarse con atención (a algo)”, “tener gran gusto (por algo)”, “estar deseoso (de algo)”, “realizara con afán”, definiciones que no deberían quedar en el olvido  porque el ESTUDIO CON INTERÉS, GUSTO Y DESEO arrojará muy diferentes resultados que aquel mero ESTUDIO POR CUMPLIR, PASAR UN EXAMEN Y ESPERAR UN RESULTADO. Así la motivación detrás del estudiante define el futuro y logros en su vida.

Recordemos que tanto las escuelas como Universidades medievales europeas fueron instituciones educativas influenciadas por la Cristiandad latina, sustituyendo a otros órdenes religiosos palatinos, monásticos y episcopales, creando paulatinamente nuevos modelos y estructuras más contemporáneas que se fueron extendiendo por el resto del mundo, así como también se fueron separando paralelamente las doctrinas religiosas de las enseñanzas. Unos de los hechos más relevante en el caso de las Universidades fue que se instauraron COMUNIDADES ENTRE MAESTROS Y ESTUDIANTES (universitas), que aunque sometidas al proceso de la enseñanza y del aprendizaje, se dedicaban también a la investigación y a la producción del SABER, generándose con ello  vigorosos debates y polémicas que permitieron revolucionar, perpetuar y perfeccionar tanto ideas  como teorías para ponerlas después en práctica y al servicio de la humanidad.

Hoy la educación juega un papel preponderante en prácticamente todo el mundo y se ha reconocido su valor estratégico en el desarrollo de la sociedad,  economía, arte y la cultura y también y principalmente en la formación integral del SER HUMANO. Así un pueblo más educado tiene mayores posibilidades de desarrollo y crecimiento y por ende bienestar de sus habitantes. Interesantemente la lista de los países que en la actualidad destinan más fondos de su Producto Interno (PIB) a la educación  según los datos oficiales del Banco Mundial y de la UNESCO son los países nórdicos como Islandia a la cabeza con 7.7.%, Dinamarca, Suecia y Noruega 7.6%  Finlandia 7.1% y sorprendentemente también algunas naciones africanas como Botsuana, Kenia y Lesoto y Micronesia con un despunte comparativamente superior  del 12.5% de su PIB dedicado a programas educativos creando así nuevas y mejores oportunidades para sus estudiantes y para su porvenir como profesionistas del mañana y con ello el de su naciones.

Los que hemos sido de los afortunados  en poder instruir y formar generaciones de alumnos, no solamente de un rango de edad en particular, sino de diversas  generaciones e incluso de diferentes orígenes y contextos culturales, a veces diametralmente opuestos, hemos corrido con la  gran suerte de comprender y aprender  acerca de la RESPONSABILIDAD y sobre la MAGIA DE LA ENSEÑANZA: reconocer rostros de asombro, como también de aprensión, de alegría y tristezas, tanto muecas críticas  como gestos de humor, reflejos de frustración y miedo, pero casi siempre llenos de ENERGIA, VOLUNTAD y mucha HAMBRE por el CONOCIMIENTO y hemos podido comprobar con especial gusto que hoy algunos de esos estudiantes nos honraron al habernos superado.

Cuando Friedrich Wilhelm Nietzsche escribió que había que “inculcar en los alumnos el arte de aprender a pensar”, revolucionó la perspectiva del aula y también la relación MAESTRO-ALUMNO, motivando cambios paulatinos muy significativos que han impactado durante los últimos dos siglos a la docencia y al aprendizaje. Actualmente nos encontramos en la encrucijada que se ha creado en muchas de las disciplinas académicas  entre los TODOLOGOS y los ESPECIALISTAS y abundan los nuevos modelos y estrategias pedagógicas y docentes, enriquecidas por recomendaciones  y consejos de plataformas virtuales  Así  con todo este posible enredo didáctico seguimos  APRENDIENDO y no dejamos de APRENDER para finalmente tomar nuestras propias decisiones de la forma más objetiva y acertada y para poder seguir avanzando y contribuyendo positivamente a la  sociedad que se sigue así nutriendo del pozo infinito de los conocimientos y descubrimientos.

Ser un ESTUDIANTE del Siglo XXI significa correr con los mismos riegos y temores del pasado aunque en un ambiente mucho más confortable y tecnológicamente evolucionado, y  repito, no sólo se trata de aprobar exámenes o pruebas y mucho menos agradar al MAESTRO o vivir con ansiedad o estrés, sino de disfrutar cada instante del sendero del aprendizaje, cultivar los lazos amistosos y las relaciones con compañeros, maestros y familiares y vivir explorando nuevas experiencias cada día.

Estudiar y aprender es navegar con la mente, es como saltar en un paracaídas, abierto y listo para aterrizar felizmente y convertir lo teórico en lo práctico, lo intangible en algo sensible, lo imposible en lo posible, lo negativo en positivo y lo mediocre en extraordinario. Sí podemos realizar nuestros sueños de la infancia de querer ser astronautas, actores, ingenieros o médicos sin fronteras y si tenemos el corazón y la valentía de dar cada día  un paso al maravilloso mundo del aprendizaje  para ser  justo y  a partir del día de HOY un verdadero  “Estudiante de por vida” .

Dedicado con respeto y cariño a todos mis estudiantes alrededor del mundo.

 

P.S: https://www.delcastellano.com/etimologia-estudiante-alumno/

https://datos.bancomundial.org/indicador/se.xpd.totl.gd.zs

http://www.lalinternadeltraductor.org/n6/malos-profesores.html

https://es.verbling.com/articles/post/los-10-errores-del-mal-estudiante

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.