• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: “El arcano de los caballos salvajes de Chernobyl, Ucrania”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 05 Junio 2020. Publicado en Andrea König Fleischer, Columnistas, Columnistas BCS , Crisol Internacional, Cultura, Sociedad

weee

Las catástrofes naturales como también aquellas causadas por el mismo hombre representan un verdadero desafío y a la vez una auténtica prueba para la humanidad en su conjunto. Tanto los sismos, tsunamis, erupciones volcánicas, inundaciones, deslaves, huracanes, sequías, heladas, así como también las plagas, epidemias, guerras, terrorismo y lamentablemente la contaminación ambiental. Por eso el hombre ha tenido que aprender a lidiar con varios de estos fenómenos, sobreponerse y aprender a superar el desastre y el duelo que dejaron. Sin duda cada tragedia deja siempre aprendizajes y enseñanzas valiosas para la posterioridad y saber comunicarlos oportuna y adecuadamente debería ser una responsabilidad de TODOS nosotros.

En este contexto la UNICEF ha elaborado una serie de recomendaciones prácticas que sencillamente se resumen a los siguientes aspectos: “Hablar de lo ocurrido para poder compartir las emociones y sentimientos, es decir hablar del dolor, propio y ajeno, ayuda a poner todo en perspectiva.” En el caso de los desastres naturales se debería fomentar la cultura de la prevención que se sustenta en datos y nuevos conocimientos que se pueden enseñar y aplicar desde los niveles básicos de las escuelas, apoyados también en la educación en casa. Debemos aprender a “Reconocer que cada catástrofe es una oportunidad real de aprendizaje, tanto sobre el poder de la naturaleza como de su poder regenerador”, es una lección única que nos puede hacer más fuertes y seguros. Asimismo, “la respuesta como sociedad unida, favorecen la cohesión y el trabajo conjunto; desarrollan objetivos comunes y pueden detonar sentimientos de empatía hacia los demás.” Dicho de otra manera y precisamente en tiempos de la pandemia que actualmente sufrimos, debemos y podemos descubrir lo mejor de nosotros: ser más solidarios, tolerantes, resilientes, realistas y positivos. Del mismo modo, si somos capaces de observar a la naturaleza detenidamente y escuchar historias sorprendentes de otras partes del mundo y de cómo salieron adelante, podremos recobrar la calma y la  confianza que necesitamos…

A más de 34 años del accidente nuclear más devastador del mundo en la central nuclear de Chernobyl, ubicada al Noreste de Ucrania, uno de los Estados Independientes del Este de Europa más poderosos, prósperos  y desarrollados, se creó una Zona de Exclusión de 4,700 km² entre este  país y su vecino Bielorrusia, donde 350 mil personas fueron evacuadas y a la fecha no existen cifras exactas sobre los decesos que seguramente fueron trágicamente muy altos aproximadamente de medio millón de personas en la región que además, sufrió los efectos posteriores por la radiación. Hubo predicciones que pronosticaban que debido a la contaminación radioactiva, la zona iba a ser inhabitada convirtiéndose en un desierto para siempre. Sin embargo, a más de tres décadas de esta profunda  tragedia, estudios ambientalistas revelan que hoy en la Zona Exclusiva de Chernobyl  habitan diversas y abundantes especies de animales, particularmente aquellas que habían sido amenazadas en el Este de Europa y uno de los más destacados  y raros ejemplos  son los caballos salvajes  o takhi ( “sagrados) de la raza Przewalski, uno de los descendientes inmediatos de los primeros equinos que habitaron la Tierra, en las estepas  de Mongolia en Asia y que también se conocíeron en Occidente en el siglo XV. Fue formalmente hasta 1881 cuando esta variedad equina se describió para la ciencia gracias a un coronel ruso  de nombre Nikolái Przewalski. Así los  caballos Przewalski fueron llevados a esa zona  desde  la Reserva Natural de Askania Nova al Sur de Ucrania y también a un zoológico local y para fines de los años noventas  y gracias al libre pastoreo y la  alta tasa de fecundidad de las yeguas de esa raza equina se pudo reproducir y rápidamente incrementarse. Pero tristemente como sucede en tantos rincones del mundo, la caza furtiva de esta valiosa y singular especie diezmó su población a sólo 50 individuos en 2007. A partir de esta fecha la especie fue estrictamente protegida y en una década logró triplicarse.  Hoy los  150 equinos Przewalski  sobreviven y están agrupados solamente en 10 a 12 manadas familiares, además de dos grupos de machos y algunos equinos solitarios. La historia de “el arcano de los caballos salvajes de Chernobyl” parece un milagro de la naturaleza misma considerando sobre todo  los acontecimientos ambientales catastróficos y ampliamente dolorosos que ocurrieron en esa región y  son también la prueba de un destacado trabajo de conservación,  que a la vez arroja nuevas interrogantes sobre el impacto de la radioactividad a mediano y largo plazo sobre el medio ambiente.

La lección de Chernobyl para la humanidad no termina aquí, sobrevivir a una catástrofe de esa magnitud y trascendencia no solamente fue uno de los episodios más duros que ha vivido el pueblo de Ucrania, que a lo largo de su historia ha estado sometido a numerosos conflictos bélicos, saqueos de sus recursos naturales por fuerzas extranjeras,  gobernado durante las últimas décadas por regímenes políticos autoritarios y cada vez a pesar de esas terribles presiones renació más fuerte o como bien lo expresa su himno nacional “Ucrania no ha muerto aún”…y que sin duda es un testimonio andante de ello no solamente por su gran legado cultural e histórico, sino también por “El arcano de los caballos salvajes de Chernobyl”, símbolo de resistencia, fortaleza y de sobrevivencia en medio de un escenario verdaderamente desolador y sin duda devastador  para la mayoría…

 

P.S.: https://hipgive.org/es/que-podemos-aprender-de-los-desastres/

https://www.europapress.es/ciencia/habitat-y-clima/noticia-chernobyl-convierte-santuario-rara-especie-caballo-20191016145625.html

https://www.a24.com/mundo-nws/chernobyl-misterio-caballos-salvajes-zona-exclusion-28042020_1WwT7JDUw

https://www.traveler.es/naturaleza/articulos/curiosidades-de-mongolia-raza-de-caballo-przewalski-montanas-de-hustai/16861

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.