• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: “En tierra de iguanas, Santa Lucia”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 20 Marzo 2020. Publicado en Andrea König Fleischer, Columnistas, Columnistas BCS , Crisol Internacional, Cultura, Opinión, Sociedad

Resultado de imagen de isla Santa Lucía

Cuando de historia se trata siempre hay muchas versiones y formas de contarla y cada uno de nosotros tiene su propia percepción e ideas para  ver e interpretar el pasado. Estudiar el origen y la evolución del hombre sobre la Tierra nos permite tener una visión más clara de “cuándo” y “cómo”  y “por qué” podía haber o han ocurrido los sucesos alrededor del mundo o bien,  cómo surgieron y se desarrollaron las diversas civilizaciones y cuál ha sido su curso hacia el progreso y la modernidad. Es tal como lo afirman algunos historiadores “La historia universal posee herramientas suficientes para fijarse y analizar los diferentes procesos económicos y sociales a lo largo de ella, para crear consciencia sobre las crisis más importantes”, brindándonos información útil y relevante, mostrándonos además que ciertos fenómenos suceden cíclicamente y que tal vez  los podemos anticipar y prever.

Innegablemente la historia de las miles de islas existentes alrededor del mundo que están distribuidas y dispersas en los  más de 50  mares existentes  es a veces impactante y a la vez más misterioso que la de algunos países debido principalmente a su lejanía y aislamiento geográfico. Así en las turquesas aguas cristalinas del Mar Caribe se encuentran registradas más de siete mil islas, islotes y arrecifes con una abundante y reconocida biodiversidad tanto marina como terrestre  y entre los 12 Estados soberanos y 17 territorios dependientes que actualmente existen en esa zona se halla también la bella isla de Santa Lucia. Esta isla está situada al Norte de San Vicente y las Granadinas y al sur de la Isla de la Martinica. Santa Lucía es una de las llamadas islas de Barlovento, llamadas así porque se ubican en dirección del origen del viento; característica observada por los navegantes de las naves españolas  cuando venían al Nuevo Mundo.  A la vez el nombre de la isla proviene de Santa Lucia de Siracusa, una santa cristiana que sufrió en medio de la persecución del Diocleciano que es adorado en la Iglesia católica, la ortodoxa y también la luterana. Fue nombrada así a la luz del hecho de que Cristóbal Colón tocó base en la isla el 13 de diciembre en 1502, un día relacionado y comprometido con Santa Lucía y su historia.

Para muchos viajeros la Isla Santa Lucia representa un paraíso, con costas extraordinarias y preciosas playas de arenas que producen un alto contraste con la vegetación de sus bosques tropicales, ondulantes campos de horticultura y un pozo de lava que culmina y domina esta fascinación isleña de 616 km² y casi 160 km de costas. También, es uno de los lugares más ventosos del planeta, ya que los giros de cambio de los vientos soplan desde el Océano hacia la deriva del Sur lo cual implica  estrictas medidas de prevención y precaución principalmente en época de  lluvias y huracanes.

Santa Lucia fue poblada inicialmente por los Arawak, antiguos pueblos de Sudamérica que fueron poblando a las Antillas y  que la llamaron como la isla “Louanalao”, que significa “Lugar de iguanas”, debido a la abundante  presencia de estos reptiles. Los  Arawak como muchos de los pueblos indígenas de América tuvieron profundas creencias religiosas que estaban basadas en el sol, la luna y también en dos cavernas sagradas, las cuevas de  Big Springs en la isla de Puerto Anguila al Norte de la Isla San Martín y la fuente en Shoal Bay donde según sus creencias y leyendas se originó toda la humanidad. La fuente de la caverna es el sitio ceremonial más intacto existente en el Caribe Oriental mostrando petroglifos característicos, además de una estalagmita tallada a semejanza de Jocahu, la deidad suprema de los Arawak, que hoy sigue viva en la memoria de los habitantes del Caribe a través de las leyendas y narraciones.

Curiosamente y como pocos países,  la isla siendo un punto estratégico en el Mar Caribe “cambio 14 veces de mano”, ya que después de que el Reino Unido había tomado el control de ella por cuatro años de 1663 hasta 1667, estuvo posteriormente en constante guerra con Francia, que la ocupó hasta siete veces para finalmente pasarla a la Corona británica que la gobernó  desde 1814 hasta su independencia como Estado de la Mancomunidad Británica en 1979. De esta alternancia política surgió un sistema jurídico mixto de derecho común inglés y derecho civil codificado parecido al franco- canadiense, que busca proteger a sus ciudadanos y crear las bases legales para su nación. Desde siglos atrás debido a su belleza natural Santa Lucia ha ejercido una singular fascinación sobre sus visitantes y hoy el turismo representa una de sus principales fuentes de ingreso para sus más de 160 mil habitantes que conjuntamente se sostienen de la agricultura y de la manufactura, que es una de las más diversas en toda la región del Caribe; especialmente su colorida industria textil cuyas telas se comercializan con éxito en los mercados europeos y estadounidenses.

En esta legendaria “Tierra de iguanas”, justo situada en el borde de las placas del Caribe y Sudamericana, hay majestuosas  montañas, como lo es el Monte Grimie, su punto más alto con 950 metros; además de sus icónicos Montes Pitons, Petit Piton y Gros Piton, cuyas siluetas forjaron el diseño de la bandera de Santa Lucia y que hoy son parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, recordándonos la mezcla entre las fuerzas y la belleza natural de un lugar remoto, histórico y definitivamente un baluarte, no solamente para las iguanas sino de todas las tribus, navegantes y aventureros que la eligieron como su hogar…

 

P.S.: https://www.importancia.org/historia-universal.php

http://hablemosdeislas.com/c-america/isla-santa-lucia/

http://www.ikuska.com/america/etnologia/pueblos/arawak.htm

https://www.ecured.cu/Santa_Luc%C3%ADa_(pa%C3%ADs)

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.