• werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: “High Tech desde los Países Bajos”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 11 Octubre 2019. Publicado en Andrea König Fleischer, Crisol Internacional, Cultura, Política, Sociedad

Resultado de imagen para eindhoven holanda

En un mundo por un lado  desarrollado y altamente tecnificado pero también  carente  y endeble por el otro, subsisten marcados matices en los alcances actuales del progreso tecnológico y sobretodo en la distribución mundial de los avances e inventos que no ocurren global y uniformemente, ni llegan todavía por igual a todas las regiones. De este modo y como bien sabemos, aún existen marcadas desigualdades tecnológicas entre los diversos países y hay datos impresionantes acerca de ello, especialmente y como ejemplo, en torno al auge vertiginoso  del uso de la telefonía móvil y de las diversas aplicaciones que se han derivado durante las últimas décadas. Así abundan las gráficas e ilustraciones comparativas que muestran este boom tecnológico y que indican que poco a poco se están difundiendo bajo sinergias distintas en casi toda la  aldea global. Innegablemente  también hay una innegable vanguardia tecnológica en algunos países como: Japón, Corea del Sur, los Estados Unidos, al igual que en la  gran mayoría de los países de la Unión Europea y también en algunas partes de Asia como Singapur, Taiwán y ciertas partes de China, pero aún persiste una clara brecha tecnológica de Norte a Sur y de Oeste al Este.

Igualmente en el contexto social también perduran  percepciones  y clichés que afirman que por ejemplo  en el Reino de los Países Bajos  sus habitantes son los más altos del mundo,  caminan  en “zuecos” (zapatos de madera) sobre tierras planas y a veces hasta en el agua  y  que ahí casi todo eso está legalmente permitido: los abortos, la prostitución la eutanasia y las drogas… Veamos por ejemplo a Holanda o más bien a los llamados Países Bajos que históricamente se convirtió en  un reino bajo el mandato de Napoleón siendo entonces gobernado por su hermano Luis,  en donde la  zona entonces denominada “Holanda” fue la que más contribuyó a la economía y la riqueza de la nación en aquel momento y por este motivo, se empezó a utilizar su nombre para referirse posteriormente así a todo el país. Gracias a su  inmediato acceso al Mar del Norte, los Países Bajos pudieron desarrollar puertos y astilleros y con ello toda una industria relacionada con las comunicaciones marítimas y sistemas de logística de vanguardia, registrándose  hoy según las Naciones Unidas uno de los índices de desarrollo humano más elevados.

Rico también en historia, arte y cultura desde la antigua Roma,  los reinados de la Borgoña, entonces bajo  la influencia de los Habsburgo  de Austria en las Repúblicas Neerlandeses, permitió que los Países Bajossiempre destacaran en el escenario político y social y también en  los remanentes coloniales en ultramar, como lo son las  municipalidades especiales de BonaireSan Eustaquio y Saba, situadas en el mar Caribe y  que sin duda son una fiel prueba de ello. En la actualidad el mayor objetivo de los Países Bajos se enfoca en “la defensa de los intereses del reino y está impulsada por el deseo de la paz, la libertad, el bienestar y el orden jurídico” y no es mera coincidencia que la Corte Internacional de Justicia se encuentra asentada en la ciudad de La Haya, donde se han llevado a cabo desde 1945  los  juicios políticos más trascendentales de la historia moderna. Ahora bien, más allá de sus icónicos molinos de viento, preciosos y multicolores  tulipanes y sin duda sus sabrosos y variados quesos, los Países Bajos son indudablemente uno de los destinos preferidos de los viajeros en Europa y la visita y estancia en Ámsterdam y sus pintorescos alrededores resulta prácticamente obligatoria, pero además como ha sido comentado en la introducción,  Holanda cuenta con un impresionante desarrollo científico y tecnológico que busca “soluciones inteligentes a problemas globales.” Muestra y base de ello es  un sistema educativo muy estructurado y coherente desde el nivel pre-escolar al elemental  para que así los jóvenes a partir de los 12 años  puedan  escoger posteriormente entre realizar la educación preparatoria de nivel medio (que abarca cuatro años), la educación general continuada (que consta de cinco años), o la educación científica preparatoria (que consta de seis años). Una vez terminados estos estudios, se puede optar por hacer la educación terciaria entre las que se incluyen las universidades. Al terminar estos estudios, se puede realizar una Maestría que se termina actualmente con una edad promedio de 22 años, para luego comenzar a trabajar. Prácticamente todas las universidades, reciben financiamiento  del estado, así las universidades de Ámsterdam, Delft, Leiden y Utrecht figuran cada año entre las 100 mejores del mundo y reciben además con un gran sentido de hospitalidad y apoyo académico a estudiantes  internacionales. Estos datos explican en parte el éxito que han tenido sus egresados en múltiples profesiones como lo ha sido la investigación tecnológica, medicina, urbanismo, ecología y educación y en 2016 la Comisión Europea reveló  el alto Índice que tienen en la Economía y la Sociedad Digital.

Los Países Bajos ciertamente como otras naciones industrializadas y con alta densidad demográfica enfrentan  grandes retos a futuro, especialmente el latente riesgo de severas inundaciones,  pero  gracias al impulso que se les ha dado a su desarrollo tecnológico y científico han encontrado y desarrollarán soluciones para un mejor mañana, ya que los campos de investigación abarcan la aeronáutica, la industria automotriz, sistema digitales y electrónica, materiales de alta tecnología, energías renovables, nanotecnología, salud y seguridad entre muchas otras áreas muy especializadas. Tal vez para algunos los drones, robots y sistemas automatizados  aún parecen tomados de las películas de ciencia ficción, pero en  Holanda forman parte de la vida cotidiana facilitando las tareas, contribuyendo a mitigar los efectos negativos del cambio climático, asegurando una vida más sustentable y segura. Este “High Tech” ya no es una mera fantasía y tampoco privilegio de unos pocos, hoy se pueden admirar las obras del ilustre  Rembrandt y el Impresionismo de Vincent Van Gogh en tercera dimensión, recordar la triste historia de Anne Frank gracias a la digitalización de los archivos  documentales y siempre se puede tomar un “tour virtual” por los inolvidables y nostálgicos Grachten o canales de la memorable Ámsterdam corazón sin lugar a dudas delos Países Bajos…

P.S.:  https://ourworldindata.org/technology-adoption

https://www.holland.com/es/turista/informacion/paises-bajos-vs.-holanda.htm

https://www.hollandhightech.nl/

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.