• werrr
  • werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: “Islas Caimán…más que un inocente cocodrilito”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 19 Septiembre 2014. Publicado en Cultura, Economí­a, Sociedad

Visitar a las islas del Caribe siempre puede resultar mágicamente fascinante para cualquier  viajero afortunado y no siempre son las personas las que tienen este privilegio, sino también algunos objetos como puede  ser el papel. En este caso el papel moneda o billetes que representan  un valor, y que sin importar su  forma, tamaño  y color, sean: verdes, azules, morados o rosados, con  sus diversas inscripciones, leyendas, denominaciones, idiomas y nacionalidades llegan a estos destinos  tropicales procedentes de varias fuentes, unas lícitas y otras…desafortunadamente no. Así puede haber un arribo, no siempre legal de divisas originadas en diferentes naciones  de  las paradisiacas islas del Caribe, que históricamente y desde la época de los piratas siempre fueron un perfecto escondite para uno u otro cofre de monedas de oro y valiosos tesoros y que ahora en los tiempos modernos, se han convertido  en rincones ocultos para el “lavado de dinero”. La costumbre de utilizar prácticas distintas para disfrazar los ingresos provenientes de actividades ilícitas se remonta a la Edad Media, cuando la usura fue declarada como un delito. Entonces los mercaderes y prestamistas burlaban las leyes vigentes que la castigaban y lo encubrían mediante ingeniosos mecanismos. Según los especialistas en la materia, los refugios financieros, moderna versión de aquellas guaridas de antaño, son ahora el complemento indispensable para coronar prácticas de operaciones dudosas o abiertamente fraudulentas que se han abierto  paso en el mundo, en la medida en que el lavado de dinero progresa” ¹.  Cuando actualmente escuchamos sobre estas acciones de “blanqueo” de dinero, sobresalen sitios como las Islas Caimán, Liechtenstein y Colombia, de hecho el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), creado por el G- 7, difundió recientemente una lista de países que eufemísticamente denominó “no cooperativos” en la tarea de adoptar medidas estandarizadas en contra el blanqueo del dinero mal habido. Tras la revisión de la lucha internacional en veintinueve  países y territorios este organismo dio a conocer la lista negra de 15 con “graves problemas sistémicas”, entre las que destacan muchos caribeños y otros isleños y varios más con un largo historial vinculados a la mafia y asuntos turbios, entre ellos: Rusia, Panamá, Israel, Filipinas, Bahamas, Dominica, Líbano, Islas Caimán, Islas Cook, Liechtenstein, Marshall, Nauru, Niue, Saint Kitts y Nevis, y San Vicente y Granadinas, naciones que posteriormente al dictamen fueron amonestadas con sanciones respectivas y que tienen un plazo fijo de un año para adoptar una legislación acorde con las cuarenta recomendaciones establecidas por el GAFI.

El lavado de dinero es según los expertos “llevar al plano de la legalidad sumas monetarias que han sido obtenidas a través de operaciones ilícitas, ”el blanqueo de capitales es el proceso en virtud del cual los bienes de origen delictivo se integran en el sistema económico legal con apariencia de haber sido obtenidos de forma lícita” y conlleva todo un procedimiento desde la colocación, creación de una fachada o pantalla de un negocio ficticio, conocido también como el “ encubrimiento”,  a la integración de los recursos financieros cuando  se  pretende dar legitimidad  a la riqueza creada criminalmente y si el proceso ha tenido éxito, se integra el dinero “lavado”  de vuelta en la corriente económica de forma que re-ingrese  al  sistema financiero aparentando ser fondos de negocios legales. Esta reciente y muy lucrativa actividad criminal ha adoptado diversas técnicas y una de las más recientemente descubiertas en España se  denomina “trabajo pitufo u hormiga” y  consiste en la contratación de personas que realizan múltiples transacciones con fondos ilegales en distintas instituciones financieras. La sumatoria de los distintos montos, que se reducen al límite de dólares  a partir de las cuales las transacciones son registradas, forman grandes sumas que deben lavar, teniendo en cuenta que se utilizan numerosas personas en esta modalidad, generando millonarias ganancias alrededor del mundo. Así las cifras y estadísticas internacionales acerca de las posibles ganancias anuales de estos negocios fraudulentos oscilan desde los 10 mil millones de dólares ( SHCP, México) hasta  más de los 500 mil millones de dólares  (Drug Enforcement Administration o DEA de los Estados  Unidos) y únicamente los remitentes, es decir operadores criminales, tendrán cuentas más claras.

Las Islas Caimán, se encuentran ubicados al Noroeste de Jamaica,  entre  Cuba y Honduras, en el mero corazón turquesa del Mar Caribe. Esta bella  isla caribeña de ensueño representa uno de los 17 territorios que aún existen  bajo un Comité de Descolonización de las Naciones Unidas con el fin de terminar el colonialismo  en pleno siglo XXI. Su historial es similar a otras islas del Caribe fueron exploradas y colonizadas por las fuerzas británicas durante el siglo XVI y posteriormente administradas por Jamaica, hasta que ésta se independizó en 1962 y los británicos volvieron a tomar el control político sobre ese  territorio, por ello, las Islas Caimán son un Territorio Británico en Ultramar dependiente del Reino Unido. Son un sitio verdaderamente multicultural con habitantes procedentes de más de cien diferentes nacionalidades. Estas sublimes islas son  consideradas un paraíso fiscal y representan el quinto centro financiero más importante del mundo, lo que significa que la quinta parte de los flujos financieros internacionales cruza por el Mar Caribe.  Asimismo, las Islas Caimán cuentan con un muy alto dinamismo empresarial, registrando más de  68 mil compañías- mucho más que los habitantes en las islas-  de los cuales  varios centenares representan  bancos que manejan anualmente la cifra de aproximadamente 500 mil millones de dólares estadounidenses en activos y no es mera coincidencia que justo ahí se encuentran instituciones financieras globales muy prestigiadas mundialmente (incluida la UBS y Goldman Sachs). A su vez,  el turismo  que visita a estas tres increíbles islas (Gran Caimán, Pequeña Caimán y Caimán Brac) es exclusivo y de alto poder económico, generando una derrama paralela de divisas muy significativa, mayor al 75% de su PIB anual, que se basa sobre todo en cruceros lujosos, actividades acuáticas extraordinarias, como por ejemplo el buceo profundo y nadar con mantarrayas gigantes.

Ahora bien, ¿Por qué les resulta tan atractivo a los consorcios financieros, compañías internacionales de seguros, inversionistas, especuladores y hasta “blanqueadores” trasladar sus cuentas a las Islas Caimán?  Entre otras razones y dado su status político como centro financiero extraterritorial, sus regímenes fiscales y legales son menos rígidos que en otras naciones, específicamente en las más desarrolladas,  tampoco no existen impuestos directos aplicados a lasempresas de la isla  y por ende, depositar un capital o crear una empresa en las Islas Caimán  resulta más ventajoso y sin duda, menos  controlado. Así, las autoridades internacionales encargados de la lucha contra los delitos financieros y del crimen organizado han emprendido grandes esfuerzos durante las últimas dos décadas para instrumentar controles y medidas regulatorias más eficaces, así como programas estratégicos de capacitación de sus empleados para reportar y atrapar a los no tan “inocentes cocodrilitos” y hasta uno u otro tiburón que se escapó de Wall Street

 

P.S.: Interesante aportación sobre la historia del “lavado de dinero” en el mundo¹:

www.cicad.oas.org/oid/new/information/., sobre regulaciones, conceptos y seguridad anti-blanqueo

http://www.forodeseguridad.com/artic/discipl/disc_4011.htm

http://www.eumed.net/cursecon/dic/oc/blanqueo.htm

http://www.bankersacademy.com/resources/free-tutorials/299-aml-caymanislands

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.