• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: “La esperanza en tiempos difíciles…”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 03 Abril 2020. Publicado en Andrea König Fleischer, Columnistas, Columnistas BCS , Crisol Internacional, Cultura, Sociedad

GALERÍA | Icónica montaña suiza es un “signo de esperanza” frente ...

Vaya que la esperanza, uno de los valores más arraigados de la humanidad, se convierte en estos tiempos especialmente difíciles en un refugio mental y necesario para muchos. Vivir sin esperanza es como vivir sin rumbo, sin futuro y sin porvenir; olvidando planes y promesas e ignorando por completo los compromisos personales y responsabilidades con los demás. Bien lo expresa el dicho popular:”La esperanza se pierde al último”, que adaptado con el paso del tiempo proviene de la sagaz mitología griega, narrando la historia de cuando Prometeo trataba de ayudar a los hombres, robándose una chispa del fuego sagrado, lo que por su atrevimiento desató la  venganza  de Zeus quele dio un presente único a Pandora, que como sabemos fue la primera mujer en la Tierra en aquellos tiempos, una hermosa caja fabricada en el cielo. Cuando Pandora, mujer de una indomable curiosidad abrió la caja, liberó todos los males que aquejaban a la humanidad, hasta que ella al darse cuenta la volvió a cerrar, quedando al fondo un solo rasgo, que por fortuna permaneció allí: la esperanza.

Revisando la Real Academia Española el concepto de la esperanza se define como “un estado del ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos.” También ha sido empleada en  el ámbito de las matemáticas describiéndola como “un valor medio de una variable aleatoria o de una distribución de probabilidad”  y en la religión como parte “de la doctrina cristiana, virtud beata por la que se espera que Dios dé los bienes que ha prometido”.  Hay estudios dentro de la psicología moderna que afirman que “la esperanza en el ser humano es muy importante, ya que se correlaciona positivamente con la salud y longevidad, en otras palabras, las personas que suelen tener más esperanza ante las adversidades de la vida suelen ser personas con mejor salud y que viven más, independientemente de la inteligencia o del nivel académico”. Lo interesante de las investigaciones recientes sobre este tema muestran que la esperanza puede ser aprendida e incluso comunicada  constructivamente a los demás; esta idea es similar a la del optimismo que puede ser extendido a otros como: una actitud positiva y madura que ayuda más que el pesimismo y la negatividad en momentos difíciles. Se trata en sí de una elección de vida, de una manera participativa y activa; o dicho de otra manera: podemos elegir la  esperanza o la derrota y definitivamente entre ambas siempre hay un  cruce en el camino. El futuro puede ser mejor que el presente y nosotros mismo tenemos plena capacidad para que ese futuro sea mejor. Empezando con nuestra actitud y nuestras acciones, pudiendo poner más esfuerzo con la mente y el cuerpo para que la crisis se resuelva y se supere pronto…

Además para ello no necesitamos de demasiado esfuerzo físico o mental para ver dónde estamos hoy y a dónde queremos llegar. Escuchemos y aprendamos de  las personas que comparten su esperanza, veamos su ejemplo de vida, respiremos hondo para darnos una pausa para reflexionar y seguir adelante, haciendo consciencia de que nuestra vida NO ha sido libre de obstáculos y problemas, tanto grandes como pequeños y también de adversidades reales o incluso creadas por uno mismo, problemillas a veces en la familia, el trabajo y también algunas veces rencillas con gente desconocida. Pongamos todo esto en una nueva dimensión de nuestras relaciones sociales para volvernos más resolutivos, es decir maduremos con autodeterminación o como se dice popularmente “tomando el toro por los cuernos”, seamos más valientes que antes, pero también más respetuosos con nosotros mismos y con los demás. La esperanza que se necesita  en estos momentos de crisis mundial por motivos de salud son ideas y acciones constructivas, no dimes y diretes y muchos menos chismes y barullos innecesarios. Bien lo muestra la historia de la humanidad, el poder de una idea puede llevar a nuevos hallazgos científicos e inventos geniales y si  estas ideas  creadoras se combinan con sentimientos puros podemos llegar a un mejor futuro para TODOS.  Hoy es #quédateencasa, mañana  tal vez #saldetucasa hasta que en un futuro valoremos que #lATIERRAESNUESTRACASA.

El tema de la esperanza que también representa y significa confianza, la necesitamos comprender y su puesta en acción  requiere de ciertas habilidades de nosotros como buscar metas, es decir a dónde queremos llegar, identificar los medios  y los caminos necesarios para alcanzar  nuestro objetivo. Vivir con esperanza es un estado dinámico de nuestro cuerpo y de nuestra vida y definitivamente de alti-bajos. La esperanza  puede convertirse en este motor propulsor o chip que nos ayude especialmente en estos tiempos a sobrellevar la necesaria e imprescindible cuarentena mundial. Hagamos que estas experiencias emocionales y  físicas  sean realistas, efectivas y lo más positivas posibles, dignas de poder ser contadas como ejemplos a las futuras generaciones. Aprovechemos también el tiempo para meditar y replantear nuestras vidas. Hagamos “de esta noche tan oscura, una noche en la que las estrellas brillen más” como lo expreso el líder espiritual japonés Osho.

Gracias a la tecnología hoy no solamente pueden difundirse estas palabras casi instantemente; además podemos seguir conectados con nuestros seres queridos en cualquier parte del mundo, leyendo noticias, buscando programaciones de entretenimientos, aprovechando las múltiples actividades virtuales hoy, casi todas de acceso gratuitos…Pero también tomemos el tiempo para escuchar más conscientemente a los que nos rodean en casa, CONOCERNOS MÁS Y MEJOR… Sin duda aprender a convivir en espacios limitados con recursos finitos es el reto indudable para muchos, mientras que el personal médico prácticamente de todo el mundo trata de dar “esperanza en tiempos difíciles” a miles de pacientes contagiados por el COVID-19 siendo este esfuerzo para ellos su único ancla de esperanza

 

P.S: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4481312/

https://www.researchgate.net/publication/259737093_Hope_in_the_Middle_East_Malleability_Beliefs_Hope_and_the_Willingness_to_Compromise_for_Peace

https://pscienceofmind.wordpress.com/2014/06/09/la-importancia-de-la-esperanza/

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.