• qeeq1
  • dddd
  • qqttg

Crisol Internacional: "La magia de los símbolos… Navidad 2017”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 22 Diciembre 2017. Publicado en Crisol Internacional, Cultura, Política, Sociedad

Sin lugar a dudas la Navidad es la fiesta más importante para el Cristianismo, ya que con ella se conmemora el nacimiento de Jesús Cristo y con su llegada se despiertan muchas esperanzas, anhelos e ilusiones. Hay quienes durante esta época recuerdan especialmente su infancia, mirando con nostalgia hacia el pasado, mientras que otros prefieren vivir intensamente el presente, disfrutando con cada campanada el momento de la Noche Buena,  tratando de darle un significado personal,  así como también hay aquellos que con ansias buscan con la Navidad prosperidad y un mejor futuro…

En sí la celebración de la  Navidad tiene mucho arraigo en gran parte del mundo y como muchas festividades conlleva símbolos y elementos culturales que se remontan al paso del tiempo y de los siglos. Según cuenta la historia, la costumbre del  Árbol de Navidad data del siglo VIII cuando un monje benedictino llamado Winfrid, conocido posteriormente como San Bonifacio trato de evangelizar los pueblos paganos de Europa Central, dado que los Celtas habían puesto árboles para representar a sus Dioses, él escogió como símbolo de fe al árbol del abeto que vive para siempre y con ello representar  esa festividad de la mejor manera. De ahí la tradición del Árbol de Navidad que se fue extendiendo poco a poco hacia el Este de Europa, donde los pueblos eslavos los adornaban con manzanas que simbolizaban las tentaciones y pecados. Ocho siglos después, aproximadamente en 1605, se cree que apareció el primer Árbol de Navidad en Alemania  ya con la mayoría de los elementos que hoy ya conocemos y usamos. Uno de los más significativos es la estrella de paz,  que colocada en la cima del árbol representa  al firmamento eterno donde reside la Divinidad y la Fe que debe guiar la vida del cristiano, recordándonos también a la Estrella de Belén que iluminó el camino de los Reyes Magos y que aún simboliza para muchos en la actualidad la luz y la esperanza para alcanzar una vida mejor…

En la decoración moderna del árbol navideño no pueden faltar las esferas de muchos colores y brillos, cuyo origen se derivó de la ingenuidad de unos artesanos  en Bohemia durante el siglo XVIII, cuando unos muy  hábiles sopladores de vidrio las crearon. Las esferas simbolizan la abundancia y los dones de Dios a los hombres y si las miramos en esta Navidad nos pueden ayudar a reflexionar sobre la gratitud y la fortuna que tenemos. Tampoco pueden faltar las campanas en estas fechas decembrinas siendo su uso es muy antiguo, ya que la Ley mosaíca descrita en el Éxodo, XXVIII, prescribía que en la parte inferior de la túnica del gran sacerdote del templo deberían estar enganchadas campanas alternadas con dibujos, para así anunciar la llegada del religioso. Antiguamente también se colocaban las campanas para ahuyentar los malos espíritus  y desde hace siglos se cuelgan campanas de las puertas, ventanas y ramas del árbol para anunciar al pueblo el nacimiento del Niño Jesús y expresar así la alegría. Siempre ha sido  y sigue siendo la tradición en muchos hogares el encender velas durante las fiestas y esta costumbre se remonta a cuando la Virgen María trajo al mundo al Niño Jesús bajo la luz de la vela en el pesebre de Belén. A través del tiempo las velas adquirieron el significado de purificación y espiritualidad, siendo siempre un elemento capaz de iluminar nuevos anhelos y esperanzas de PAZ que hoy más que nunca  necesita el mundo entero…

Asimismo, los ángeles en diferentes diseños y creaciones han sido también fieles acompañantes de la Navidad; ellos siendo seres inmateriales en las creencias de varias religiones y cuyos deberes primordiales son de asistir y cuidar a un SER SUPREMO. En la actualidad muchos creyentes están convencidos de tener un angelito que cuida de ellos. Según las enseñanzas de la Biblia cada estrella posee un ángel que vela por ella o aún  persiste la creencia más espiritual  y  ancestral que cada estrella que divisamos en el firmamento por la noche es un ángel. Entonces pudiéramos creer que cada ángel simboliza un mensajero entre el cielo y la tierra que puede traernos amor y bondad y está en nosotros mismos que se cumpla este vínculo espiritual…

Por supuesto en una Navidad no puede faltar la música y la tradicional son los Villancicos, canciones que se remontan a los poemas cortesanos llenos del amor y ternura de los siglos medievales XV y XVI. Primero se escuchaban en los elegantes salones de los nobles y poco a poco se fueron difundiendo entre el pueblo común volviéndose  entonces en  “las canciones de los villanos” que posteriormente fueron refinados por los grandes maestros de la música clásica para ser tocados, cantados y escuchados en las capillas más remotas del mundo. En la Italia renacentista por ejemplo surgieron canciones que hoy conocemos todos como “Villancicos”. El más famoso y profundo entre ellos  es la “Noche de Paz” escrita por un sacerdote austriaco  en 1818. Así como la música nos acompaña durante estos días especiales del año también los hacen las flores y los adornos y en México nos podemos sentir muy felices de contar con nuestra propia flor llamada Noche Buena deleitándonos con sus hermosas hojas rojas durante meses. La Corona de Adviento también surgió como una tradición cristiana, anunciando las cuatro semanas, previas al Nacimiento del Niño Jesús. El adorno respectivo se crea con ramas de pino o de abeto y cuatro velas de color que se van encendiendo cada domingo previo a la Navidad, iluminando las casas y los espíritus y representando el poder y la dignidad y si todos elementos fueran poco, algunas tradiciones en ciertos países  también conservan el ramo del muérdago, una planta silvestre que se ha usado desde tiempos muy remotos para anunciar el solsticio del invierno. Según las leyendas, las antiguas Druidas cortaban sus ramas con una hoz de oro y en la actualidad, especialmente en los países nórdicos,  se cuelgan  sobre las puertas para traer suerte y fertilidad. Es más  la historia dice si un hombre y una mujer se encuentran en una puerta sobre la que hay ramas de muérdago deben besarse… recordándonos a todos sobre la “Magia del amor y de los símbolos en esta Navidad 2017…  que ojalá esta sea muy, muy feliz para TODOS!...

 

P.S.: http://www.educando.edu.do/articulos/familia/significado-de-los-adornos-de-navidad/

http://diciembrenavidad.com/simbolos-navidenos/

http://www.eluniversal.com.co/suplementos/viernes/los-simbolos-de-la-navidad-145457

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.