• werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: Las largas sombras de la guerra, Bosnia Herzegovina”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 06 Septiembre 2019. Publicado en Andrea König Fleischer, Crisol Internacional, Cultura, Política, Sociedad

Resultado de imagen para Bosnia Herzegovina refugiados

A pesar de la historia de las guerras y sus realidades que  a muchos actualmente les cuesta poder imaginarse y comprender escenarios reales de beligerancia, que además y siempre constituyen un tema triste, crudo y  doloroso para toda la humanidad y particularmente para todos los que lo han vivido en carne propia, es un tema que no se debe ocultar, minimizar o mucho menos callar porque así como causa sufrimiento y dolor, deja también costosas y claras enseñanzas para la futuras generaciones. Baste con mirar hacia los conflictos en Yemen, Irak,  Somalia, Siria, Sudán del Sur  para convencerse que en pleno 2019 las guerras civiles han provocado el mayor número de desplazamientos forzados y de víctimas. Una vez más cabe afirmar lo dicho por muchos historiadores “que para comprender la actualidad en toda su complejidad es imprescindible echar una mirada profunda hacia el pasado y nos daremos cuenta que de alguna forma todo está interconectado en esta “aldea humana”: todas las corrientes políticas, ideológicas, políticas, sociales y económicas son el conjunto de causas y consecuencias que nos permiten entender los complicados procesos y realidades actuales.” De esta manera Winston Churchill expresó en torno a  la historia de los conflictos bélicos en Europa que “Los Balcanes han producido más historia de la que pueden digerir y muchas de estas historias han sido de guerras y conflictos”…

Tras veinticinco años de las masacres en los Balcanes ocurridas justo en la confluencia de Europa Central y del Sudeste europeo, entre Croacia al Norte, Serbia al Este, Montenegro también al Sureste y con acceso al Mar Adriático se encuentra ubicada la República de Bosnia Herzegovina, que tras los Acuerdos de Paz de Dayton (1995) quedó conformada como una República Federal bajo la administración tutelar del Consejo de la Unión Europea, nación que aún no se ha recuperado plenamente de las heridas de una  guerra que duro tres largos años. Las causas de aquel sanguinario conflicto fueron multifactoriales ya que se mezclaron aspectos políticos con fanatismos religiosos, culminando en una exaltación nacionalista, provocando inestabilidad política, social y económica, productos también de una Guerra Fría en sus últimos suspiros, terminando con aquella Yugoslavia socialista, exigiendo “Libertad e Independencia” sobre “las brasas de una hoguera multiétnica que durante siglos entremezcló bosniaks, albaneses, serbios, croatas y romaníes” que ni siquiera podían ser apaciguados por los cuerpos de paz o  “cascos azules” enviados por las Naciones Unidas

Actualmente los dos entes autónomos que forman Bosnia-Herzegovina según los Acuerdos de Paz de Dayton, contienen un área común de musulmanes y croatas y otra de serbios y estos tres pueblos funcionando cada uno por su cuenta comparten un excesivo aparato burocrático con 130 ministerios de diferentes niveles lo que representa un auténtico desafío administrativo. Hoy, 25 años después, las profundas heridas de aquellos episodios violentos y dramáticos desafortunadamente aún quedan rencor y tristezas en las generaciones ya adultas que fueron traumadas por el conflicto y que tienen profundas cicatrices en el alma que difícilmente el tiempo ha podido curar. Una guerra que duró un poco más de tres años y causó cerca de 200,000 víctimas entre civiles y militares y 1.8 millones de desplazados, según los informes más recientes. De las 97,207 víctimas oficialmente documentadas, el 65 % fueron bosnios musulmanes y el 25 % serbios. Dentro de las víctimas civiles, el 83 % correspondió a bosnios. Una guerra devastadora que como tantas otras intentó  destruir el espíritu humano y de la que según resumen los politólogos  “de Bosnia y Herzegovina quedó un solar, dos repúblicas tan antagónicas como indescifrables para el ojo ajeno: la Bosnia y la Srpska, que por política y ADN es más serbia que el Estrella Roja de Belgrado”, en otras palabras  unidas a la fuerza y para obligar  una paz que ojalá sea duradera y protectora…

Tristemente las cifras actuales presentadas por las agencias de ayuda internacional hablan por sí mismo y dos de cada diez familias bosnias viven  en la pobreza. De las ocho restantes, cinco viven en el filo de ella y tan solo  una mala cosecha les podría hundir en la miseria. La mayoría rural (60%) de la población lamentablemente está, metida en agresiones y vinculada con actos violentos, que no se deja engañar por el sueño urbano, mientras  su juventud mira al cielo buscando una solución para su único récord: Bosnia y Herzegovina es el país con mayor tasa de desempleo juvenil en todo el mundo. El 46.7% de los jóvenes entre 15 y 24 años no encuentran empleo, y no es que no lo busquen, es que no lo hay! Los milagros económicos parecen sueños en esta tierra montañosa, medio recordada a veces por la prensa internacional y medio abandonada por sus propios habitantes que han huido hacia el Oeste en búsqueda de mejores oportunidades y una vida en paz.

Lo insólito de la situación es que justo ahí a este corazón desangrado de los Balcanes actualmente llegan avalanchas de refugiados del Este: afganos, sirios y  pakistaníes, necesitados de caridad, comida y techo aunque sea por un par de noches, ya que son rechazados por las autoridades de los países vecinos, ahí entre los lesionados de la guerra encuentran estos migrantes forzados cobijo y solidaridad. Ahí en esta tierra huérfana caben y hay espacios para las almas errantes y espíritus quebrados, no necesitan pasaporte o visa, ni dinero o “palancas”, ahí se erosionaron el racismo y el egoísmo para cambiarlos por la  fraternidad y ayuda mutua espontánea de los desesperados ,ya que a  pesar de “Las largas sombras de la  guerra en Bosnia- Herzegovina” y las precarias situaciones económicas que prevalecen y actualmente atraviesa el país, siempre habrá una luz de esperanza mientras que la mente humana sea capaz de reflexionar, perdonar  y aprender de sus errores…

P.S.: https://www.ui1.es/blog-ui1/top-5-razones-para-estudiar-historia-y-geografia

https://eacnur.org/blog/paises-en-guerra-actualmente/

https://www.acnur.org/fileadmin/Documentos/Publicaciones/2006/4256.pdf

https://www.esglobal.org/las-guerras-de-2019/

https://elpais.com/elpais/2019/06/07/3500_millones/1559901845_163883.html

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.