• werrr
  • werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional ”Libertad circunscrita…Tayikistán”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 01 Febrero 2019. Publicado en Columnistas, Columnistas BCS , Crisol Internacional, Cultura

Al dar un paseo, circular libremente por la calle, reunirnos con amigos, celebrar y expresar nuestras opiniones, ejercer un oficio o trabajo, tener un techo sobre la cabeza y un sustento que nos permite la satisfacción de necesidades y  ciertas comodidades cabe  plantearse la interrogante si realmente todos los pueblos gozan de estas libertades y garantías e igualdad de derechos? Ya que  a  pesar de la Declaración de los Derechos Universales de la Humanidad, lamentablemente en la práctica esta realidad   no es así ya que la formulación e interpretación de las leyes, códigos civiles y normas sociales sigue probadamente discrepando significativamente en muchas latitudes tanto de Norte a Sur como del Este al Oeste.

Al respecto sabemos que la Declaración Universal de los Derechos Humanos marcó definitivamente un hito en la historia de la humanidad, ya que fue elaborada y aprobada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes históricos, jurídicos y culturales;  así la Declaración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 mediante su Resolución 217 A (III), como un ideal común para todos los pueblos y naciones. De esta manera la Declaración que ha sido traducida a más de 500 idiomas establece por primera vez que los derechos humanos fundamentales deben protegerse en el mundo entero y que las diversas regiones geopolíticas que componen el mundo deberían respetar lo estipulado en el Articulo 30:Nada en esta Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados “…

Sin embargo, en el caso de algunas ex repúblicas soviéticas como Tayikistán, país soberano en Asía Central, sin litoral yrodeado por Afganistán, Uzbekistán, Kirguistán, Pakistán y la República Popular de China, la transición política y social  ha sido lento y  constituye  un verdadero reto tanto para los gobiernos, organizaciones y sus ciudadanos.Históricamente y debido a su ubicación geográfica Tayikistán, fue perceptiblemente marcado por grandes civilizaciones y culturas como la helénica, el Imperio kushá, samánida  y también el persa  y por diferentes religiones como el Budismo, el Islam y más tarde durante la colonización  rusa estuvo dominada por la influencia de la iglesia ortodoxa creándose un auténtico Crisol de fe y creencias. Cabe resaltar  también que Tayikistán representó históricamente una parada obligatoria en la famosa Ruta de la Seda, proveyendo suministros para las largas caravanas de los mercaderes, mientras que en la actualidad su economía es frágil ya que se basa principalmente en el cultivo del algodón y la industria del aluminio y el 60 % de sus habitantes actualmente viven en el umbral de pobreza.

Además y aunado a la problemática económica y según lo expuesto por algunas organizaciones internacionales Tayikistán ha desarrollado la reputación de ser un “país al que le gusta  limitar y prohibir”. Si bien algunas limitaciones se relacionan con el miedo del Gobierno hacia el extremismo religioso, otras son más complicadas de entender, como por ejemplo: desde  los finales del 2015 Tayikistán prohibió en escuelas y universidades las celebraciones por el Año Nuevo, la que fue la  festividad más importante en la época comunista; aunque en privado las familias todavía pueden celebrarlo aunque con limitaciones y modestias. Tampoco se permiten grandes festejos privados como fiestas de cumpleaños, aniversarios, fines de cursos, graduaciones, e incluso, llorar fuertemente en los funerales o  el celebrar bodas extravagantes en público, ya que éstas se sancionan con multas elevadas que las autoridades tratan de justificar como un castigo a los excesos y vicios…

Estas restricciones impuestas por el gobierno se han acercado peligrosamente  a la línea delgada que existe y delimita entre “Poder, Justicia y Libertad” y especialmente cuando se conocen y se escuchan ejemplos y testimonios como los ocurridos  en el sur del país durante los preparativos de una boda dónde una familia iba a celebrar el casamiento de su hija mayor atestiguándose lo siguiente: “unas horas antes de la fiesta, un grupo de agentes entró en la casa y confiscó gran parte de la comida que habíamos preparado para el banquete. Los agentes consideraron que había un “derroche” de comida y que se había violado una ley tayika recientemente enmendada que regula y limita cuánto pueden gastar las familias en bodas, funerales y otras celebraciones privadas. Los agentes a  su vez afirmaban que lograron evitar una infracción en la localidad, pero durante la redada, determinaron que la familia preparó en casa de la novia una cantidad excesiva de comida, como por ejemplo platillos especiales y halva para el banquete, la comida confiscada por los inspectores la llevaron al hospital psiquiátrico de Kulob, justificando con esto  su acto bajo el argumento que el coste de la comida era incompatible con los ingresos de esa familia “empobrecida”….

Hechos como estos en regiones culturalmente muy opuestas  de Occidente  quizás nos hacen reflexionar al respecto de una manera superficial con la idea de unos simples “aguafiestas”. Sin embargo los Tayikas celebran el Nowruz, que marca el equinoccio de primavera y que constituye  una festividad suficientemente pagana que no contribuye al aumento de la religiosidad en este país de mayoría musulmana y que resalta además su herencia persa. Pese a todo ello, en lo profundo de nuestro pensamiento crítico deberíamos considerar y recordar que los recursos y alimentos son limitados en TODO EL MUNDO y en algunas zonas más que en otras y que por ello no deberíamos malgastarlos. Entonces, muy al  fondo y como corolario de esta reflexión están también nuestros derechos y particularmente nuestra “LIBERTAD” y todo ello debería motivarnos a  preguntarnos qué pasaría si está fuera “circunscrita” de la noche a la mañana, restringiendo y limitándonos nuestro futuro  y especialmente la manera de actuar?

P.S.: http://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/

 https://es.globalvoices.org/2017/11/29/13-hechos-prohibidos-o-casi-en-tayikistan/

https://www.diariodelviajero.com/asia/10-curiosidades-sobre-tayikistan-en-imagenes

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.