• qeeq1
  • qqqgg
  • qqttg

Crisol Internacional: “Mitos y Monstruos Marinos”, Isla Hook, Australia

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 03 Noviembre 2017. Publicado en Crisol Internacional, Cultura, Política, Sociedad

Para la gran mayoría de nosotros las leyendas, los mitos y también los cuentos fantásticos son como un imán que desencadena y activa nuestra imaginación y  a veces irremediablemente también la sugestión. Al darle la vuelta al mundo, siempre habrá y encontraremos alguna nueva  historia, fábula, o leyenda de la existencia de algún ser  o personaje  increíble y aún por conocer, como lo  fue y ha sido “La leyenda del Monstruo de Loch Ness” en Escocia”, la del  “Hombre de las Nieves del Himalaya” ,el “Yetio  Sasquash de Norteamérica  y también en México el “Chupacabras” y la históricamente tradicional “Llorona”, una señora que según la leyenda  perdió sus hijos en un lago en México donde se ahogaron y murieron y por ello los busca por las noches y también, más regionalmente en el área de La Paz, Baja California Sur, la mítica “Leyenda del Mechudo”, historia de un pescador sudcaliforniano que deambula por la noches en sus aguas y que a veces se le aparece a los buzos. La ilusión en torno a los seres mágicos y extraños no tiene límites, más que aquellos que nosotros mismos les imponemos…

Así, en una isla remota ubicada  en el Pacífico Sur con el enigmático nombre de Hook Island, pertenece al grupo de las 74 Islas llamadas, en conjunto Whitesunday, abarcando zonas frente a las costas de Queensland en Australia.  Esta isla es muy peculiar, pues hasta la fecha permanece deshabitada y se ubica en medio del  Parque Marino Nacional de Whitsunday que forma parte a su vez de la Gran Barrera de Coral, que constituye un Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO, en donde y alrededor de sus cristalinas aguas  se pueden  avistar aves y ballenas, así como también gozar de un verdadero paraíso submarino conformado por una gran diversidad de corales y peces de ese gran arrecife. La Isla Hook tiene dos entradas prominentes, conocidas como Nara y Macona, parecidas a los fiordos de Noruega,  cuyas ensenadas se usan como desembarcaderos para los turistas y viajeros de todas partes del mundo que visitan esta maravillosa zona. La costa Norte de Isla Hook es muy conocida entre los aventureros submarinos por su  multi- colorido arrecife de coral. Además, justo ahí también se encuentran algunos de los sitios arqueológicos más antiguos del Este de Australia  que son las cuevas y los sumideros de los pueblos ancestrales de Ngaro que habitaron Hook Island, particularmente asentados entonces en  la pequeña bahía de Nara y constituye el vestigio más antiguo de los aborígenes de la zona de la Gran Barrera de Coral.

Ahora bien, fue en la década de los años sesentas, cuando circulaban en el mundo muchas fantasías en torno a extraterrestres, Marcianos y  otros seres fantasmagóricos, criaturas que supuestamente habían llegado de otro mundo y es justo el momento cuando en la pequeña y  remota  Isla  de Hook se dio a conocer al mundo una  sorprendente fotografía de un aparente “Monstruo Marino” que inició toda una leyenda que prevalece sobre el lugar.  Fue en  el año de 1964 cuando el fotógrafo francés Robert Le Serrec y su familia vacacionaron en las islas y descubrieron algo insólito  y extraño que  yacía en el fondo del mar: una enorme y rara  criatura con cuerpo similar a un renacuajo o serpiente  gigante de aproximadamente 10 metros de longitud. Con los equipos fotográficos de aquellos días  la familia y unos amigos  tomaron  fotos de la “bestia” que se les acercaba peligrosamente  y que aparentemente era aún más grande de lo estimado. Los testimonios de aquel escalofriante instante narran textualmente lo siguiente:
"...Fue ya que estaba a casi seis metros, que pudimos ver con claridad la cabeza de la serpiente. Su cabeza era grande, de casi un metro veinte de largo, con quijadas anchas y planas como las de un lagarto. Su piel era lisa, pero de un apagado color café negruzco, los ojos parecían de un verde pálido, casi blanco. La piel se veía más como la de un tiburón que la de una anguila, y no tenía escamas visibles….No tenía aletas o espinas, ni un aparato respiratorio visible; aunque estoy seguro que debía haber alguno. Quizás no los vimos porque nuestra atención estaba posada principalmente en la boca amenazadora de la bestia, la cual parecía blanca en el interior y llena de pequeños dientes. Había un fragmento oscuro colgando de los dientes superiores, quizás un pez. 
Cuando el monstruo yacía en el fondo, no podíamos ver el color de su panza. Debía medir más de quince metros de largo. El cuerpo debía tener un grosor de más de noventa centímetros y se hacía más y más ligero hasta convertirse en una cola como látigo. El color general del cuerpo era negro, con anillos cafés cada metro y medio…."

Y así siguió y creció el relato sobre este espeluznante encuentro ocurrido y además fotográficamente documentado en las bellas aguas del Pacífico Sur que pronto se iba a convertir en la nota mundial del día y objeto de curiosidad, especulación y controversia científica. Al respecto el reportero estadounidense  Ivan Sanderson  no solo busco la adquisición de las fotos originales, sino también el poder hacer negocio con ellas. Hubo diversas  interpretaciones de las fotografías tanto de expertos como de amateurs, aclarando que la supuesta “bestia” podría haber sido una enorme lona usada por el ejército, un globo aerostático desinflado y el mismo Sanderson afirmó que se trataba de una anguila de pantano gigante. Otra teoría sobre el acontecimiento y para explicar la identidad del “Monstruo de la Isla Hook” fue que se trataba de un espécimen sobreviviente de temnospóndilo, un género extinto de anfibios muy feroces y resistentes  que existieron durante la era del Jurasico junto con los dinosaurios. Así hay quienes afirmaron que no sería descabellado creer que alguna especie o mutación de los temnnospóndilo hubiera sobrevivido no solo la extinción de los dinosaurios, sino la evolución de los grandes mamíferos y el reemplazo de los grandes saurios marinos por ballenas, delfines y tiburones.

En la actualidad, a medio siglo después de este particular y sorprendente evento, hay evidencia científica  suficiente sobre cierta mega fauna recientemente descubierta como el tiburón megalodon o “mega boca, el calamar gigante, la medusa gran rojo  y otra especie parecida a la Gran Serpiente de Mar (Heuvelman, 1965) e incluso, han surgido hipótesis y teorías sobre otras especies aún desconocidas para la ciencia  y así con esto revivir y re-considerar el misterioso caso de “Los mitos y monstruos marinos”, no solamente en esta recóndita y bella Isla Hook, sino alrededor del mundo entero, que definitivamente nos pueden asombrar, hechizar y como todo lo inesperado e inexplicable, trasladar momentáneamente a otra dimensión…

 

 

P.S.: Sobre los vestigios históricos:  Fiona Dickson (25 June 2008). "The Ngaro people of the Whitsundays"ABC Tropical NorthAustralian Broadcasting Corporation. Retrieved 22 May 2010.

http://mitosmonstruosyleyendas.blogspot.mx/2015/05/el-monstruo-de-la-isla-hook.html

http://www.tiburonpedia.com/el-tiburon-megalodon-carcharodon/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/las-increbles-fotos-del-monstruo-marino-de-hook-island-revisitadas/

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.