• werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Crisol Internacional: “Un gran equipo: el trabajo en familia, Eslovaquia”

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 15 Marzo 2019. Publicado en Andrea König Fleischer, Columnistas, Columnistas BCS , Crisol Internacional, Cultura, Sociedad

Cuando de TRABAJO EN EQUIPO se trata existen desde las épocas más antiguas de la humanidad muchos ejemplos, formas y modalidades; desde cuando apenas se organizaron según sus habilidades y talentos los primeros grupos de individuos para obtener los mejores frutos o resultados de su esfuerzo conjunto. Así  indudablemente a lo largo de la historia y los procesos evolutivos, los hombres y mujeres han modificado sus hábitos y costumbres, empleando la fuerza, el ingenio y especialmente el conocimiento para satisfacer sus necesidades para mejorar su bienestar y calidad de vida. Está establecido que históricamente en el momento en el que el hombre pasa de recolector a cazador inicia una importante división y organización social del trabajo, asignando funciones específicas según el género y la edad, basándose en las capacidades físicas y la responsabilidad de cuidar a los menores y mayores de un grupo.  Esto es literalmente el origen de la FAMILIA y del trabajo colectivo que se ha venido perfeccionado culturalmente a través del tiempo, partiendo desde la mera sobrevivencia y la precariedad laboral aunada a la vulnerabilidad social, a la continua y creciente contribución de las mujeres, dejándonos una infinidad de ejemplos loables del TRABAJO COLECTIVO O EN EQUIPO. Realmente resulta difícil hacer apreciaciones sobre qué pueblo ha sido el más trabajador y por ejemplo en el caso de México se puede afirmar que no solamente ha crecido sustancialmente su fuerza laboral, sino también las horas dedicadas al  trabajo,  que en este caso preciso (según la revista El Economista) son 2,255 horas anuales, siendo la cifra más alta de las economías de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) y también por lo mismo el marco posible para formar equipos más productivos a favor del bienestar social y de las familias…

Examinando con mayor detalle el tema del TRABAJO EN EQUIPO sobresalen alrededor del mundo varias De las historias de éxito y sin duda Eslovaquia, país del Este de Europa es un modelo ejemplar  de ellos. La República de Eslovaquia  limita con Polonia al Norte y con Hungría al Sur; al Oeste con la República Checa y al Este con Austria y Ucrania. Además está  amurallada al Norte por las impresionantes montañas Cárpatos y los habitantes de la zona han explotado las ventajas de este entorno montañoso desde la época de su colonización hasta nuestros días. Posee más de 7 mil cuevas y grutas siendo además  favorecida por las fértiles tierras bajas del  rio Danubio. Contando no sólo con bellos paisajes de ensueño y con más castillos y palacios que días del año y además cuenta y mantiene una economía floreciente, basada en la industria, el comercio y los servicios. La naturaleza de Eslovaquia es tan impresionante que en el bosque de robles de Dobrá Niva en Zvolen, en un espacio que equivale a más de 120 campos de fútbol, podemos estar rodeados de árboles  con más de 400 años de antigüedad. Es  además un ambiente lleno de tradición y legado cultural que data de siglos y que ejemplarmente mantiene a las familias unidas por su trabajo y el valor regional que le dan a sus productos.

Para ilustrar lo anterior baste echarle una mirada al pueblo de  Zázrivá en la región de Zilina, que reúne las condiciones apropiadas para la ganadería y el pastoreo de ovinos y bovinos y para la posterior transformación de la leche derivada en quesos. Cabe resaltar que solo las hábiles manos de las mujeres de Zázrivá son capaces de elaborar — de trenzar — el producto a partir de la masa cocida al vapor y no hay instrumento mecánico que pueda sustituirlas. Según la tradición oral, la elaboración doméstica del producto en Zázrivá se remonta a la segunda mitad del siglo XIX, dado que la fabricación de quesos cocidos destinados a la venta, entre los que  se encontraba el de esta región, era en aquella época el único medio de subsistencia para los ganaderos del lugar. Gracias a este esfuerzo en conjunto y especialmente al TRABAJO EN EQUIPO DE LAS FAMILIAS la región pudo prosperar y la elaboración de sus quesos ha hecho feliz a esta pequeña comunidad.

Para la fabricación del queso Zázrivský korbáčik se utiliza como base un queso semiduro obtenido a partir de leche de vaca ya sea cruda o pasteurizada a la que se agrega un cultivo acido láctico. Este queso se sigue elaborando con el método tradicional siguiente: una base de  queso semiduro fermentado y parcialmente curado que se cuece al vapor con agua hirviendo y que a continuación se estira para formar tiras tradicionalmente conocidas como vojky, de un grosor comprendido entre 2 y 10 mm. Acto seguido, esas tiras se trenzan en forma de pequeña fusta korbácik en eslovaco con una longitud de entre 10 y 50 cts.  Tiene peculiarmente aroma y sabor a leche, a queso sabroso, salados, ligeramente ácidos y también hay  la variedad ahumada o sin ahumar.

Tradicionalmente los vendedores de Zázrivá ofrecían entonces y lo siguen haciendo  hoy día sus productos en los mercados y en distintas ocasiones como bodas, bautizos, las fiestas navideñas, el carnaval y las fiestas de Pascua. Durante esas fiestas la producción de korbáčik aumenta, lo que demuestra su éxito entre los consumidores. El éxito del korbáčik se ha convertido en parte integrante de una importante manifestación regional llamada Zázrivských dní, jornadas de Zázkrivá, en cuyo marco se organizan concursos de preparación de Zázrivských korbáčik. La participación no solo por parte los fabricantes locales, sino también de competidores ocasionales lo que demuestra la popularidad de esos certámenes y especialmente la unión de sus familias.

Cabe concluir que lo HECHO CON AMOR Y PASIÓN, LO HECHO A MANO trasciende en el tiempo,  sobrevive a las modas, los caprichos y de alguna manera también a lo más sofisticado y de alta tecnología, porque se basa y sustenta en un GRAN EQUIPO, EL TRABAJO EN FAMILIA, no solamente en Eslovaquia, sino alrededor del mundo…

 

P.S.: https://www.eleconomista.com.mx/economia/Mexicanos-destinan-2255-horas-al-ano-a-su-trabajo--20180209-0032.html

https://europa.eu/european-union/about-eu/countries/member-countries/slovakia_es

http://www.hablamosdeeuropa.es/panorama/miembros/eslovaquia

http://www.mundoquesos.com/2012/01/slovensky-ostiepok.html

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.