• werr
  • dddd
  • werr
  • qqttg

Cuestión de valores

Escrito por Leonardo Varela en Lunes, 07 Octubre 2013. Publicado en Cultura, Educación, Opinión, Política

Morris Berman, sociólogo norteamericano residente en México desde hace ya casi una década, ha escrito varios libros que alertan sobre un tema que debería resultar de gran interés para los ciudadanos de este mundo posmoderno: la decadencia actual y el retroceso económico, cultural y social de los Estados Unidos. Sí, ya sé que cualquier ideólogo contemporáneo de izquierda ha abordado de una u otra forma este tema; lo interesante es que Berman lo hace desde una perspectiva no ideológica sino guiado por el genuino  deseo intelectual de encontrar explicaciones a su propio malestar existencial, acudiendo como principal fuente de información a los propios analistas norteamericanos que le han precedido y sobre todo, analizando desapasionadamente y desde dentro a la propia cultura norteamericana.

El resultado no sólo es aleccionador, ya que en el mundo actual de manera consciente o inconsciente, la mayor parte de las sociedades occidentales y sus ciudadanos hemos elegido como modelo a seguir a los norteamericanos, buscando emular un idílico “american way of life” que se considera fuente de progreso material y orden social, sino también preocupante, pues nos obliga a cuestionar el paradigma mismo del progreso, que en la práctica constituye un objetivo por definición inalcanzable, una especie de utopía perversa que sólo induce a la acumulación material, el crecimiento de la dependencia hacia la tecnología, y una perpetua insatisfacción social e individual, lo cual por otro lado, no logra privar al común de los mortales o a la mayoría de los habitantes del mundo occidentalizado de su deseo de sacrificar cosas tan valiosas como la convivencia familiar o el tiempo libre en aras de obtener los engañosos beneficios de este modelo de vida.

De cómo esta forma de proceder está llevando a los propios norteamericanos al desastre en todos los ámbitos de su realidad tratan varios libros del autor, pero es particularmente en “Cuestión de valores”, colección de textos aparecidos en diversas revistas, editado en México por Sexto Piso en el año 2011, donde se puede percibir el aspecto central de este reclamo: la cultura de los vecinos del norte ha logrado un gran éxito y una enorme expansión debido precisamente a su carácter superficial, engañoso y expansivo, que se sustenta en la falta de valores, es decir en la constitución del lucro, el oportunismo, el engaño y la charlatanería como antivalores capaces de infligir un daño permanente a la capacidad del ser humano para vivir en comunidad.

Particularmente, me detengo en el texto llamado “El propósito de una educación humanista”, donde Berman subraya la importancia de la educación superior y el tipo de educación que se imparte en las universidades actuales, donde (cito al autor): “las universidades norteamericanas adoptaron un modelo corporativo, y la enseñanza, a su vez, se modeló bajo las relaciones empresa-cliente… En cuanto la educación se convirtió en un producto, el respeto hacia la misma se esfumó. Se convirtió en algo por completo instrumental, antes que ser vista como un estilo de vida, o como una forma de ensanchar la propia comprensión del mundo y de uno mismo.”

“Ensanchar la comprensión del mundo y de uno mismo” es ahora, según Berman, un lujo o “un mal chiste” en instituciones educativas que se han concebido para preparar a los jóvenes para incorporarse al “fascinante mundo de los negocios”; lo cual en la práctica se traduce (y esto no lo tiene que decir el autor, empíricamente a todos nos consta) en ser capaces de desempeñarse de forma más o menos correcta como cajeros, taquilleros, taqueros y taxistas dentro de una sociedad que cada vez ofrece menos oportunidades de ascenso social y donde lo más probable, debido al rígido modelo económico dominante, es que uno acabe en la misma clase social dentro de la cual nació.

Pero lo verdaderamente escalofriante está bien documentado por este lúcido investigador:

  • “En 1965, alrededor de 75% de los estudiantes universitarios de primer año en Estados Unidos decían que acudían a la universidad “para hallar una filosofía de vida con sentido”. Cuarenta años después, 75% dijo que su meta era enriquecerse.”
  • “En el grupo de edad de entre 18 y 24 años en Estados Unidos, 87 % no puede señalar Irak o Irán en un mapamundi, y 11% ¡no puede localizar Estados Unidos!”

Y sí, justamente de lo que se trata en éste y todos los libros de Berman, es de reflexionar en torno a la necesidad de construir sociedades (y en principio, universidades) donde la vida tenga un sentido tanto para los individuos como para la colectividad. Es este vacío de sentido, esta falta de un rumbo interior, lo que Berman caracteriza como el gran déficit, el “alma ausente” de la cultura norteamericana, un agujero negro que succiona nuestras identidades y que por vía de la imitación también amenaza con abrirse lugar en el corazón mismo de nuestra realidad, sino es que ya forma parte integral de ella.

Bien dice Berman: “A mí en lo personal me gustaría ver a México (y al resto del mundo) evitar este infeliz destino. El hecho de que la mayoría de las universidades de Estados Unidos también hayan perdido su propósito guarda relación con todo lo anterior y, por tanto, espero que las universidades mexicanas repiensen su admiración hacia sus contrapartes americanas.” Lectura más que recomendable, indispensable.         

Acerca del Autor

Leonardo Varela


Egresado de la licenciatura en Humanidades de la Universidad Autónoma de Baja California Sur. Poeta, cuentista y novelista. Ha publicado una docena de títulos y recibido diversos reconocimientos, entre ellos el premio internacional de poesía Jaime Sabines. Actualmente es miembro del Sistema Nacional de Creadores Artísticos.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.