• qeeq1
  • qqqgg
  • qqttg

DÍA DE MUERTOS VS. HALLOWEEN

Escrito por Maricela Chávez Gámez en Martes, 31 Octubre 2017. Publicado en Cultura, Sociedad

Las tradiciones mexicanas son maravillosas. Abunda en nuestras costumbres una cantidad de cosas que nos hacen ratificar eso de "como México no hay dos". Estamos calentando motores para la temporada festiva más bonita del año que inicia en estos próximos días con el Día de Muertos y que nos va a mantener con ánimos festivos hasta el 31 de diciembre.

Como todo, las formas de celebrar también poco a poco se transforman.

Particularmente en las zonas fronterizas  como la nuestra se mezclan las celebraciones de halloween con nuestro Día de Muertos, pero es palpable que algo pasa porque haciendo memoria, ya hace buen rato que no pasan los niños por las puertas de nuestras casas, disfrazados de brujitas, zombies o vampiros a pedirte dulces, una encantadora costumbre por cierto que hacía que estuviéramos provistos con material chocolatoso para enfrentar la visita terrorífica más inocente, dulce y divertida de la temporada.

Si bien hemos de reconocer algunas intenciones de "mexicanizar” geografías fronterizas como la nuestra y la oficialidad cultural organiza los concursos de Altares de Muertos, con buena participación seducida más que por la costumbre, por el premio en efectivo. Escuchando algunos "comentarios de corredor" es muy frecuente la opinión de que, al menos en BCS, honrar a nuestros muertos nunca fue con esa onda de los altares, nosotros los sudcalifornianos hemos sido más sensibles al halloween que a los tzempatzúchiles.

Nuestra población ha crecido mucho gracias a migrantes del centro del país que viajaron hasta con el perico, es decir, no dejaron nada en sus tierras de origen y nos comparten hoy en día muchas de las costumbres de nuestros ancestros; no será de extrañar pues, como buenos mexicanos, que cualquier día de estos veamos un colorido desfile de "huehues" con los arcos de flores anaranjadas  y banquetes de zacahuil, o que de pronto el panteón de los Sanjuanes se ilumine de noche al mero estilo michoacano, familias que convierten la lápida de sus deudos en la mesa familiar a son de un buen mariachi como en el DF… Y muchas formas más de demostrar nuestra mexicanidad o más padre aún, la visión que tiene nuestra cultura acerca de la muerte... El mexicano se pitorrea de la parca, no sea Usted la excepción y no lo tome tan "a pecho", igual para allá caminamos todos, mejor saquémosle jugo a la vida y hasta donde se pueda diviértase con la Catrina.

Alimentar el sentido de pertenencia cultural es indudablemente un elemento que cohesiona no solo a las familias sino a una sociedad. Tal vez le pareciera poca cosa, pero si observa nuestra realidad, ya es preocupante que no le tengamos mucho respeto a las prácticas sociales o a las buenas costumbres que alguna vez caracterizaron a nuestras familias. Hagamos algo por nuestras tradiciones, vístase de Bruja, Vampiro o la clásica, Novia Ensangrentada, cualquier máscara le sirve, se va a divertir en familia y sobretodo, aportemos al incremento de las tradiciones mexicanas. Volvamos a las piñatas, a cantar las colaciones y a las pastorelas, a "arrullar al niño" y a hacernos comadres de "a santito"... Ya si la agarra en serio pues puede vestir al niño de "indito" y hasta conseguirle en el mercado un "chiflo de agua", pongamos nuestro nacimiento sin niño y el 25 de diciembre le "amanece" el Niño Dios... No por eso tiene que desarraigar a Santa Claus, ni necesitamos cambiar el pavo tradicional por tamales oaxaqueños, no es para tanto, pero no va mal darles su chance a los Tres Reyes Magos... Ahora que las economías están flacas, nuestra cultura tiene tanta riqueza que puede ayudar a regalarnos una muy colorida temporada de celebraciones mexicanas.

 

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.