• werr
  • weee
  • werr
  • wer

¿Dónde?

Escrito por Justine Hernández en Miércoles, 05 Junio 2019. Publicado en Columnistas BCS , Literatura, Narración, Poesía, Poesía de BCS

Es cierto lo que dicen los tanatólogos: nada te acerca más a la muerte que la vida y viceversa. 
Cada sonrisa, cada danza, cada orgasmo, cada “sentirme viva” me regresa una pregunta 
 
¿Dónde me van a enterrar?
 
Aunque existen diferentes ritos funerarios en la historia y en el mundo, 
el entierro o la sepultura es el más común por este lado del planeta.
 Regresar a la tierra, regresar el cuerpo que te ha sido dado, dejar la evidencia tangible de que ya no estás y honrar la vida, son algunas de las razones por las que “damos sepultura”, que como dice la frase es, sobre todo, un acto de dar: el regalo final para el que se ha ido. 
Cuando pienso en eso, entonces, me pregunto qué pasará con mi cadáver y lo digo en el sentido más práctico y transaccional posible, 
¿quién será que se encargue de esos menesteres para conmigo? 
Alguien lo hará… aunque sea el departamento de salubridad o la funeraria que haya contratado, 
eso no me preocupa mucho, en realidad lo que me inquieta es elegir el lugar.
Ser errante, como yo, tiene un tinte de libertad, de ser flotante, de no tener raíces, 
de no tener al menos en mi caso un lugar al cual regresar. 
Somos seres que nos establecemos un rato y después migramos y no es, que no queramos quedarnos, a veces no podemos, a veces no sabemos y a veces no nos queda otra opción.
Entonces ¿a qué tierra, he de regresar?
¿Sera que se pierde el derecho al espacio a cambio de la posibilidad de no ser de ningún lado?
 
¿Dónde me van a plantar?
 
JD

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.