• qeeq1
  • dddd
  • qqttg

El Factor Videgaray

Escrito por Ramón Ojeda Mestre en Lunes, 04 Diciembre 2017. Publicado en Columnistas, Cultura, Opinión, Política, Sociedad

El candidato ideal para el partido gobernante hubiera sido Luis Videgaray por diversas razones: una, por su experiencia en tareas del partido, ya que había sido presidente del Comité Directivo en el Estado más poblado del país y con resultados exitosos. No puede decirse lo mismo de los precandidatos como Narro, Nuño y el propio ungido.
 
Luis Videgaray era el de mejor preparación, en muchos sentidos, destacando el haber colaborado con el actual Jefe del Ejecutivo cuando fungió como gobernador en el Edomex.  Es decir, sabe lo que es la realidad social, económica y política de las parcelas del pacto federal, lo que el actual y desafortunado candidato del PRI  ignora por completo dado que nunca se ha desempeñado en municipio o estado alguno y eso, para los que saben de qué estamos hablando,  cuenta mucho,  puesto que la política real, la de la entraña misma de la tierra nuestra, la política conmovedora y rasposa se hace en el terruño, en la colonia, en la delegación, en los pueblos, en los sindicatos, en los campos  deportivos o en las escuelas.
 
Videgaray era y es, sin duda, el que la merecía de su jefe y amigo, de su partido y de una realidad punzante que no quiere importaciones políticas sino hombres con arraigo, conocimiento, compromiso y lealtad. Con el mayor respeto, pero Meade no es un hombre leal.
 
Luis es un mexicano muy preparado, mucho más que Meade, Anaya, Margarita, Moreno, Rodríguez, et al.  Videgaray es  todo terreno, ha sido funcionario administrativo y político en la tierra más compleja, demográfica y geopolíticamente hablando, trató con centenares de presidentes municipales, con secretarios intrépidos como Ruiz Esparza, Luis Miranda, o Chuayffet. Videgaray fue un importante diputado federal.   Meade nunca fue, ni ha sido, ni será, diputado federal o local, ni regidor, o síndico o algo que lo obligara a rozarse con el pueblo. Su paso por la Sedesol fue artificial, encapsulado, peor que el de Rosario Robles.
 
Luis Videgaray fue y es un hombre íntegro, leal al presidente y a su partido, congruente, Meade no. Videgaray tiene una enorme preparación académica es muy superior a la del hijo del Nicho Meade.  Nada más hay que ver sus calificaciones desde primaria hasta el doctorado.
 
Videgaray tuvo que lidiar con asuntos muy graves del gobernador Peña Nieto y del Presidente Peña Nieto, que todos sabemos que no es la misma persona, culpa es los tiempos no de España.
 
Luis Videgaray ha sido de facto y de jure varias veces secretario de estado y, lo más delicado, ha sido el más sabio y leal consejero de la república, de él puede decirse lo que se afirmara de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador: ¡Dios, que buen vasallo, si oviese buen señor!.
 
Es una verdadera desgracia que el PRI, una institución histórica, para bien o para mal, haya tenido que recurrir al outsourcing del cariño comprado, cuando tenía, al menos, una decena de excelentes fichas para afrontar al monstruo terrible y temible para ellos, de Andrés Manuel López Obrador. No puedo negar que José Antonio sea un servidor público de carrera eficiente, pero será, y ya es, un frío, desangelado, anticarismático, pirrurris   y bizarro precandidato presidencial.
 
Hay que decirlo claramente y de frente: una vez más, Peña se equivocó, el mejor candidato, en estas circunstancias, era Videgaray y no Meade.  Con más experiencia en la vida real.  Seriesote, adusto, pero 100% confiable y congruente.  Nunca fue un hombre de dos mundos, no fue un bipolar de la política.  Es lo que es y eso lo engrandece. |
 
Qué lástima, AMLO merecía mejores contrincantes.  No lo logró.  Su triunfo será pírrico o por default.
 
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Acerca del Autor

Ramón Ojeda Mestre

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.