• werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Familias sudcalifornias: CÓMO CELEBRAR EL FIN DE AÑO EN FAMILIA

Escrito por Mi Nana en Viernes, 28 Diciembre 2018. Publicado en Cultura, Familia., Familias Sudcalifornias., Recomendaciones, Sociedad

Para muchas personas el fin de año es sinónimo de fiesta, cena de gala o un gran brindis; sin embargo, cuando tenemos hijos o nietos, también quizá cuando la economía no está en su mejor momento, las prioridades y las celebraciones cambian. La maternidad o paternidad nos cambia, definitivamente, y claro que eso no impide celebrar, pero sí implica que los festejos incluyan algo más que alcohol, incluso juguetes o una piñata.

A continuación les comparto algunos consejos para celebrar este año nuevo en familia, incluyendo a los más pequeños.

Recibiendo el Año nuevo en casa

Esto no tiene por qué ser sinónimo de aburrimiento, de hecho, puede resultar de lo más divertido. Solo necesitas un poco de imaginación y ganas de pasarla bien. Además, si dejamos a los niños participar en los preparativos, la ilusión y la diversión están aseguradas.

Por ejemplo a la hora de la cena, este es uno de los momentos más importantes de la celebración de año nuevo. Pero tranquilas, preparar una cena a la altura de la ocasión no tiene porqué resultar estresante. Olvídense de los protocolos y hagan de ella una actividad divertida, en la que tus hijos pongan el toque creativo. Seguro que el resultado es delicioso y original.

Pueden elegir entre todos el menú y prepararlo juntos. Puede ser algo que no coman habitualmente o algo que les guste especialmente y quieran convertir en una tradición para esta noche. También pueden preparar una cena sencilla a base de aperitivos o botanas de diversos sabores. A los niños les encantará poder elegir entre diferentes platos.

Si van a venir familiares o amigos, pueden proponerles que traigan algún plato propio o alguna receta de otros países para así tener una cena de lo más variada e internacional. O pueden preparar una noche temática, disfrazarse y cocinar algo especial relacionado con el tema que hayan elegido.

Para simplificar un poco, en lugar de sentar a los comensales alrededor de la mesa, puedes organizar una cena en plan buffet, en la que cada uno vaya cogiendo lo que le apetezca y los niños puedan moverse con libertad; o bien cambiar todo el escenario de casa, proponer que se cene en la sala o en algunos cojines en el suelo.

Para los brindis puedes preparar bebidas especiales para los niños. Chocolate caliente, jugos o bebidas carbonatadas sin alcohol. No olviden tener listas copas similares a las de los adultos para que los peques se sientan especiales.

Una vez terminada la cena, la noche es joven y se presta a hacer un montón de actividades para divertirse. Eso sí, hay que tener en cuenta que en muchas familias se reúnen varias generaciones, por lo que habrá que buscar actividades que gusten tanto a los niños como a los más mayores.

Los Deseos:

Una de las cosas que pueden hacer juntos, después de la cena, es escribir en un papel bonito todo lo que desean que desaparezca de sus vidas y en otro papel escribir los propósitos para el año que comienza. A media noche, se quema en una olla o en el patio, el papel con aquello que no se quiere. El papel con los deseos para el nuevo año, pueden guardarlo para hacer balance al año siguiente.

La cápsula del tiempo:

Repartan a cada niño una cajita, hojas de colores, lápices o plumones, tijeras y diferentes elementos para decorar la caja. Después pídeles que escriban en una hoja sus deseos para el nuevo año, con quien han celebrado esta última noche del año, si han aprendido algo especial durante el año, los nombres de sus amigos, cuáles son sus actividades favoritas y cuales no les gustan nada…. Cualquier cosa con la que se sientan identificadas es válida.  La idea es que guarden el papel en la cajita decorada y la conserven hasta el año siguiente, cuando podrán leer lo que escribieron y darse cuenta de cómo hay cosas que cambian y otras que permanecen inalterables.

Juegos de mesa:

Otro de los clásicos para pasar una celebración de fin de año en casa, son los juegos de mesa. Hay una enorme variedad para elegir, desde las últimas novedades hasta los más tradicionales. Lo importante es que todos se lo pasen bien y participen. Si no quieren complicarse demasiado el tema pueden echar mano de los clásicos como el turista, la lotería o incluso las cartas. Otra opción es jugar a algún videojuego en el que pueda participar toda la familia, ya sea en equipos o en solitario.

Otras actividades que se pueden improvisar en cualquier momento de la noche son aquellas en las que cada uno demuestre su talento artístico. Cantar, contar chistes, adivinanzas, un teatro de títeres, cuentos o historias de terror. Cualquier cosa vale para pasar un buen rato y divertirse.

Recuerden que lo importante es pasar estos momentos en familia, con una actitud positiva y muchas ganas de atesorar ese tipo de celebraciones.

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.