• werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Familias sudcalifornias: CÓMO TRABAJAR LAS EMOCIONES DE LOS NIÑOS A TRAVÉS DE LA MÚSICA

Escrito por Mi Nana en Viernes, 28 Junio 2019. Publicado en Cultura, Educación, Familia., Familias Sudcalifornias., Música, Música Sudcalifornia , Sociedad

Imagen relacionada

Todos tenemos la capacidad de asociar la música con las emociones, es innegable que cuando escuchamos ciertas canciones, algo dentro de nosotros se mueve, vibra. Así que no es de extrañarnos que la música se use para cambiar emociones y estados de ánimo, y por eso es tan viable trabajar las emociones de las y los niños a través de ciertas melodías.  

El vínculo con las emociones inducidas por la música se forma, mayormente, durante la adolescencia y los primeros años de vida adulta. Esta conexión está estrechamente relacionada con el desarrollo de la identidad propia y la influencia de los grupos sociales. Es decir, las canciones y artistas favoritos de la mayoría de la gente son aquellos que escucharon con sus amigos en la prepa o en la universidad.

Sin embargo, lo que es real es que la influencia de la música y su relación con las emociones comienza desde muchísimo antes; cuando somos niñas o niños nos sentimos atraídos por la música de manera natural, incluso desde bebés. Es por eso que la música puede utilizarse para influir en las emociones de los niños, incluso desde el vientre materno.

En un estudio reciente publicado en un número especial de Frontier in Human Neuroscience, las expertas Kimberly Sena Moore y Deanna Hanson-Abromeit estudiaron en profundidad cómo se puede estructurar la música para facilitar los cambios emocionales de los niños desde la edad preescolar.

Se le llama transiciones a los cambios que se producen a lo largo del día en el horario de los niños. Los niños hacen, por ejemplo, una transición o cambio diario entre el sueño y la vigilia, otra de la casa a la escuela, de la vigilia al sueño, y muchas otras. Hay muchas transiciones durante el día, y debido a la energía consumida en ellas y el caos que puede acompañarlas, resulta que también hay docenas de oportunidades para ayudar con la música a facilitar las transiciones y las emociones de los niños.

Una forma de apoyarles y apoyarnos en la música, puede ser reproducir música de fondo para cambiar el ambiente del espacio y crear un ambiente más tranquilo. Por ejemplo, elegir música que no tenga letra, que tenga ritmos lentos y suaves, puede ayudar a nuestros pequeños a calmarse cuando está expuesto a ambientes muy tensos. También podemos utilizar un ritmo más animado para cuando los pequeños jueguen, y otra más tranquila cuando ya vaya a dormir. Bastará con 5 o 10 minutos de música para cada transición.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.