• werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Familias Sudcalifornias: ¡ABUELAS Y ABUELOS PERFECTOS!

Escrito por Mi Nana en Viernes, 03 Mayo 2019. Publicado en Cultura, Educación, Familia., Familias Sudcalifornias., Sociedad

Resultado de imagen para ABUELOS

Cuando un ser humano tiene la oportunidad de ser abuelo, y sobre todo, cuando eres un abuelo ya jubilado y no tienes que cumplir con horario estricto de trabajo, es una bendición tener tiempo para disfrutar con la familia y con los nietos, tal vez recuperar un poco los años que ya invertiste trabajando arduamente. Ahora decides disfrutar y compartir tus experiencias con tu familia y que mejor, que con esas personitas que te hacen la vida más feliz.

Dicen que cuando eres abuelo es más divertido y menos estresante cuidar a los niños que cuando eres papá, tal vez tenga algo de cierto, porque cuando fuiste papá aún no tenías la solvencia para ponerte tú mismo tu horario de trabajo y tenías que viajar mucho, en fin. Ahora como abuelo ya no es tu responsabilidad el cuidar y mantenerlos, simplemente lo haces por gusto o por ayudar a tus hijos, lo que tal vez haga este cuidado más relajado. Ahora que tienes más tiempo libre puedes ofrecerle a tus nietos una atención total, amor incondicional y seguridad; ser un ejemplo positivo para ellos; contribuir a su desarrollo mediante el juego y la lectura; enseñarles habilidades como la carpintería, la cocina o la jardinería; charlar con ellos o tan sólo escucharlos, e infundirles el sentido de pertenencia y unión familiar

Un estudio de la Universidad de Oxford en el que participaron más de 1,500 niños y adolescentes de entre 11 y 16 años, mostró que aquellos que tenían una relación estrecha con alguno de sus abuelos eran más bondadosos, considerados y sociables, y sobrellevaban mejor las situaciones adversas, como la separación de sus padres.

Sin embargo siempre hay que tener en cuenta ciertos puntos acorde con nuestros hijos para que no consintamos de más a nuestros nietos y provoquemos discusiones y confusiones con los niños.

Aquí te dejamos algunos:

1.- Es normal que cada familia adapte ciertas formas de alimentación diferentes a las que nos enseñaron nuestros papás, como todo, la alimentación varia y los gustos de cada persona también, es por eso que te recomendamos que platiques con tus hijos, que reglas tienen ellos con tus nietos, así como los horarios para dormir y el tiempo para ver televisión o videojuegos. Estos es básico para que no desacostumbremos a los niños a horas diferentes, ya que esto les puede causar problemas de insomnio o enojos.

2.- Pregunta a tus hijos, cuáles son las medidas de disciplina que tienen y las medidas correctivas que realizan con ellos, tal vez no sean iguales a las que tú tenías cuando eras pequeño.

3.- Investiga cuánta supervisión esperan tus hijos, esto también varía por la edad y la forma de ser de cada niño. Hay algunos niños que son muy disciplinados desde pequeños y no necesitan tanta supervisión  y otros que son muy inquietos o que no le gustan las reglas, con los que tal vez tengamos más trabajo, pero hay que saber hasta dónde llegar.

4.- Establece límites. El que cuides a los nietos no significa que tú no tengas tus propias reglas en casa, así que defínelas bien y dáselas a conocer también a tus nietos para que las respeten en el tiempo que estén contigo.

5.- Algo muy importante es saber qué tipo de seguro tienen los nietos o si tienen un doctor de cabecera, para en caso de enfermedad o accidente, saber a dónde debes acudir y tener a la mano los número de emergencia.

6.- Recuerda que los niños son muy inquietos y curiosos a todas las edades, así que lo mejor es que apliques ciertas normas de seguridad y cerciorarte del buen funcionamiento de aparatos electrónicos que puedan usar los niños sin dañarse. Revisar los químicos del baño, del jardín y medicamentos y ponerlos en un lugar seguro con letreros visibles. Retirar de la vista objetos punzo cortantes. Tapa los contactos de la luz que no utilices para evitar que introduzcan algún objeto. Si salen de la casa, asegúrate de ponerles el cinturón de seguridad o que tengan los asientos apropiados.

7.- Indícales que es mejor no abrir la puerta si no estás tú con ellos, para evitar que se introduzca algún extraño a la casa.

 

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.