• werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Familias sudcalifornias: CÓMO HABLAR DE DINERO CON LOS PEQUEÑOS

Escrito por Mi Nana en Viernes, 30 Noviembre 2018. Publicado en Cultura, Familia., Familias Sudcalifornias., Sociedad

Quizá la pregunta les parece exagerada, podrán cuestionarme “¿qué saben los niños de la crisis? ¿Por qué deben saber?”, y yo les digo que no es que nuestros pequeños deban estar al tanto de las preocupaciones de los adultos, pero en mi experiencia ellos solitos se dan cuenta, sea por la televisión, las redes sociales, la escuela o  las pláticas de sus propios padres. Además las niñas y los niños son grandes observadores, y muy perspicaces, no lo olviden.

Solemos creer que los niños viven al margen de los problemas sociales y económicos, del país y de la propia familia, pero recuerden que ese tipo de problemas y crisis afectan a todos en la sociedad, a cada integrante del núcleo familiar. Quizá las preocupaciones en los más pequeños sean sobre por qué ambos padres tienen que trabajar todo el día, o por qué uno de ellos se quedó sin empleo; por qué no puede tener tal o cual juguete como otros niños; por qué no pudieron pagar el uniforme; por qué lo tuvieron que cambiar de escuela; y todas esas dudas que resultan como efecto de las crisis.

A nuestras niñas y niños, no se les puede mantener en una burbuja, debemos explicarles lo que ocurre de forma sencilla para que se sientan seguros frente a cualquier cambio que ocurra en su entorno familiar y social. Desafortunadamente en la actualidad las calles están llenas de violencia o tensión, así que transformemos nuestro hogar en un lugar cálido y confiable para nuestras niñas y niños.

La mejor manera de tratar la crisis económica con los hijos es hablando con ellos. Se les debe explicar de una forma sencilla, pero clara, sin alarmismos y, sobre todo, haciendo que se sientan seguros. Demasiados detalles pueden hacer que se asusten y hablar de forma vaga no será suficiente para resolver sus dudas. Hay que contarles lo que pasa, pero haciendo hincapié en que se trata de una situación transitoria y aprovechar para inculcarles conceptos como la solidaridad, la dignidad, la austeridad o la generosidad.

No creo que sea necesario organizar una reunión formal para hablar de la crisis, basta con estar atento a los comentarios de los niños, a sus preguntas y cambios de comportamiento, incitarle a hablar y aprovechar cualquier ocasión para que expresen sus preocupaciones y dudas.

Si el niño no pregunta, se puede aprovechar una noticia en un periódico o en la tele para explicarles que las crisis económicas son situaciones que se dan cada cierto tiempo, hay menos trabajo y por tanto se tiene menos dinero para comprar determinadas cosas, pero que en estas circunstancias las personas también aprenden, se ayudan, se quieren y crecen en diversos sentidos.

Si los hijos son más mayores es probable que lleven peor la situación al no poder hacer lo que antes hacía con sus amigos, como salir de compras o a tomar algo. Tendrán miedo de que los dejen de lado por no tener dinero. En estas ocasiones es importante hablar con ellos para que entiendan la situación y la necesidad de que ellos cooperen.

También se les puede involucrar en la economía familiar a partir de los 15 o 16 años. Se les puede explicar cuáles son los principales gastos del presupuesto, como la comida, la renta o las colegiaturas y qué parte se destinan a cosas menos importantes. De esta forma se les tiene que hacer entender que cuando se les niega algo es por una razón importante, pero cuidando de no “cargar” sobre ellos la preocupación, ya que eso corresponde a nosotros los adultos. Estos momentos también pueden servir para animar a los adolescentes a realizar trabajos por las tardes, y así comenzar a tener su propio presupuesto. 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.