• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Familias sudcalifornias: CÓMO FOMENTAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN ADOLESCENTES

Escrito por Mi Nana en Viernes, 26 Junio 2020. Publicado en Cultura, Desarrollo humano, Educación, Familia., Familias Sudcalifornias., Sociedad

Resultado de imagen de adolescentes felices

Cuando hablamos de inteligencia emocional, nos referimos a esa inteligencia que implica la habilidad de comprender los sentimientos propios y los ajenos, así como saber actuar frente a esto; de ahí la importancia de que las y los adolescentes aprendan a desarrollar este tipo de habilidades emocionales.

La inteligencia emocional puede comprenderse mejor echando un vistazo a nuestro cerebro humano. Podemos observar que el cerebro emocional se desarrolló millones de años antes de que, a partir del mismo, surgiera el neocórtex o cerebro racional. Esto explica que, a pesar de estar guiados por nuestros impulsos emocionales primarios, tengamos la capacidad de hacer un procesamiento más profundo y preciso de las situaciones. Esto nos permite obtener y emitir respuestas más razonadas. Es precisamente esta habilidad la que constituye el núcleo central de la inteligencia emocional.

Es cierto que en infantes pequeños es socialmente aceptado el berrinche o la explosión emocional, pero a medida que la persona crece, se nos exige un mayor autocontrol de nuestras respuestas y emociones. Es decir, que el manejo de nuestros estados internos es una habilidad susceptible de ser aprendida y entrenada.

Sabemos que la adolescencia es una etapa crítica en la vida, pues presenta enormes retos para nuestro desarrollo personal. En estos años comenzamos a reclamar y construir nuestra independencia, nuestros referentes dejan de ser los padres para pasar a encontrarlos en otros ámbitos. A todo este complejo proceso de cambio se suma todo lo emocional que experimentamos a nivel individual. Ese sube y baja de emociones intensas y desconocidas que muchas veces no sabemos abordar puede complicarnos el tránsito por este periodo vital.

Así que, si queremos ayudar a nuestros adolescentes a vivir plena y sanamente esta etapa, es preciso que apostemos por su desarrollo emocional, por una inteligencia en tanto que espacio de las emociones.

El punto de partida para una buena gestión emocional es saber identificar las emociones que se experimentan, eso les permitirá comprender mejor los matices del sentimiento concreto que les aborda, para esto la lectura es una gran herramienta, así como la terapia psicológica, o el asistir a grupos y talleres donde se desarrollen estas capacidades. Es muy importante que nuestros adolescentes enriquezcan su mundo interior.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.