• werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Familias sudcalifornios: POR QUÉ NO DISCUTIR FRENTE A LOS NIÑOS

Escrito por Mi Nana en Jueves, 06 Junio 2019. Publicado en Cultura, Educación, Familia., Familias Sudcalifornias., Sociedad

Resultado de imagen para padres discutiendo frente a hijos

No importa la edad que tengan las y los hijos, siempre se sentirán mal al ver a sus padres discutir o pelear.

Es cierto que todas las parejas tienen problemas, que todas en algún momento entran en discordia y se pueden llegar a gritar o incluso ir más allá; y tristemente esto implica a los hijos, más si están en una etapa infantil. Pero, lo que quizá no comprendemos a la perfección los adultos, es el grado de estrés y tensión que se genera en las y los pequeños cuando presencian situaciones problemáticas entre adultos, principalmente si se trata de su mamá y papá.

Cuando se tiene hijos se debe tomar en cuenta también sus emociones y sentimientos, sus percepciones respecto a las situaciones que viven ellos y que se viven en familia. Cuando los padres discuten, las y los niños tienen una serie de emociones negativas que afectan su comportamiento, y también su visión de la vida –a corto y largo plazo. Algo preocupante frente a este tipo de eventos, es el que las y los niños experimenten emociones de culpa, de hecho, es común que los pequeños puedan creer que los problemas de sus padres, y las discusiones con gritos en presencia de ellos, sean consecuencia de algo que ellos hicieron; algunos pequeños pueden tener pensamientos hasta de preferir no existir para que no haya tales riñas en casa.

Algunos expertos en terapia con niños, dicen que los pequeños se pueden llegar a sentir extremadamente preocupados porque alguno de los padres pierda el control y dañe al otro; dicen que sienten mucho temor cuando la discusión llega a los gritos y las groserías. Piensan que las personas más importantes en su vida, sus amados padres, ya no se quieren y que se van a separar. Sienten dolor al ver uno de sus padres tan triste.

 

Otra de las consecuencias relevantes respecto a las discusiones frente a los hijos es que afecta a la personalidad de ellos. Se vuelven inseguros o incluso agresivos. No aprenden a resolver los problemas que tienen con otras personas. Creen que con gritar e insultar se soluciona todo y que es la única manera de que los demás les harán caso.

¿Nos damos cuenta del gran daño que causamos a los pequeños del hogar cuando peleamos frente a ellos?

Tratemos de evitarlo, siempre. Tratemos de dar un ejemplo de paciencia y respeto, de diálogo y afecto.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.