• informe
  • werr
  • wer
  • weeee

Homenaje a esta tierra

Escrito por Esperanza Vega Soto en Sábado, 30 Julio 2016. Publicado en Columnistas, Cultura, Literatura, Poesía

A ti que me has dado tanto

quiere ofrecerte un poema,

quisiera poder bordarlo

con blanca espuma y arena.

 

Tus  playas de arenas blanca,

 de arenas negras y ámbar

de suave arenilla blanda

y la dura arena grave.

 

Además tienes tus islas,

tus montañas y tus valles

huertos de dulzura extrema

y desiertos solitarios. 

 

Entre esa gran variedad

de sal y azúcar mezcladas,

se alimentan los ensueños

 de la juventud dorada.

 

Se mecen  en las palmeras

los imborrables recuerdos

y el cántico de las aves

nos retorna a tus misterios.

 

Qué impetuosos son tus vientos,

qué contraste con tu paz,

qué olas tan altas se cruzan

para poderte alcanzar.

 

Y al final, como una perla,

extraída al viejo mar,

nos regalas a la vista

tu luz, como manantial.

 

Hacia tus miles de estrellas

que brillan en noches claras

las aguas  del mar se alzan

como queriendo alcanzarlas.

 

Los cardones centenarios,

siempre elevando a los cielos

sus brazos lisos y fuertes

dando gracias al eterno.

 

Oh! inmensa naturaleza

que tienes tantos contrastes

¿ por qué a Baja California

 las aguas dulces negaste?

 

Son las lágrimas del mundo

las que bañan tus esteros

para dar consuelo al triste

y bálsamo a sus  quimeras.

 

Madre adoptiva de muchos

que buscando su camino,

voltearon hacia tu ruta

y aquí encontraron destino.

 

La ilusión que a ti me trajo

se convirtió en realidad,

la que fue una idea incierta

germinada en soledad.

 

He  cultivado mil flores

de tu selecto jardín,

he sembrado la semilla

que alegrará mi existir.

 

Tierra pobre en tu riqueza,

agua rica en tu pobreza,

cobijas al que a ti llega

le das  amor, paz y entereza.

 

Quienes vienen  y se funden

en tus  aguas cristalinas

encuentran  la sal y miel

que da sabor a sus vidas.

 

Se quedan bajo tu sol,

se duermen con tus arrullos,

te conquistan con trabajo

y  aquí rehacen sus vidas.

 

Tanta paz, tanta belleza,

magnánima les prodigas

que logras que sólo exista

Sudcalifornia en sus vidas.  

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.