• werr
  • wer
  • weeee

Homosexualismo y política

Escrito por Ramón Ojeda Mestre en Martes, 30 Junio 2015. Publicado en Opinión, Política, Sexualidad

 

La Ciudad de México tiene la presencia de dos grandes artistas homosexuales: Miguel Ángel Buonarroti y Leonardo Ser Piero Da Vinci. Esto sucede deliberadamente en el día de la marcha celebratoria llamada del Orgullo Gay. Esto manda una señal quizá de apertura, de compromiso, de desinhibición o de promoción que sin duda afecta fibras sensibles de la sociedad, como por ejemplo, las de la iglesia católica o las de los segmentos más conservadores o tradicionalistas.

La Presidencia de la República en una cuenta de Twitter recogió el fenómeno y lo asumió como una manifestación de libertad o de, lo que llamamos los de Zongolica, como una expresión de "open mind", lo cual es delicado en un país conservador y mayoritariamente católico aunque usted me restriegue el caso del padre Marcial Maciel o del Padre Amaro, que, desde luego, era Portugués y fue obra de la creatividad de Eca de Queiros. Es obvio que es un derecho humano la preferencia o práctica sexual de cualquier mujer u hombre, pero incluso en países quasi libertinos les ha costado a muchos tremendas aflicciones. Recuerdo a Oscar Wilde en Inglaterra o a Sócrates en Grecia.

Aquí, con un mensaje en favor de la inclusión y la convivencia de las diversas identidades que habitan el DF, se llevó a cabo la XXXVII Marcha del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual e Intersexual (LGBTTTI) este pasado sábado 27 de junio. Como cada año, partieron del Ángel y llegaron hasta el Zócalo. El apoyo de Miguel Ángel Mancera fue evidente, sobre todo en la exposición de su tocayo Miguel Ángel y de Da Vinci, uno de los más grandes genios de todos los tiempos. La marcha de este año fue encabezada por personas transgénero y transexuales, quienes en noviembre pasado lograron el reconocimiento a la identidad de género como un procedimiento administrativo mediante una reforma al Código Civil del DF que sustituyó el juicio de reasignación sexogenérica que permanecía desde 2008.

¿Estaremos entendiendo bien el fenómeno? A estos grupos también se unieron jóvenes LGBTI, universitarios, lesbianas, familias lesbomaternales y homoparentales y por primera vez participaron contingentes de personas LGBTI con capacidades diferentes, así como adultos mayores de la diversidad sexual. 

Si bien el carácter de la marcha fue festivo, los grupos participantes no olvidaron que se requieren cambios culturales que disminuyan la discriminación contra las poblaciones LGBTTTI. Tan solo en el DF se han reportado 190 asesinatos por homofobia en los últimos 19 años, según la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia.

Por ello hicieron la demanda de las Alertas de Género exigidas por el Movimiento amplio de mujeres, así como la demanda de las mujeres transexuales por la tipificación de asesinatos contra integrantes de este sector como feminicidios. Todo esto es muy complicado de entender y de digerir para quienes formamos parte de la mayoría tradicional y que fuimos educados en el rechazo a estos comportamientos o diferenciaciones.

Hicieron un llamado a todos los medios de comunicación a que revisen su actuación en materia de Derechos Humanos, integren contenidos e imágenes con una perspectiva inclusiva sobre Orientación Sexual e Identidad de Género, absteniéndose de hacer escarnio, burla, discriminación y apología de la violencia contra nuestras poblaciones. Dicen estos movimientos que no hay libertad política si no hay libertad sexual y que nadie será libre, hasta que todos seamos libres. Para pensarle.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

Ramón Ojeda-Mestre

Acerca del Autor

Ramón Ojeda Mestre

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.