• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

John Lennon

Escrito por Ramón Cuéllar Márquez en Viernes, 28 Noviembre 2014. Publicado en Literatura, Música, Política

Del poemario inédito:

Anotaciones del viaje al instante  o de cómo somos un sistema binario.

 

10101001

Verás que un hombre recorre el número 1 de la calle 72, acechando el edificio Dakota en Nueva York, nervioso, como si la noche le hubiera partido el sueño en gajos; camina de aquí para allá, respira, agita las manos bañadas en un océano de moléculas tensas, donde la muerte no halla acomodo, donde el momento se resiste a su propio origen, a su propio karma instantáneo, tan infalible como cuando las cosas deben pasar por la costumbre. El hombre de lentes camina y se recuesta en la pared, platica con algunos transeúntes que se detienen a preguntar por la hora de llegada de la guitarra eléctrica, del poema al que todos quieren llegar, al que todos quieren tocar para recibir la eternidad de su nombre en la tinta, del cantante que es todos los escarabajos del mundo. Y ocurre en un chispazo, “Hey, mister Lennon”, y las balas salen escupidas por la urgencia de una fama inmerecida, buscando el cuerpo de quien años atrás había enloquecido a las multitudes con su música: la figura cae, con el espanto de Yoko Ono que trata de parar el tiempo, de borrar aquella silueta gorda, grasosa, nauseabunda, de que el ocho de diciembre de mil novecientos ochenta jamás se hubiera presentado en sus vidas.

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.