• werr
  • dddd
  • werr
  • qqttg

Los cinco retos del periodismo en BCS ante la reforma política.

Escrito por Vladimir Torres Navarro en Martes, 07 Enero 2014. Publicado en Opinión, Política

La reforma política requiere de un análisis y de su revisión desde diferentes niveles. Hay mucho que examinar, desde las candidaturas independientes hasta la reelección de legisladores. Seguramente usted ha escuchado o leído ya, algo sobre el tema. Sin embargo, parte de las modificaciones que se realizaron a nuestra constitución política incluye, no sólo la creación de instituciones y figuras, sino una aspiración que vale la pena rescatar: La planeación en nuestro país debe ser democrática y deliberativa.

Esta adición implica una serie de compromisos, pero también de retos, sobre todo de quienes están indirectamente involucrados en la producción de las políticas públicas, en este caso, por ejemplo, de los medios masivos de comunicación. Ellos juegan un papel importante en la construcción de la democracia, pero su papel es protagónico en los procesos deliberativos.

El término “democracia deliberativa” es reciente, aunque fue mencionada en 1980, algunos científicos sociales le abonaron mayores argumentos a mediados de 90´s. En general es utilizada para referirse a las democracias representativas, esas que adoptan procedimientos regulados para contemplar la opinión de todos los sectores, teniendo como premisa el principio de la deliberación, que implica la argumentación y discusión pública de las propuestas. Para muchos, la democracia electoral solidifica la representatividad, y la deliberación la legitima.

Como puede ver, la más pequeña de las adiciones contemplada en la última reforma política, representa un gran desafío, tanto para los gobiernos como para la sociedad. Cada vez se hace más necesario elevar la conciencia ciudadana colectiva para asumir estos nuevos roles.

Como le mencioné, uno de ellos son los medios masivos de comunicación, que ante la elevación a rango constitucional de esta nueva forma de planeación, tomarán un papel protagónico en el diseño y evaluación de las políticas públicas, lo cual no es un asunto menor. Creo que en Baja California Sur existen empresas y periodistas consolidados, sin embargo, todos deberán asumir los siguientes retos:

Noticia y análisis. Una cosa es contar una historia y otra desmenuzar un asunto público. Aunque son dos acciones periodísticas interdependientes, se requieren dos habilidades distintas, porque la certeza del segundo depende del profesionalismo del primero. Lograr esta especialización no es fácil, los diaristas deben tener siempre como premisa la oportunidad y la objetividad para darle cuenta a los ciudadanos de los hechos independientemente de su verificación. Para el analista político, cuando existen versiones apegadas a la realidad en los medios, puede sobreponer su punto de vista, sus preferencias, siempre y cuando no omita la existencia de otras, es decir, no necesariamente tiene que ser objetivo, pero sí imparcial.

 

La personalidad. Aunque los periodistas representan a empresas y esas empresas tiene políticas y premisas, no se debe dejar de lado que cada quien tienen algo que aportar, sin embargo, las opiniones personales no siempre congenian con las de la organización, es por ello, que en el mundo tomó fuerza el periodismo de autor, que consiste en que comunicadores comparten datos, hechos y versiones del acontecer público a través de medios personales. Creo que en Baja California Sur existen muchos profesionales de la pluma que pueden dar aportes valiosos, y ello puede hacerse a través de esta modalidad, utilizando redes sociales como los blogs, twitter y facebook.

 

La oportunidad. Sin duda, cada vez la vigencia noticiosa es más corta en nuestros días, es por ello que narrar hechos y opinar sobre ellos requiere de una velocidad mayor. Esta escalada la han logrado los medios internacionales y nacionales fortaleciendo sus versiones digitales. Tanto la radio, los periódicos y la televisión hoy en día se apoyan en la inmediatez del internet para informar conforme a la dinámica actual. En Baja California Sur, puede ocurrir que los medios tradicionales pierdan fuerza, no por la calidad de su información sino por su accesibilidad limitada.

 

Periodismos ciudadano. Con la masificación de los teléfonos inteligentes y de las tabletas hay en cada portador un periodista en potencia. Los medios tradicionales se rehusaron por mucho tiempo a citar lo que informa un ciudadano, esto en un afán por desestimar el alcance de las redes sociales. Sin embargo, hoy, lo que publican los usuarios de dispositivos móviles son una fuente de legítima en la sociedad de la información. Fotos, crónicas y videos posteados, son algunos de los recursos a los que un profesional de la información puede darle una función social importante. En nuestra entidad hay medios que los han hecho de forma exitosa, pero también los hay quienes lo hacen sin escrúpulos, a pesar de ello, es una oportunidad que puede complementar la información que se difunde en medios electrónicos e impresos locales.

 

El financiamiento. Sin duda, es una realidad que cualquier proyecto informativo requiere de recursos materiales y financieros para poder cumplir con su cometido. De hecho, este constituye un medio de control político. En el mundo, es un tema ampliamente estudiado por las organizaciones de periodistas, he leído algunos comentarios que, al respecto, han publicado analistas internacionales; ellos coinciden que es necesario que en las localidades se inicien brechas para el patrocinio de empresas privadas y se impulse la apertura de los fondos gubernamentales para micro y pequeñas empresas a las modalidades de publicaciones periodísticas. Creo que en nuestro estado existen las condiciones para ser pioneros en el tema a nivel nacional. Ojalá que alguien más lo vea así.

Cada sector tiene un papel dentro de las posibilidades que se abren a partir de una reforma. Desde luego que los cambios estructurales no son un asunto acabado. El andamiaje sobre el cual se mueve nuestra sociedad local y nacional debe estar también en constante cambio.

A los ciudadanos nos compete seguir compartiendo nuestros puntos de vista por cualquier medio a nuestro alcance. Me parece que existe una gran oportunidad para que medios masivos y sociedad civil impulsen causas comunes que fortalezcan a nuestra comunidad. Seguro estoy que será una alianza que provoque muchos cambios positivos.

Acerca del Autor

Comentarios (6)

  • Rafael Riosmena Rodriguez

    Rafael Riosmena Rodriguez

    07 Enero 2014 a las 22:02 |
    Muy interesante contribución y me parece que podrías incrementarla con la urgente necesidad de un codigo de etica periodistica. Se necesita urgentemente hacer ver que los periodistas necesitan respetar la vida de las personas y sin hechos NO se puede sacar notas.
  • Vladimir Torres

    Vladimir Torres

    08 Enero 2014 a las 11:22 |
    Rafael, seguro, que al igual que tu servidor, muchos profesionales de la comunicación, comparten tu opinión. Gracias por tu comentario, recibe mi saludo.
  • Rodolfo C

    Rodolfo C

    08 Enero 2014 a las 17:15 |
    Tiene razón Riosmena, también el señor Torres. Pero algunas veces sucede que la nota no es de un periodista, sino de un gángster cultural que como sicario recibe dinero por golpear la imagen de otras personas como cualquier sicario. Claro que éstos no son periodistas y mucho menos tienen ética.
  • Vladimir Torres

    Vladimir Torres

    09 Enero 2014 a las 08:57 |
    Oportuna su aclaración Rodolfo, recibe mi saludo.
  • Asucena Orozco

    Asucena Orozco

    09 Enero 2014 a las 09:47 |
    Para evitar que pseudoperiodistas utilicen los medios para difamar como plumas a sueldo es importante racionalizar y socializar, al mismo tiempo exigir que quienes escriben como periodistas se sujeten a la ética profesional que ese ejercicio debe tener, como lo esperamos de un médico, ingeniero, enfermero, arquitecto, etc.

    Este artículo da pie a ello, lo cual es un buen paso. Los comentarios son dos o tres pasos más. Provoquemos con más artículos y más comentarios, que la actividad de los periodistas retomen el prestigio que merece, ensuciado por viles chayoteros, que simplemente disfrazan la nota con elementos verdaderos y mentiras entrelazadas o entre líneas para que la gente tome toda la nota como verdadera y crea en las mentiras que el pseudoperiodista a sueldo publicó para cobrar sus favores.
  • Vladimir Torres

    Vladimir Torres

    11 Enero 2014 a las 13:41 |
    Asucena Orozco, interesante tu reflexión. Hoy, es un buen momento para reclamar como sociedad que los medios sean imparciales, porque hay cambios políticos en todo el mundo, pero también, porque los ciudadanos tenemos más acceso a instrumentos de difusión masiva para aportar un granito de arena con nuestras críticas. Recibe mi saludo.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.