• werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Recomendación fílmica: FIRST REFORMED: CONTAMINANDO A UNA MENTE CONTAMINADA

Escrito por Johnny Antu-Hap en Jueves, 04 Julio 2019. Publicado en Arte, Cine, Columnistas BCS , Cultura, Recomendación Cinefila, Recomendaciones

Son muy pocas las películas que puedo decir que han creado una contusión en mi cabeza después de verlas, algunos ejemplos que pudiera mencionar, de los más sobresalientes, son Mulholland Drive, 2046, The Master; y es justo mencionando esta última que les empiezo a escribir sobre una película del año pasado que bien podría ser una simbiosis de esta con Taxi Driver. La película en cuestión es First Reformed.

Para poder hablar con toda autoridad de la película, antes tendríamos que hablar de su director: Paul Schrader, director y guionista en trabajos como la ya mencionada Taxi Driver, La Última Tentación de Cristo y Raging Bull, funge como guionista de Martin Scorsese, y como director de películas como Mishima o Adam Resurrected. Y si buscamos el hilo conductor en todas las mencionadas, sin lugar a dudas es la presencia de un personaje principal solitario e inestable mentalmente, y First Reformed no es la excepción a esta regla, pero para nada es la carta fuerte de esta película.

La historia narra cómo luego de que el perturbado reverendo Toller, quien se encarga de una pequeña capilla en Snowbridge, New York, la cual es llamada "la primera reformada" lugar que también es un atractivo turístico para visitantes donde el padre es sirve como guía, empieza a escribir en un pequeño diario en el que se propone  escribir por un año sin interrupción sus confesiones, sus más profundos miedos y dudas en cuanto a sí mismo y la religión que profesa;  pero lo más perturbado empieza cuando viene a él una joven embarazada que le pide hablar con su marido, un joven ambientalista, quien pasa por una depresión luego de pasar una temporada encarcelado en Canadá, él accede a ayudar a la pareja luego de que ella le dice al padre que su marido quiere que aborte a su bebé, es entonces que cuando el encuentro se da, y ambos hacen confesiones donde se dan cuenta que no son tan distintos, y ambos se preocupan por cosas muy similares, entonces algo pasa en la cabeza de los dos, deciden volver a reunirse otro día, el reverendo más preocupado por él mismo que por el joven, cuando va a reunirse con él, la esposa de este le revela algo que encuentra entre las cosas de su marido, horas después el reverendo es citado por el joven en otro lugar fuera de su casa, cuando este llega al llamado lo encuentra, pero se da cuenta que el joven quedó más perturbado de lo que ya estaba cuando se reunieron, y optó por una salida que el reverendo no tomó cuando era abrumado por la partida de su hijo, sólo que ahora tendrá que elegir si castigar a los que hicieron que ese joven tomara esa dura decisión cuando todos estén reunidos en la ceremonia del aniversario número 250 de su iglesia organizado por una institución que parece más un Disneyland que una religión, o proteger lo que en su momento él no protegió por la estúpida tradición de los norteamericanos por la guerra.

Hablando en cuestiones técnicas la película es prodigiosa en cada cosa que la comprende, la concepción de la idea del guion y como esta se ve influenciada por la fotografía seca y grisácea como lo son las zonas conurbadas de las grandes ciudades norteamericanas con cielos la mayor parte del año nublados ya sea por las tormentas invernales o la contaminación de las empresas. Las tomas fijas y estos planos a los que me gusta llamar "observantes" bien acompañados por una música muy sutil pero de igual manera provocadora, hacen que uno caiga en ese juego de intriga y suspenso que el director quería crear en el espectador.

La angustia por lo que hacemos con nuestro planeta, alegoría que es bien planteada en la figura de los hijos que vienen y los que se van es formidable, y la figura del ser suicida que es redimido como en You Were Never Really Here o The Master, aunque en esta última no hay un alma curada como tal, sólo el alumno torna a ser el maestro, pero en First Reformed si hay una redención, o eso podríamos pensar, pues a pesar de tener un final bellísimo, no se sabe a ciencia cierta si este final es real, o sólo es una visión del deseo, y eso es lo que uno más busca en el cine, la conmoción, saber si lo que vemos es o no es. Podríamos encontrar similitudes entre películas como An Enemy de Denis Villeneuve e Ida de Pawel Pawlikowski (hay incluso una escena que hace referencia a la argentina El Lado Oscuro del Corazón de Eliseo Subiela) con esta GRAN obra cinematográfica.

Con todo derecho Time la ha nombrado una de las 10 mejores películas del año, y Ethan Hawke, quien yo considero un estupendo actor (y no sólo lo digo por mi amor a Before) hace sin lugar a dudas es una de las mejores actuaciones de su carrera.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.