• qeeq1
  • dddd
  • qqttg

Temas femeninos: CONSEJOS PARA CONOCER Y ESTIMULAR EL CLÍTORIS

Escrito por Nínfulas en Martes, 05 Diciembre 2017. Publicado en Amor, Recomendaciones, Sexualidad, Sexualidad Femenina., Temas Femeninos

Una de las partes más sensibles para una mujer definitivamente es el clítoris; este órgano tiene la única función de hacer sentir a la mujer el placer sexual, es como un botón mágico que se enciende y puedes sorprenderte con los resultados. Aun con los muchos descubrimientos científicos, el cuerpo de la mujer es por demás atractivo, no sólo por la sensualidad que transmiten, su forma de expresarse, su mirada, sino por los misterios que aún encierran para la ciencia.

Es cierto que no todas las mujeres llegan al orgasmo con el simple hecho de tocar el clítoris, pues también es cuestión de conocerse, de descubrirse, de tomarse el tiempo para acariciarse.

En esta ocasión, queremos ayudarte a conocer más tu cuerpo, en especial este pequeño cuerpo carnoso que cada una contenemos; así que te dejamos algunos consejos para estimularlo:

Primero debes recordar la higiene antes de empezar, y que el clítoris es ultrasensible, las caricias son la base. No intentes tocarlo sin haberte humedecido previamente los dedos con saliva o lubricante, pasándolos luego por los labios vaginales.

Recuerda empezar muy suave y despacio, esto para no provocar reacciones negativas. El dedo más adecuado para acariciar un clítoris es el ‘gordito’ porque es el más delicado: el índice es demasiado tosco. También puedes hacerlo con ambos; o claro que puedes ir probando con cada uno de los dedos de tu mano, hasta que encuentres al indicado para ti y tu gozo.

Coloca el dedo anular en el espacio entre el clítoris y los labios mayores, el índice al otro lado y mientras que el pulgar se ocupará del pequeño apéndice. También puedes utilizar el pulgar para acariciarlo mientras los demás dedos se ocupan de tareas sutiles un poco más abajo.

Concéntrate, observa el rostro de tu compañera. Acabarás encontrando el sitio preciso, el punto más exquisito y la presión necesaria. Conforme pasa el tiempo poco a poco presiona muy ligeramente y luego ve aumentando el ritmo; tendrás que observar o preguntar si es de su agrado, ella te dará la pauta para detenerte o avanzar.

Si te deja avanzar y te sientes seguro, sigue la velocidad. Comienza suavemente y ve subiendo de ritmo paulatinamente, sin prisas, recuerda que se trata de disfrutar.

Una vez que hayas encontrado el ritmo, mantente ahí hasta terminar, ya que el menor cambio podría cortar el ritmo a tu compañera y habría que empezar de nuevo.

Recuerda que entre mayor sea la confianza y comunicación entre pareja, mayor será el placer de realizarlo, lo que logrará fortalecer la relación entre ambos. Si nunca lo has practicado, siempre hay un buen momento para empezar y descubrir una variante en la relación y no caer en la monotonía.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.