• qeeq1
  • qqqgg
  • qqttg

Temas femeninos: 4 PREOCUPACIONES FRECUENTES SOBRE EL SEXO

Escrito por Nínfulas en Martes, 12 Septiembre 2017. Publicado en Sexualidad, Sexualidad Femenina., Temas Femeninos

Se dice que la preocupación por el buen desempeño sexual, así como la resolución de dudas al respecto, siempre ha sido más característico en el sexo masculino, sin embargo las mujeres también generamos ansiedad a partir de este tema, eso es un hecho; afortunadamente en la actualidad ya es bien sabido que ambos géneros pueden verse envueltos en dudas y preocupaciones respecto a la sexualidad, y que libremente podemos buscar informarnos y aprender más, siendo la meta obtener resultados satisfactorios y placenteros  para una misma y su pareja.

Pero, qué es lo que impide obtener esa satisfacción plena ¿Les gustaría saber cuáles son las principales preocupaciones de las féminas a la hora de hablar de sexo?

 

1. Nunca he alcanzado un orgasmo durante el coito. Podríamos decir que es el problema sexual femenino universal. Algunos estudios apuntan que un 75 % de las mujeres no consiguen el orgasmo con la penetración, y otro 15 % no lo consigue nunca, de ninguna manera. De hecho, hasta hace poco se cuestionaba la existencia del orgasmo vaginal. 

Así que si estás en el 25 % de las mujeres que alcanza habitualmente el orgasmo puedes considerarte afortunada. Pero si no es así, el primer paso es quitarse de la mente la idea de que el orgasmo es una leyenda urbana, que no existe o que no es para ti. También hay que dejar de pensar que es la única forma de disfrutar. El consejo de los sexólogos es relajarse y disfrutar con otras técnicas de la intimidad de la pareja, seguramente el día menos pensado te sorprenderá un orgasmo; o encontrarás una y mil formas de disfrutar de esos momentos mágicos y a solas.   

2. No me gusta cómo me veo desnuda. Esa es una frase que comúnmente escuchamos, y es que  la imagen corporal es un elemento clave de la autoestima e impacta directamente en la vida sexual. Se dice que aproximadamente un 60% de las mujeres está pensando en cómo lucirán su cuerpo desnudo en medio de una jornada de sexo.
¿Les parece increíble? Pues, en 2011 un estudio de Fitness Magazine reveló que el 51% de las mujeres renunciaría un año al sexo para prepararse y estar delgadas.   

Está demás decir que sentirse poco atractiva y evitar posturas que crees que no favorecen tu aspecto,  representa un suicidio para la pasión; nuestra actitud negativa o la vergüenza respecto a lo que somos, puede terminar bloqueando nuestra disposición a tener sexo, incluso traernos problemas de pareja. Y no te aconsejamos que te fuerces a tener relaciones sexuales o de cualquier tipo, pero sí que busques ser sincera con tu pareja, que hables de cómo te sientes; que intentes relajarte y buscar aquellos elementos que te ayuden a sentirte mejor contigo misma, que te hagan sentir y lucir sexy, bonita, tranquila.


3.  Soy mala en la cama. Es cierto que el sexo mediocre no es divertido para ninguna de las partes implicadas. Pero antes de disponerte a cargar con todas las culpas, ten en cuenta que el buen sexo tiene mucho más que ver con el compromiso, la complicidad, la confianza y la relajación del momento.

El mal sexo puede tener varias causas. Por ejemplo, no estar cómoda con tu pareja o que estés en un proceso de aprendizaje sobre las cosas que te gusten y te excitan. En cualquier caso, con la persona adecuada y un poco de experimentación todos podemos ser las mejores amantes. Es una cuestión de construir confianza e intimidad con la otra parte, y por supuesto, como en cualquier otro ámbito de la vida, la práctica hace al maestro. 

4. No tengo ganas. Se me dificulta la excitación. Si ese es tu problema, no estás sola. Una entrevista realizada en 2008 con más de 30.000 mujeres encontró que era un problema bastante frecuente, incluso en la franja de edad comprendida entre los 18 y 44 años.  

Es importante que no te sientas culpable o rara. El bajo nivel de deseo sexual puede ser una consecuencia del consumo de determinadas píldoras anticonceptivas, de la falta de sueño, el estrés,  u otros factores determinantes. Si no estás segura de qué puede estar afectando tu deseo sexual, es conveniente que hables con tu ginecólogo. La buena noticia es que hay varios métodos para estimular la libido; y que tampoco debes presionarte, siempre hay tiempo para todo.

 

Esperamos que te hayan servido estos consejos. Recuerda que puedes dejarnos tus comentarios, así como sugerir temas para los próximos artículos.   

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.