• informe
  • werr
  • wer
  • weeee

Temas femeninos: CÓMO HACERTE UNA LIMPIEZA FACIAL DESDE CASA

Escrito por Nínfulas en Martes, 27 Noviembre 2018. Publicado en Belleza, belleza natural , Ejercicio, Nutrición y Belleza, Temas Femeninos

Si quieres lucir un cutis bello y saludable, debes seguir estos consejos. Aquí te compartimos algunos sencillos pasos para que puedas realizarte una limpieza facial desde casa y con resultados que parecen profesionales.

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar a profundidad nuestra piel, para ello es importante lavar el rostro con un jabón que tenga PH neutro o bien uno que se adapte a nuestro tipo de cutis. También podemos utilizar almohadillas de algodón y el desmaquillante o limpiador que costumbre; luego enjuagamos el rostro con agua tibia.

El segundo paso para la limpieza de nuestro rostro consiste en remover de forma profunda cualquier imperfección o rastro de suciedad que no se haya conseguido quitar con el primer paso; para lograrlo, lo mejor que se puede hacer es un aplicar un exfoliante facial. La manera de hacerlo es muy sencilla: tienes que tener la cara ligeramente húmeda, entonces, aplica el exfoliante en pequeñas cantidades empezando por la frente para ir bajando por el contorno de la cara. No olvides la nariz, los pómulos o la barbilla, ya que también son zonas propensas a acumular suciedad. Es importante realizar movimientos circulares para destapar los poros obstruidos.

Si no tienen un exfoliante, te recomendamos que elabores uno en casa. Sólo tienes que mezclar un poco de azúcar y agua, pásala por tu cutis con los movimientos recomendados; ya verás cómo queda tu rostro.

Una vez hecha la exfoliación, el siguiente paso es abrir los poros para poder proceder a hacer la limpieza en profundidad. Para conseguirlo, bastará con que nos hagamos baños de vapor ya que el calor conseguirá abrir los poros y prepararlos para la limpieza.

Pon agua sobre la estufa, cuando esté hirviendo apaga la estufa y acerca tu rostro a unos 30 centímetros de la olla. Te recomendamos que cubras tu cabeza con una toalla, y que permanezcas en esta posición unos 8 o 10 minutos. Con esto conseguirás que se abran los poros de tu piel pero, además, también consigue que la piel esté mucho más relajada ya que el calor mejora la circulación de la sangre.

El paso que sigue quizá pueda ser un poco doloroso, pues tendremos que extraer los puntos negros y granitos que tengamos en la cara. Para ello, lo mejor es que tengamos las manos completamente limpias y que vayamos extrayendo las espinillas o los puntos negros con la yema de los dedos, nunca con las uñas pues podríamos hacernos herida y dejarnos marcas. En caso de que salga sangre, esto es el indicador de que ya está limpio, por lo tanto, no debes seguir apretando.

Cuando hayas terminado de limpiar el cutis, el siguiente paso es aplicar el tónico con un algodón. El tónico tiene una función esencial para este tratamiento de belleza: consigue eliminar cualquier impureza que no haya podido ser eliminada con los pasos anteriores. Pero, además, también es imprescindible pues consigue cerrar los poros por completo.

Ya para finalizar con la limpieza casera, el último paso que tenemos que seguir es hidratar la piel.  Para esto tienes varias opciones: puedes escoger una mascarilla hidratante ya preparada o, si no quieres químicos ni gastar dinero, puedes aprender a hacerte una tú misma. Puedes utilizar aloe vera, sólo es necesario cortar una hoja de sábila y quitarle la pulpa, debes ponerlo en un recipiente y añadir el jugo de medio limón, luego mézclalo y aplícalo sobre el rostro. Deja que actúe 20 minutos y, luego, enjuaga con agua tibia.

¡Verás que tu rostro queda luminoso!

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.