• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Temas femeninos: Hábitos para el cuidado y la salud de los senos

Escrito por Nínfulas en Martes, 28 Julio 2020. Publicado en Salud, Sexualidad, Sexualidad Femenina., Sociedad, Temas Femeninos

Mujeres, Mujer, Niña, Dama, Persona, Humana, Ella, Su

La apariencia y salud de los senos pueden sufrir alteraciones por los cambios hormonales, pero también por malos hábitos de cuidado personal. Muchas mujeres aún desconocen qué deben hacer para proteger sus pechos, por eso te compartimos algunos consejos para mantener unos senos saludables.

1. Autoexploración

Es recomendable realizar una autoexploración mamaria una vez al mes, de preferencia, 4 días después al inicio del periodo menstrual.  Esta revisión cuenta con varias fases: colocarse frente a un espejo con los brazos caídos y girar el torso para detectar algún posible bulto, hundimientos, piel con textura similar a una naranja, sarpullidos, inflamaciones, cambios en la posición del pezón o zonas enrojecidas; también hay que levantar los brazos para comprobar si el contorno de los pechos es uniforme. En caso de notar alguna irregularidad, se aconseja acudir inmediatamente a consulta médica.

2. Conocer tus antecedentes familiares

Se calcula que más de un 15% de los diagnósticos de cáncer de mama tienen relación con algún antecedente familiar. La importancia de ser conscientes de este tipo de historial es que se pueden practicar más exámenes periódicos para detectar alguna anomalía de forma temprana.

3. Mejora tu postura

Tanto al caminar como al dormir, la postura que mantengas podría perjudicar el aspecto tus senos; encorvarte, cruzar los brazos contra el pecho con mucha fuerza o dormir boca abajo son posturas que se deben evitar para que tu pecho conserve su firmeza. Los hombros hacia adelante favorecen la caída del pecho y provoca dolor de espalda.

4. Protégete del sol

En la playa y durante los días de verano, es altamente recomendable proteger el escote con bloqueador solar, ya que la piel de esa zona es muy delicada y si se expone demasiado a los rayos solares puede arrugarse o deshidratarse fácilmente, además, es probable la aparición de manchas cutáneas a causa del sol.

acostado, al aire libre, arena 

5. Elige el bra adecuado

Trata de evitar los brasieres muy apretados, ya que esto dificulta la circulación y no permite que tus senos transpiren adecuadamente. Asegúrate también de estar usando la talla correcta, y, sobre todo, elige un bra que se adapte a tu cuerpo y al tipo de actividad que realices. ¿Cómo saber si es la mejor talla para ti? La copa debe abarcar todo tu pecho, sin formar pliegues, y al levantar los brazos tus senos no deben salirse por abajo.

6. Mantente hidratada

Es importante que te hidrates constantemente con agua natural, el consumo diario del vital líquido desempeña un papel principal en el desempeño de los sistemas linfáticos y circulatorio. Recuerda que el té, el café o el refresco no cuentan como parte del consumo de líquidos necesarios para tu organismo.

7. Evitar el abuso del alcohol y el cigarro

La adicción al alcohol y al tabaco aumentan hasta un 15% el riesgo de desarrollar cáncer de mama. El consumo excesivo de alcohol disminuye el rendimiento de los órganos excretores, como consecuencia, incrementa la retención de líquidos y el riesgo de cáncer, derivados de la respuesta inflamatoria del cuerpo. Asimismo, las dermatólogas afirman que fumar de forma crónica disminuye la cantidad de oxígeno y nutrientes que llegan a la piel, lo que acelera el proceso de muerte celular que se traduce en flacidez y arrugas más profundas en el pecho.

8. Hacer ejercicio

Practicar diariamente algún ejercicio es una forma efectiva de evitar que el sistema linfático presente obstrucciones, dado que facilita la eliminación de las toxinas que circulan a través de éste. El Instituto Nacional del Cáncer reveló que este hábito reduce el riesgo de cáncer entre un 20 y un 80%.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.