• werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

TODO MUNDO ENTIENDE A EINSTEIN

Escrito por José Antonio Sequera Meza en Jueves, 19 Noviembre 2015. Publicado en Ciencia, Literatura, Poesía

 

Un amigo estudioso de ese polémico género de las biografías me contó la siguiente anécdota: Charles Chaplin y Albert Einstein coincidieron en la inauguración de un teatro en Nueva York. Gustoso, Einstein le dijo a Chaplin: “ - Lo admiro, usted hace reír a todo el mundo”; Chaplin le contestó: “Lo suyo es mucho más digno de respeto: todo el mundo lo admira y prácticamente nadie lo comprende”.

            La anécdota quedó en eso; pero por alguna razón, a ciencia cierta no lo sé, la memoria (parafraseando a Silvio, “uno tiene maneras curiosas de recordar”) juega conmigo: comencé a notar cuántas referencias a Einstein se mencionaban en mi entorno. Si el lector tiene tiempo, notará cuántas.  Es tal vez el intelectual que ha tenido más influencia en todos los ámbitos, desde su rama hasta las llamadas ciencias sociales. En efecto, era un eco de las influencias de un intelectual; pero en determinado momento, alguien me solicitó que avalara un juicio (de otra persona) de un documento que yo no había leído. Me negué rotundamente —cualquier lector con un mínimo de ética lo hubiese hecho—. Un argumento que me explotó fue: yo no he leído a Einstein, pero “conozco”  su teoría de la relatividad.

            Supongo que el lector aún está en shock; Chaplin se hubiese muerto de la risa. En efecto, todo mundo cree conocer la teoría de la relatividad[1]; el hecho de que yo sepa que Einstein escribió dicha teoría no me gradúa de físico, ni me resalta como experto. Puedo creer entender lo que los otros me han dicho que en el plano de la física experimental se ha demostrado; pero no es parte de mi constructo. Podría decir lo que otros dicen: se dice que la teoría de la relatividad. Aún así, no puedo argumentar de oídas. No sé si sea un detalle de época, pero nuestro ego no quiere aceptar la ignorancia de un dato. Creemos saber de todo y establecemos juicios como ciertos sin conocer los argumentos. Una sociedad de conocimiento que se pretende de oídas o de vistas. No sé si la influencia del señor Google exista más allá de los límites del conocimiento; pero algo es cierto las personas buscan en internet síntomas de una enfermedad y no sólo la adquieren, sino que están dispuestos a probar diversos medicamentos.

            Todo mundo entiende a Einstein sin siquiera haberlo leído; o todo mundo cree dominar su teoría ( la teoría, compañero, la teoría). Pero todo mundo cree saber de todo, y si no, lo suponen. Yo ahora entiendo cada vez más expresiones como: “ Una poesía puede tener un solo verso”; “ Aunque no está en lo escrito, suponemos que es así”.  “Es que el consejo debería funcionar como la cámara”. Y  me maravillo con la cantidad de sonidos que esa persona puede tañer.



[1] Aunque con Einstein también acontece que es parte de nuestro bagaje cultural. Pero así mismo, nuestro ego no puede reconocer que el otro sabe algunas cosas que yo no sé. En la literatura es imposible abarcarlo todo, además, no se puede estar al pendiente de todas las obras literarias de todos los periodos. Mucha de nuestra literatura está inmersa en el llamado bagaje cultural: El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha, más de las veces, no ha sido leído por los propios alumnos de literatura.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.