• werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Y seguimos pidiendo la palabra: ¡ME HAN ROBADO! ¿Y EN LAS POSADAS? Jorge Luis Chávez Caballero

Escrito por ¡Y seguimos pidiendo la palabra! en Domingo, 09 Diciembre 2018. Publicado en Literatura, Narración, Y Seguimos Pidiendo la Palabra

Me han robado las posadas, el ponche, el compartir sin afán de crearse un conflicto muy bien diseñado de regalos. Dónde quedaron esos días de piñatas, de dulces de euforia invernal. Ahora sólo veo los árboles navideños atascados de Liverpool y Sears, de cajas de Telcel, de vales navideños por un módico precio; el mejor regalo para mí, era saber que podía desvelarme corriendo bajo la luna con mis amigos, y teniendo la certeza de que la piñata del otro día, iba caer ante mis estrepitosos golpes en espera de que el barro reventara y cayera sobre mí una lluvia de dulces y pequeños juguetes de plástico, y fruta... mucha fruta. Regalos, regalos y regalos, la navidad se ha reducido a eso, la felicidad ahora si tiene un costo, saca tu tarjeta BANAMEX, consume... consume... consume hasta que inevitablemente acabes consumiéndote a ti mismo, llena tus vacíos con los descuentos navideños, compite con tu gente, a ver quién le da a la abuela o a la madre el mejor y más lujoso obsequio. Queda tan lejano lo que algún día llamamos prosperidad, se ha convertido en un puto juego de XBOX para que las personas se vuelvan más obesas e idiotas... En fin... cada quién... 

Comentarios (1)

  • Rey Alejandro Aguilar Flores

    Rey Alejandro Aguilar Flores

    25 Enero 2014 a las 15:17 |
    Ciertamente, hoy en día así son las cosas, los tiempos cambian, lamentablemente no de la mejor manera. Hoy los niños solo piensan en tener su tablet, pasar horas pegados en los videojuegos, presumiendo a quien le compraron el celular ultimo modelo, a quien le regalaron un xbox, es triste ver que los niños ya no se divierten como antes, jugando a las canicas o con los trompos, esos tiempos de inocencia donde no te importaba nada mas que seguir riendo y gritando con tus amigos. Hoy los niños ni siquiera salen, cuando antes podías verlos jugando algún deporte, pero para que salir, si pueden "vivirlo"en una pantalla. Me siento feliz de ser de la generación que conoció el juego de las escondidas, la matatena, la cuerda, que yo creo que para muchos fueron los mejores juegos y risas de nuestra vida.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.