• werr
  • dddd
  • werr
  • qqttg

Crisol Internacional: “Lección de Amor en tiempos postmodernos”…

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 08 Junio 2018. Publicado en Cultura, Sociedad

Si nos diéramos a la monumental tarea de realizar una encuesta a nivel mundial sobre cuántas personas han o no, experimentado el AMOR, muy probablemente y sin grandes titubeos el resultado sería que la gran mayoría diría, que sí y ahora, en vísperas del Día de San Valentín, parece que el AMOR  sigue floreciendo para muchos y se palpa hasta por debajo de las piedras de la  montaña  y las vastas arenas del desierto, o bien,  llegando a la playa como la espuma  de las olas o como una fresca brisa a la hora del atardecer. Pero al margen del romanticismo,  este sentimiento y este día lo aprovechan  especialmente  los astutos comerciantes que esperan con ansias a su “muy enamorada clientela”…

Sin embargo, en un mundo   actual, concatenado por guerras, conflictos raciales, religiosos y sociales, donde surgen y crecen hostilidades y tensiones por doquier, resulta complicado re-encontrar el AMOR en todas sus facetas y matices. ¿Será acaso el amor, un sentimiento que realmente es capaz de mover A TODO EL MUNDO? Al respecto,  algunos siguen fantaseando con los encantadores personajes de los cuentos de hadas o la media naranja, figuras creadas por los soñadores y muchos aún persiguen el ideal del amor romántico que frecuentemente conlleva también a lo contrario representado por la frustración, la desesperación y quizás hasta la depresión. Suena sarcástico considerar que si los grandes amantes de la historia como lo fueron: Marco Antonio y Cleopatra, Tristán e Isolda, Romeo y Julieta vivieran en los tiempos modernos,  muy probablemente ya no se hubieran quitado la vida por amor, pues hubieran tenido la libertad para casarse o bien para poder vivir una vida liberal o tal vez estarían aburridos uno del otro, tras los años como ocurre con algunas parejas postmodernas, buscando tarde o temprano la separación.  Pero considerando los valores en esos personajes, tal vez hubieran resistido FELICES Y JUNTOS PARA SIEMPRE los embates y costumbres de nuestro mundo moderno. La decisión acerca de este tipo de desenlace, hoy se encuentra en la gran mayoría de los casos bajo la propia responsabilidad de la pareja y el tipo de relación que desean.

Como sea, resulta interesante considerar que el AMOR científicamente se cataloga como un estado mental dentro de la propia persona. Los estudiosos en la materia desde la antigüedad  afirman que “Si uno se quiere a si mismo, podrá entonces querer a los demás”. Los “demás” son las otras PERSONAS y el AMOR consiste en protegerlos, animarlos, inspirarlos y ayudarles para que desarrollen su propio potencial; este enfoque ha sido investigado por neurobiólogos en diversos países que aseveran que el AMOR es uno de los factores decisivos en la evolución de las especies, complementando la teorías de Darwin  y de los naturalistas basadas en la competencia como principio básico para la diversidad en el desarrollo de las especies. Innegablemente y más allá de las discusiones científicas y  audaces estrategias publicitarias en una sociedad moderna como la nuestra, el AMORsincero mantiene no sólo a las parejas, sus familias, sino también a naciones completas unidas y  bajo esperanzas comunes. Además, tanto la medicina como las neurociencias han logrado comprobar que el famoso estrés, la presión y la ansiedad se reducen cuando hay AMOR y si no existiera ese auténtico y original sentimiento profundo que denominamos AMOR,  probablemente la especie humana ya estaría extinta. Así ya no es tan simple como antes cuando se argumentaba que sólo el más fuerte iba a sobrevivir. La  historia misma muestra que los más unidos y los que se encuentran vinculados por un sentimiento común tienen una mayor posibilidad de sobrevivir. Esta cohesión o unión motiva una fuerza de colaboración y solidaridad, bajo los principios de respeto y libertad…siendo esta última la principal fuerza del AMOR, sin ella los seres humanos no evolucionarían más.

Pese a las últimas teorías y consideraciones científicas, debe haber también una reflexión  filosófica no menos profunda acerca del  AMOR y si este realmente es capaz de cambiar el mundo. ¿Será a caso cierto lo que ya cantaban los inmortales Beatles hace décadas “All you need is love…? Porque, cuando dos personas están enamoradas y experimentan lo que se conoce como el AMOR”, piensan que puedan cambiar el rumbo y al mundo, porque están viviendo felices y sienten esa fuerza interna a veces cegadora del potencial real, pero siempre inspiradora. Otro aspecto es que  la felicidad provocada por el AMOR puede contagiar a los demás, creando un efecto positivo multiplicador, una alegría colectiva que tanta falta hace a muchas personas y en muchos pueblos. Ahora bien o como decía el escritor E. Fromm en su obra clásica  sobre “El arte de amar”: “Si amo realmente a una persona, amo a todas las personas, amo al mundo, amo a la vida. Si puedo decirle a alguien, TE AMO”, debo poder decir “amo a todos en ti, a través de ti amo al mundo, en ti, me amo también a mi mismo.”

En fin, imaginémonos por unos segundo como sería un mundo SIN AMOR, muy probablemente sería un mundo frio, gris y opaco, sin recuerdos alegres y felices y casi nada trascendental que compartir entre los miembros de una pareja, familia o amigos. SIN AMOR  no se generarían ni hubiera relaciones positivas entre los individuos, no hubiera ni siquiera interés de querer hacer cosas para lograr un bienestar colectivo  y la solidaridad  y la empatía se desvanecerían convirtiendo a la AMISTAD en un simple vocablo de diccionario, sin significado real y sin trascendencia alguna. En un mundo como el nuestro con todas sus imperfecciones, problemas, lamentos, y conflictos, el AMOR representa la flama que calienta los hogares en cualquier parte de la TIERRA, la pequeña luz de esperanza que brilla al final del túnel y que es capaz de iluminar a las mentes y hacerlas hablar con sus  corazones y no solo de los desamparados, sino también con los privilegiados, guiándoles en el camino para re-encontrar su rumbo y darse cuenta que la vida por puede ser bella, si somos capaces de dar AMOR Y SUS INDIVISBLES COMPONENTES: RESPETO Y LIBERTAD; entonces también estaríamos listos para recibirlo “Una verdadera lección de AMOR en tiempos postmodernos, es un sentimiento que nos une invisible y mágicamente en todas partes, que NO requiere de regalos materiales o que necesite ser especialmente recordado en San Valentín y que simplemente necesita de la sinceridad y libertad…


P.S.Amor y ciencia: http://www.elmundo.es/salud/2015/05/17/5554c533268e3e3a2c8b459d.html

Amor y filosofía:www.opuslibros.org/libros/arte_amar/capitulo_4.htm

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.