• werr
  • dddd
  • werr
  • qqttg

Crisol Internacional: “Un día cualquiera… de las mujeres en Togo”

en Viernes, 08 Junio 2018. Publicado en Cultura, Sociedad

Si cada día ejerciéramos un poco más de conciencia crítica sobre lo que está sucediendo a nuestro alrededor y a la vez notáramos con preocupación cómo irremediablemente van y vienen, y se pasan incluso aquellos días que supuestamente deberían tener un significado muy particular y especial y a la vez servirnos de recordatorio a la humanidad que algo trascendente ocurrió en esa fecha.  Justo así pasa con las famosas y multi-citadas celebraciones alrededor del 8 de Marzo que honra el “Día Internacional de la Mujer” que como ya hemos manifestado anteriormente, deberían ser realmente CONSIDERADOS TODOS LOS DÍAS EN EL MUNDO ENTERO, por el esfuerzo innegable, cotidiano y en su mayoría callado del género femenino en todo el mundo pero que desafortunadamente aún NO se reconoce y en muchas ocasiones ni se valora, ni mucho menos se aprecia. Por ello en muchas regiones el día internacional dedicado a las mujeres transcurre desapercibido y los derechos de las mujeres siguen siendo pisoteados, violados o simple y tristemente ignorados. Interesante y sorprendentemente esto  no es sólo cuestión de geografía o economía, el fenómeno del MACHISMO aún está presente como una especie de nube escurridiza en las relaciones humanas, opacando un  horizonte…

A pesar de estos nubarrones en el mundo, en el Continente africano se han observado durante las últimas décadas mayor compromiso para la protección y promoción de los derechos y el empoderamiento de la mujer y quizás para sorpresa de muchos, la gran mayoría de esos países ya han ratificado la Convención de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer  e incluso más de la mitad ya han dado su voto a favor de los Derechos de la Mujer en África. Es más, entre estos hechos se debe resaltar la Declaración de la Unión Africana del periodo 2010-2020 enunciándolo como el Decenio de la Mujer Africana, en otras palabras en ese continente están ejemplarmente en pleno momento del reconocimiento de  la mujer, reflejo de ello es el creciente número de escaños parlamentarios ya ocupados por ELLAS en diferentes naciones africanas, desde donde luchan  por la promoción de los derechos de la mujer.

Un gran ejemplo de lo anterior lo representa Togo, país pequeño en territorio, ubicado en la parte intertropical subsahariana al Noroeste de África.  Comparte sus fronteras con Benín, Ghana, Burkina Faso y cuenta con acceso directo al Océano Atlántico. Se independizo hace más de medio siglo, en 1960 de Francia. Togo a pesar de ser geográficamente una nación territorialmente pequeña representa a una gran variedad de pueblos, culturas y maravillas naturales y algunos viajeros aseveran que debido a su singular belleza es como toda “África en miniatura”. Hoy el país enfrenta aún enormes retos para superar la pobreza y la desigualdad. Sin embargo, la nación ha decidido ejemplarmente tomar un nuevo rumbo gracias a que muchas valientes mujeres, trabajadoras con sueldos precarios, siempre inferiores a los de los hombres, han levantado su voz y su lucha por un mejor porvenir apenas ha comenzado y muy probablemente tomará varias generaciones para ser ganada. Imaginémonos realidades tan duras como la sobrevivencia con aproximadamente el equivalente a 2 dólares diarios, situaciones no tan alejadas de algunas comunidades rurales en México y la pregunta obligada es ¿cómo  distribuir ese escaso ingreso, cómo alimentar a nuestras familias, cómo cubrir nuestras necesidades básicas de salud, vivienda, vestimenta y educación con ese nivel salarial? Seguramente tendríamos que buscar más de un trabajo a la vez para poder subsistir y no perder la esperanza de un mañana mejor. En  el caso concreto de Togo, en medio de un mercado publico muy concurrido de la  ciudad capital Lomé, una joven valiente de nombre Charlotte Afantchao, colaboradora de la Organización de Cross Roads International y el grupo local llamado “Groupe de réflexion et d action Femme, Democratique et Development ( (GF2D) busca el eco de su mensaje sobre la importancia de contar con una tarjeta de identidad para poder defenderse, ya que muchas mujeres aún NO conocen  plenamente sus derechos como ciudadanas. Acciones como estas se han multiplicado durante los últimos años no sólo en Togo, sino también en el resto del continente africano, pero topándose aún con muchos obstáculos por los tabúes sociales, tradiciones religiosas entre otros. Ambas organizaciones citadas concurren en que  “La educación y el entrenamiento básico sobre civismo han generado mujeres mejor informadas y críticas”.  Muchas de las mujeres con entrenamiento se siguen capacitando para desenvolverse legalmente en los medios de comunicación, especialmente en la radio y como reporteras, coadyuvando como mediadoras en la resolución pacífica de conflictos. Algunas otras mujeres togolesas se han unido a las campañas de la UNICEF para fomentar los hábitos de higiene y difundir los Derechos de la Convención del Niño en Togo.

Una vez más podemos apreciar que la EDUCACIÓN ha sido y sigue siendo la clave y el motor para el desarrollo de las naciones, por más vulnerables que se encuentren, ya que a través de ella el individuo puede crecer, adquirir autoestima y confianza y a la vez, nuevos y útiles conocimientos y técnicas, además de la conciencia y la voluntad para querer cambiar las condiciones existentes. Resulta gratificante para los organismos internacionales de ayuda humanitaria y de asistencia técnica, descubrir que los “entrenamientos crean capacidades” y  justo en vísperas del Día Internacional de la Mujer”,ayudan a fomentar una cultura de emancipación, entendimiento y responsabilidad. Quizás la reflexión de Simon de Beauvoir, filosofa y escritora francesa nacida a principios del siglo XX,  exprese con precisión la idea de la constante lucha de las mujeres por sus derechos desde tiempos remotos hasta la actualidad: “El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente”, mientras que Malala Yousafzai, incansable activista pakistaní, afirma que “Nuestros hombres creen que ganar dinero y dar órdenes son las bases del poder. No creen que el poder esté en las manos de una mujer que cuida de TODOS durante todo el día y da a luz”… palabras que ameritan ser escuchadas y comprendidas para llegar con esa reflexión a un necesario y urgente mayor equilibrio de género, a una mayor tolerancia y por ende más PAZ, para que  “Un día cualquiera… en Togo” o  donde sea, pueda ser un mejor día para todas las MUJERES Y HOMBRES

 P.S.: http://www.unwomen.org/es/where-we-re/africa,https://humanrightstogo.wordpress.com/current-human-rights-situation/womens-rights/ y  https://www.unicef.org/spanish/infobycountry/togo.html?p=printme,El caso de Cross Roads International in Togo: https://www.cintl.org/document.doc?id=887

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.