• werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Recomendación literaria: EL HOMBRE QUE APRENDIÓ A LADRAR Y OTROS CUENTOS de Mario Benedetti, escrita por Sofía Chiquetts

Escrito por Web Manager en Lunes, 27 Noviembre 2017. Publicado en Literatura

“EL HOMBRE QUE APRENDIÓ A LADRAR Y OTROS CUENTOS”

Mario Benedetti

 

 

“Un cuento nos puede hacer pensar por qué estamos aquí.

Un cuento nos puede sacudir y llevarnos a reconocer una nueva verdad,

darnos una nueva perspectiva y una nueva manera de percibir el universo” 

 

 (Ruth Stotler)

 

Ilustraciones Cees Van Der Hulst

Editorial CIDCLI

27 pág.

 

Tres cuentos cortos de Mario Benedetti conforman este libro. Cada unos más sagaz e irónico que el otro, con gran sentido del humor, quizás un tanto negro. Los cuentos de este libro desarrollan la imaginación, la invención y el sentido del humor. las ilustraciones de Cees Van Der Hulst  son realmente graciosas y apoyan totalmente el texto. El primero de los cuentos  es aquel que presta el título a este libro.

“El hombre que aprendió a ladrar”

 En este cuento nos muestra la barrera del idioma que limita la posibilidad del entendimiento mutuo entre humanos y animales. Sin embargo, en medio de situaciones gráficas y graciosas explora la posibilidad de la comunicación. Nos muestra un mundo ideal en que la comunicación entre el hombre y los animales pudiera ser realizado. Un cuento que hará reír a los pequeños y reflexionar a los mayores .

En el cuento “Esa boca” Benedetti nos deja asomarnos a la reflexión envuelta en la mirada franca  e inocente de un niño. Construye y desmonta las expectativas, sirve como metáfora para ese momento clave en que ya no podemos volver a ser niños, un tema universal.  Una mirada profunda más allá de las máscaras.Ese momento en que “tenemos “ que crecer. Un cuento imperdible que representa las apariencias.

LOS BOMBEROS

Este cuento describe los poderes de premonición de un personaje llamado Olegario.

Quien llama la atención por una cualidad muy singular y una entereza emocional a toda prueba, su inalterable seguridad de sí mismo, pues posee el don de tener desarrollado el sexto sentido, el presentimiento. El saberse poseedor de una virtud inusual lo hace sentirse muy orgulloso, y “superior” frente a los demás. Este atributo lo hace un ser diferente, sus amigos lo admiran y respetan, pero también lo hace ajeno, distante. Un buen cuento para reflexionar.

¿Conoces este bello libro?  

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.