• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Año bisiesto

Escrito por Patricia Valenzuela Lugo en Martes, 17 Marzo 2020. Publicado en Columnistas, Columnistas BCS , Literatura, Patricia Valenzuela Lugo, Poesía, Poesía de BCS, Sociedad

Elegiste un año bisiesto para marcar el adiós. 
Elegiste la cerrazón y el egoísmo como estandarte.
Decidiste dejar que el ego gobernara sobre tu amor-por mí-
Me dejaste de lado mientras te adentrabas a las profundidades
de tu desolación
Te tendí mi mano, hice de mi voz y letras
el faro que te ayudara a llegar a mí y
bajo la tempestad, protegernos juntos
No supiste o no quisiste verme
A cambio,abruptamente te embarcaste 
en un viaje solitario
mientras yo veía, desde la costa de tu Pacífico mar
cómo tu figura se deshacía en el horizonte
a la vez que seguía agitando los brazos 
deseando viraras
Pernocté bajo la noche fría, sin estrellas ni luna
sobre una arena áspera, cortante,
con el viento abriendo heridas en mi rostro
No recuerdo si lloré
debí hacerlo, supongo.
Porque toqué hilos de hielo en mis mejillas
que se rompieron cuando se estrellaron contra una roca
tiñéndola de un rojo brillante
Amaneció y fue imposible encontrarte,
estabas tan adentrado en esas aguas 
ahogándote en el infortunio desdén contra mí -amor-
Fue ahí que me convencí que si, en realidad te habías perdido
La desilusión y la tristeza me habitaron por un tiempo,
-unos días, meses, o tal vez algunos minutos
no tuve la precaución de llevar la cuenta-
porque me creí y sentí capaz de darte un poco de paz
la que buscas y te hace falta y desde hace mucho tiempo
no encuentras, según me decías
Confié en que me enviarías un mensaje aceptando mi compañia
y nos reencontraríamos
sin embargo, jugaste con el silencio y el mensaje no llegó
Me sentí sola y no me gustó la sensación de abandono
por eso me obligué a regresar
a retomar mi camino sin ti
Estuve a punto de ser arrastrada por las olas
A pesar del dolor en mis pies también heridos 
no quise detenerme
sabía que si lo hacía, si regresaba,corría el riesgo de ahogarme
en otro mar que no era el mío
Ahora, en el mar hay bandera roja
no podría acercarme aunque lo pretendiera, es peligroso
En algún momento saldrá el sol y tú podrás desembarcar
Antes, tienes que saber que no soy más Penélope
no perdí la razón por tu huída
Yo si quise seguir con mi vida,
porque me costó mucho trabajo reconstruirla 
después de tantas tormentas

Es año bisiesto y me favorece,
no tendré que recordar tu solitaria partida
no recordaré el día que olvidaste los casi 
dos mil quinientos cincuenta y cinco días
que te cobijé bajo el murmullo de las aguas tibias 
de mi mar Cortés
Eso lo haré dentro de cuatro años.


"No huyas si no es de ti hacia mi el movimiento".  Elvira Sastre

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.