• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Mitos, cuentos y leyendas sudcalifornias: LAS CIRUELAS DEL MOGOTE

Escrito por Abuelo Choyero en Miércoles, 09 Septiembre 2020. Publicado en Cultura, Historia, Leyendas de BCS, Leyendas Sudcalifornias, Mitos, Cuentos y Leyendas sudcalifornias.

La ciudad de La Paz, además de ser ampliamente reconocida por su bello malecón costero y sus idílicos atardeceres, cuenta con una leyenda que caracteriza y llena de magia a la capital sudcaliforniana. Frente a la tranquila y hermosa Bahía de La Paz, se levanta El Mogote, una pequeña península arenosa de gran biodiversidad, la cual alberga humedales que son el hábitat de aves migratorias y proporcionan las condiciones para el desarrollo de las especies marítimas que viven debajo y encima de los manglares.   

                                                             

La leyenda dice que en El Mogote vivían dos tribus guaycuras que eran rivales: “los aripes” y “los guamichis”; los primeros se asentaban al sur del trozo de tierra y los últimos en la punta norte del promontorio.         

                                                                                             

Cuentan que un día los aripes (también conocidos como “aripas”), quienes eran feroces con sus enemigos, raptaron a la hija del Rey guamichi, la princesa Immigná, quien era muy bella y bondadosa; el soberano estaba inconsolable, al extremo que envió diversas embajadas a suplicar al jefe de los aripes que le devolviese a su adorada hija. 

El Rey guamichi urdió toda clase de planes para rescatar a su hija, pero ninguno le daba resultado, hasta que un día tuvo la luminosa idea de llenar un caparazón de caguama con frescas ciruelas de las que allí se daban y lo envió como regalo al captor de Immigná.   

                          

Le gustaron tanto las ciruelas del Rey de los aripes que de inmediato ordenó la devolución de la princesa secuestrada. Desde entonces, cuentan que reinó la paz entre ambas tribus y jamás volvieron a tener rivalidades.                                                                                                   CONOCIENDO LUGARES FUERA DEL ALCANCE TURISTICO

De esta historia nace la leyenda que dice que aquel que come las deliciosas ciruelas de El Mogote se queda en La Paz para siempre, o si se va, vuelve otra vez porque las ciruelas son un poderoso imán.

 

Autoras del relato original e ilustraciones: Profa. Katya Lorena Hage González y Carmen González Cordero.

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.